Español en América

mayo 21, 2011

Políticamente correcto

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 2:15 pm

Nuestro estudio y enseñanza del léxico se extiende en prioridad a las unidades plurilexemáticas como colocaciones y locuciones.
Son combinaciones casi siempre de dos formas en las que el uso repetido provoca una lexicalización y que funcionen no como dos palabras sino con un único significado.
Éste puede ser más o menos composicional en cuyo caso nos encontramos con una colocación y, en el caso de que su significado sea opaco es una locución.
Las colocaciones mucho más frecuentes y con tendencia al crecimiento en las lenguas naturales vía innovación o calco de otras lenguas, contrasta con el menor uso de las locuciones.
Éstas permanecen estables, las más recientes se consolidan mientras que las “viejas” expresiones dejan de usarse o quedan como residuos en la literatura de carácter histórico. Por supuesto que aparecen nuevas locuciones de manera especial en las lenguas de especialidad y en concreto en el lenguaje financiero o de los negocios donde la creación es incesante proveniente del inglés.
La frontera entre colocaciones y locuciones no es nada nítida y como todos los fenómenos que atañen a la lengua es imposible formular reglas para clasificar de forma inequívoca estas combinaciones.
No se puede trazar una línea divisoria entre unas y otras ni atendiendo a su transparencia u opacidad ni a su composicionalidad.
Repetimos una y otra vez que todas las combinaciones interesan para enseñarlas sobre todo a los no nativos que son incapaces de componerlas sin que antes las hayan aprendido.
Incluso los niños nativos en muchos casos no las reconocen y mucho menos las producen.
El ejemplo de hoy: “vamos con el mismo pie”; me lo dice mi hija de nueve años para indicarme que vamos caminando con el mismo pie. La corrección inmediata: es una combinación sintagmáticamente correcta pero el uso impone una restricción: “vamos al paso” o “marcando el paso”.
La gran ventaja de los corpus académicos es que nos permiten verificar las combinaciones y, si su uso aumenta, disminuye o permanece estable.
Una nueva colocación/expresión muy usual en los medios, “políticamente correcto” cuyo significado no es composicional luego su semi opacidad nos sugiere que es una locución y con un significado que el diccionario RAE pasa de largo.
Nos explica “política” y “político” pero su combinatoria excluye “políticamente correcto”. Tampoco si acudimos a “políticamente” lo define como adverbio, pero ni asomo de combinatoria lo que parece adecuado ya que las entradas de las colocaciones/locuciones deben ser las bases y nunca adverbios como acostumbra en sus diccionarios Bosque, I. académico y autor de diccionarios de colocaciones un tanto curiosos.
Por si estuviéramos instalados en el error, comprobamos también “correcto” que el DRAE nos lo define como adjetivo, sin añadir ninguna información acerca de su combinatoria.
Para “políticamente correcto”:
El CORDE no produce ningún caso.
El CREA tiene 100 casos de los cuales 80 en la prensa, lo que demuestra la potencia de los medios escritos (sin menospreciar los audiovisuales) en la creación y fijación lingüística.
¿Qué significa políticamente correcto?
La primera aparición en los medios de esta locución se produce en el diario “Abc” del 26 de abril de 1988 y en el artículo “La oposición regional defenderá ante el Tribunal Constitucional…” el periodista pone en boca del portavoz socialista Marcos Sanz Agüero la primera aparición registrada en un corpus de “políticamente correcto”.
El significado contextual de la locución en el caso anterior es composicional y a mi entender es una combinación libre en la lejanía del año 1988.
Aparece más tarde en 1994 con el significado que le atribuimos en la actualidad y que más o menos: determina un comportamiento o lenguaje que se considera adecuado y respetuoso con los grupos étnicos minoritarios o de minorías religiosas u homosexuales.
Por extensión de ese significado primogénito lo “políticamente correcto” deriva hacia comportamientos adecuados y respetuosos con todo tipo de personas o grupos.
El adverbio “políticamente” va quedando fuera de la locución para oscurecerse con diversas interpretaciones.

El empleo de los corpus de la RAE impone la necesidad de citarlos:
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español, http://www.rae.es [veinte de mayo de 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual, http://www.rae.es [veinte de mayo de 2011]

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: