Español en América

mayo 28, 2011

Léxico de las energías renovables

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 12:40 pm

El mundo de la energía es fascinante con infinidad de posibilidades que se abren para satisfacer nuestras ansias de progreso y consumo.
Pasamos desde el pedernal y la hoguera al horno de leña y carbón para terminar el recorrido con el gas natural y las placas eléctricas.
Los coches comenzaron con la gasolina como combustible para avanzar con el gasóleo hasta el coche eléctrico al parecer el vehículo del futuro.
Los automóviles con chispas poseen la virtud de que no contaminan o al menos es lo que piensan los ministros un tanto ajenos a que este combustible se produce también con petróleo, carbón o gas.
Pero si nosotros echamos el ojo a la energía y a los combustibles de todo tipo que necesitamos para subsistir en la sociedad del consumo es, por la enorme cantidad de unidades léxicas plurilexemáticas que conviven en la jerga de la “energía”.
Podemos considerar que este lenguaje es una sub lengua de la especialidad del español financiero o de los negocios.
A las energías anteriores sumamos las renovables de moda porque proceden bien del sol, de la lluvia – la hidroeléctrica -, del viento o de las mareas.
Algunos obtienen energía del subsuelo, la geotérmica, y hasta de los volcanes pero a ver quien es el guapo que le pone el cascabel al gato.
Energías renovables es una colocación usual y de moda, como energía eólica, la que procede de los molinos de viento; la energía solar que se subdivide en térmica y fotovoltaica son también “colocaciones léxicas renovables”.
A nuestro particular glosario de la energía, tenemos que añadir “gas natural” y “gas ciudad” que poco a poco van sustituyendo al butanero que nos trae la “bombona de butano” y, que, por supuesto son colocaciones usuales.
El mundo de la energía tiene sus modas: el tsunami japonés ha puesto el epitafio a esta energía y a sus “plantas nucleares” que pronto pasarán a museos del olvido o su interior se convertirá en “parques temáticos”.
Los “parque eólicos” son colocaciones renovables como la “energía hidroeléctrica” que no consumen “recursos naturales”.
“Placas solares”, “combustibles fósiles” y “reactores nucleares” también pertenecen al mismo equipo de colocaciones más o menos lexicalizadas o más o menos restringidas.
¿Es lo mismo planta nuclear o reactor nuclear? Nuestros limitados conocimientos de esta energía nos obligan a la consulta, y conseguimos averiguar que la planta nuclear es el conjunto de la instalación, mientras que el reactor es la parte central o esencial de la industria o planta nuclear.
La utilización sobre todo en los medios de estas combinaciones produce un efecto de fijación en la lengua de manera que estas unidades léxicas se convierten en colocaciones o locuciones.
No entramos en el cómo y el por qué una combinación se usa más o menos que otra, pero lo cierto es que el empleo y o la repetición producen que una sea más aceptada que otra y al final del recorrido, normalmente, una de las dos unidades se convertirá en correcta y la otra no.
Puede ser el caso de “placas solares” y “paneles solares” cuyo significado es idéntico. También puede suceder que los usuarios no se decanten por una más que otra y se sigan empleando ambas como expresiones sinónimas.
La ciencia impone una tecnología específica y los hablantes las unidades léxicas que corresponden con esas técnicas de vanguardia.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: