Español en América

junio 13, 2011

Credit default swaps: un anglicismo necesario

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 9:13 am

Si hay un léxico que se amplía a la velocidad de vértigo es el que hace referencia a las finanzas, que, además, la crisis económica que nos rodea y oprime ha puesto de moda.
La expresión inglesa con la que titulamos este post, del lenguaje de los “negocios”, se traduce al español como “seguros de cobertura contra el riesgo de impago de deuda” y es usada de forma prolífica ante la crisis económica y el aumento exponencial de bonos del tesoro que nuestro gobierno emite a cada instante.
La catástrofe de las cuentas públicas que se achaca a las hipotecas sub prime en origen y la realidad impone que es la impericia o incapacidad de los políticos de controlar una situación que se les escapa de las manos.
Es muy fácil encontrar culpables y eludir las responsabilidades que en las democracias se deberían resolver con un sustantivo que se denomina “dimisión”.
Pero este término no existe en el lenguaje político y propongo que el diccionario de la RAE elimine “dimisión” y le adjudique “en desuso”.
Volvamos a los CDS que los definimos como unos “seguros contra el riesgo de impago de la deuda pública de cualquier país”.
Cada deuda soberana en un momento dado tiene un riesgo que es función de la mayor o menor posibilidad de entrar en quiebra. Es decir que a mayor riesgo de impago el seguro será más caro o elevado.
Los seguros se contratan por fracciones de 10 millones de euros en deuda pública a cinco años y que para el caso de la española en el momento actual es de 275 puntos; en resumidas cuentas que para asegurar una inversión de diez millones de euros en la deuda de Zapatero (que como no la pague él, no creo que los demás mortales estemos en condiciones de aflojar) se necesita una prima de 275.000 euros a la compañía aseguradora y todo ello para ese periodo de cinco años.
Al pagar la prima del seguro nos aseguramos (valga la redundancia) que al final de los cinco años cobraremos nuestros diez millones de euros.
Ni que decir tiene que cuanto más elevada sea la posibilidad de que un país entre en quiebra más dinero necesitaremos para asegurar nuestra inversión.
En el caso de la “deuda Zapatero” el coste es altísimo y con tendencia a subir.
Definido el concepto de CDS, desde el punto de vista léxico nuestra recomendación es seguir empleando la locución inglesa y, en concreto sus siglas CDS ya que cada vez que tenemos que mencionar los “seguros de riesgo de impago de la deuda” consumiremos muchísima tinta digital por lo que nuestra recomendación es emplear el anglicismo.
La Academia mantiene la boca cerrada ante estas locuciones y prefiere hacer mutis que comprometerse. La teoría es que cuando se pronuncie sobre la conveniencia de adjudicar una traducción castiza a los CDS, estos ya no existirán.
Aunque dado el cariño que nuestros políticos tienen por la deuda y al no ser los propietarios de la nación es posible que dentro de veinte años los CDS siguen estando más vigentes que nunca.
En un diario digital de información económica un lector al comentar temas de deuda soberana, que por cierto ya no serán noticia dentro de poco, apuntaba la buena dirección de Islandia donde se juzga al presidente saliente, artífice y responsable de la quiebra del país. Este sagaz lector pedía que la misma regla se aplique a los gobernantes que nos llevan a la quiebra por estas latitudes del sur de Europa, propuesta que apoyamos con nuestro léxico, nuestra gramática y nuestras fuerzas.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: