Español en América

junio 14, 2011

De la crisis del pepino al apagón nuclear

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:34 am

Alemania y, en concreto la señora Merkel marcan los tiempos de Europa. Queda lejos y reciente a la vez la crisis del pepino que el uso y el abuso de la información referente a estas hortalizas, ha conseguido que la combinación ternaria se haya lexicalizado y pasado a formar parte de nuestra lengua como una unidad léxica. Un significado único que se recordará cada vez que comamos un pepino y nuestras ramificaciones léxicas cerebrales ayudarán a mantener esas referencias que sirven por un lado para ampliar nuestros conocimientos de la lengua y por otro para recordar conceptos.
Alegamos en multitud de ocasiones la conveniencia de activar estas redes de nuestro lexicón como medio para aprender colocaciones y locuciones en las clases de lengua y como ayuda, a través de esas redes, para la reflexión que es un soporte central en el aprendizaje.
Doble interés del léxico, por sí mismo y porque la metodología de su ampliación mejora la reflexión e incorporación de nuevos conceptos cuya referencia son las nuevas unidades léxicas que añadimos a nuestro cerebro.
Si seguimos la “pista léxica” que, repetimos es la base y el sostén del conocimiento, encontramos en esa innovación de nuevas unidades, colocaciones y expresiones, otra reciente, el “apagón nuclear” puesta también de moda por la mandamás del viejo continente, la ínclita señora que impone sus designios y, su dinero, no en vano el dicho catalán de “el que paga manda” es más cierto que nunca y, más aún en la situación de crisis permanente que nos toca padecer.
Si la señora de Europa consigue el “apagón nuclear” en Alemania, parece que el resto de sus súbditos entre los que nos incluimos e Italia se anima al club, en un referéndum celebrado el doce de junio pasado, los transalpinos se suman a la iniciativa de cerrar sus centrales nucleares como parece va a ser la pauta continental.
Si nuestro objetivo es el léxico, la “pista léxica” como método de enseñanza, el “apagón nuclear” es una nueva colocación cuyo significado incorpora esa nueva idea de prescindir de la energía atómica y que deriva en el cierre de las plantas que la producen. “Apagón nuclear” se consolida como unidad léxica y como concepto por su difusión en los medios audiovisuales y en diarios digitales en español.
Sin embargo leemos en el Wall Street Journal del trece de junio un titular que intenta producir el significado anterior: “Los italianos abandonan la energía nuclear”
No podemos poner peros a la corrección lingüística del anterior enunciado, sin embargo el uso del “apagón nuclear” nos obliga a su empleo por ser percibida por los locutores como más utilizada y, sobre todo, más expresiva.
“Los italianos se suman al apagón nuclear” sería nuestra propuesta de titular que, no por ser de la cosecha del “Español en América”, pensamos es más expresiva y, el periodismo escrito persigue, a parte de una información veraz, el llegar a impresionar a los lectores por medio de titulares – y contenidos – concisos, originales e innovadores.
El Wall Street Journal con su calidad innegable y su esfuerzo por ofrecer contenidos financieros en español, lo criticamos por no ser un producto de periodistas que escriben en español, sino de traductores que a partir de textos ingleses se esfuerzan en conseguir una calidad que por no ser nativos les cuesta alcanzar.
Desde los tiempos de nuestro trabajo de investigación sobre los diarios digitales en español de los Estados Unidos que llevaron a obtener un sobresaliente en la “Suficiencia Investigadora”, el Wall Street Journal mejora en la traducción de sus contenidos, razón por la que le felicitamos.
Llevamos meses, poco a poco, construyendo un Corpus del español de los Negocios que denominamos “CEF” o Corpus del Español Financiero cuyo objetivo es superar el millón de palabras destinado a la enseñanza.
Partimos de los diarios digitales de información financiera: “El Economista”, “Expansión”, “Cinco Días”, “El Confidencial-Cotizalia” al que añadimos de pascuas a ramos algunos textos de “El Mundo” y más rara vez de “El País”.
En paralelo iniciamos otro corpus por sus características propias de textos extraídos de “El Wall Street Journal” en su edición en español y, que al principio difería en su redacción y empleo colocacional de los anteriores diarios españoles. La mejora apreciable en su léxico nos ha “obligado” a su incorporación al “CEF” y, continuamos con el origina “Corpus del Wall Street Journal” para compararlo con el corpus principal o “CEF”.
Impartimos con la ayuda de colaboradores (que nos echan una mano en la explicación de esa difícil y complicada misión de resolver una “crisis económica”), un “Curso para profesores de español de los negocios” que difiere en gran medida de otros Cursos “tradicionales”. Las diferencias fundamentales de este “Curso” son: la primera que damos una importancia prioritaria al léxico y en especial a colocaciones y locuciones financieras; la segunda es que utilizamos el corpus “CEF” como base de ampliación léxica, análisis textual y análisis de conceptos económico-financieros; la tercera es la redacción de escritos a partir de textos específicos del corpus “CEF”, pretendiéndose la asimilación de conceptos y el léxico del lenguaje al que nos referimos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: