Español en América

julio 24, 2011

La vía léxica, la comprensión lectora y la comunicación escrita

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:40 pm

Nuestros lectores conocen la trascendencia de las combinaciones lexicalizadas como elementos que aportan cohesión y riqueza al discurso.
Por desgracia en nuestras enseñanzas obligatorias no figuran en una parte central del currículo.
Tampoco el léxico se considera algo necesario que permite la comprensión lectora. La inexistencia de una Metodología específica dedicada al aprendizaje de unidades léxicas explica en gran parte el abandono de la lectura, la incomprensión de textos, manuales y evaluaciones y, al final el fracaso escolar.
En estas humildes páginas dedicamos una gran parte de nuestros esfuerzos al léxico.
Algunos detractores que son firmes defensores en poner por delante la Gramática al Léxico les damos un palo simbólico al expresar que la susodicha norma no existe sino en el intento de justificar su necesidad para el conocimiento de la lengua.
El automatismo en la producción de sintagmas sin necesidad de ningún conocimiento gramatical está probado desde los albores de la humanidad en los que los locutores se comunicaban sin que antes hubieran leído (ni sabían ni existían ni piedras ni papiros escritos) esa pretensión pseudocientífica que denominamos Gramática.
Si la comunicación y la comprensión son posibles sin el conocimiento explícito de reglas gramaticales, no lo son sin el conocimiento léxico.
Por esta obvia razón ponemos por delante la necesidad de una metodología que desarrolle en los hablantes la incorporación de nuevas unidades léxicas.
Los currículos de lengua española dejan al albur de los botellones, los bares de tapas y los festivales de verano, los lugares comunes donde los estudiantes aprenden el léxico.
Si exageramos es por la necesidad de implementar medidas urgentes para que unidades léxicas mono y plurilexemáticas pasen al lexicón.
Manifestamos que la comunicación actual entre jóvenes estudiantes y entre éstos y sus padres, se realiza de forma satisfactoria.
Veamos lo que ocurre. Existe una nebulosa de léxico tecnológico que nos invade que procede de tres vías:
Internet, los medios audiovisuales y la proliferación de artilugios como teléfonos móviles, ipod, ipad e infinidad de aparatos de juegos.
¿Qué parte de ese “léxico tecnológico” forma parte de nuestra vida? Por desgracia las investigaciones y tests de vocabulario usual no son moneda común en nuestros días. No existen en nuestro conocimiento estudios que pongan de manifiesto los porcentajes que este nuevo léxico forma parte de nuestra comunicación.
¿Cómo afecta este nuevo vocabulario a nuestra comunicación?
Hay que distinguir entre la comunicación oral/coloquial que requiere una menor cantidad de léxico y la comunicación escrita más formal y que forma parte de lo que los alumnos/estudiantes necesitan primero para comprender manuales y evaluaciones y, después el escribir redacciones y exámenes que necesitan de una mayor cantidad de vocabulario.
La comunicación oral se realiza con soltura ya que no precisa más allá de un millar de lemas (a parte de esa increíble terminología técnica). Padres e hijos y éstos entre ellos y compañeros realizan actos de comunicación sin que existan problemas.
La dificultad surge en el escrito, cuando los hablantes, en general adultos y jóvenes se enfrentan a textos cuyo léxico “tradicional” y, que supera esos clásicos mil lemas no alcanzan a comprender. Cuando llega el momento de escribir la dificultad es aún mayor y los alumnos son incapaces de formular textos coherentes.
La falta de comprensión lectora y añadiríamos incapacidad escritora que puede ser casi tan grave como la primera, consiguen que los estudiantes se vean incapaces de comprender las evaluaciones y, por supuesto de redactar lo que éstas requieren.
La consecuencia deriva de todo ello es que los alumnos de enseñanzas obligatorias echen la toalla. Las evaluaciones se saldan con calificaciones insuficientes que llevan a replantearse la continuación de los estudios y el abandono escolar.
¿La situación se puede cambiar?
Más allá de la reflexión de los sociólogos que predican causas como la inmigración, las carencias económicas, la falta de estudios de los padres/tutores y otras que, a nuestro entender poco tienen que ver con el fracaso escolar, sostenemos que nuestra Metodología léxica es la única medida para remediar la insuficiencia en la comunicación escrita.
La Metodología incluye una vía que incide en la lectura para acompañar el incremento léxico.
Cuando hablamos de “lectura” no nos referimos al concepto extendido de lectura como ocio sino orientada hacia la comprensión y hacia la redacción de escritos.

Anuncios

1 comentario »

  1. Gracias y les solicito mayor información pues estoy muy interesada en conocer y aplicar la o las metodologías adecuadas.FELICIDADES

    Comentario por Dora María Sandoval Moreno — junio 23, 2015 @ 4:42 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: