Español en América

julio 29, 2011

Default y frecuencia asociada

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:55 pm

En días pasados traíamos a estas páginas esa palabra tan manida por efectos de la crisis, “default” que por su polisemia nos apetece que conserve su origen británico que algunos prefieren calificar con pompa como anglicismo.
Nos tomamos la molestia de extraer de uno de nuestros corpus construidos en la lengua de Shakespeare las formas más frecuentes.
El corpus de muestra es muy breve, sólo 50.000 palabras, por supuesto, del inglés financiero y sacadas del Financial Times, del Wall Street Journal, del Washington Post, del Los Ángeles Times y, del Herald de Miami.
Los textos de los “negocios” cuentan con un elevado número de cifras, signos diversos como el del dólar, la libra y el euro, porcentajes, que hemos eliminado hasta reducirlo a 40.000 aproximadamente.
Al texto “limpio” le hemos aplicado un software gratuito facilitado por la Universidad de Montréal que produce excelentes resultados.
Nuestro objetivo es didáctico y, en especial extraer conclusiones para la aplicación a la enseñanza de segundas lenguas.
En el caso concreto que nos ocupa y, después de la disquisición sobre el famoso “default” pretendemos del corpus el obtener los distintos significados en contexto de la palabra de marras para reafirmarnos en nuestra idea apriorística de su amplia polisemia.
Aprovechamos que este Corpus pasa por Valladolid para explicar nuestro concepto de “frecuencia asociada” que expusimos en estas páginas hace un par de meses.
La idea se nos pasó – o paseó – por la cabeza al intentar en vano de construir un diccionario de aprendizaje para la preparación del certificado DELE nivel inicial (A1 y A2).
Iniciamos el trabajo a partir de un corpus de exámenes de esos niveles del Instituto Cervantes facilitado amablemente por el Molino de Ideas.
Del texto se extrajeron nada menos que 2.700 lemas lo que induce que los redactores de los exámenes no estaban en su sano juicio.
Como lo que el propio Cervantes preconiza para esos dos niveles iniciales en bloque son unos 1.200 lemas, nos vimos en la necesidad de estrujarnos el cerebro para pasar de los 2.700 lemas del corpus a los 1.200 máximo de que debería contar un diccionario de preparación para esos DELE A1 y A2.
Tarea vana la de enmendar al organismo que dirige el ele por esos mundos.
La necesidad nos obligó a crear el concepto de “frecuencia asociada” que consiste en agrupar bajo el mismo paraguas las palabras morfológicamente derivadas de un “lema central”.
Como nuestra pretensión – obsesión – es el maldito “default” vamos a centrarnos en él:
Ni que decir tiene que es una forma inglesa cuyo lema es “default” que agrupa a su singular y su flexión “defaults”.
Nuestro corpus británico recoge 84 concordancias para “default” y 2 para “defaults” que producirían para nuestro “lema central”, “default” un total de 86 concordancias. Hasta aquí todo normal.
En paralelo a “default” del corpus estudiado, surgen “defaulted” con dos concordancias y “defaulting” con tres.
A las derivaciones morfológicas de “default” les denominamos “lema asociado 1” a “defaulted” con dos casos y “lema asociado 2” a “defaulting” con tres concordancias.
La entrada de nuestro diccionario sería, por supuesto, “default”:
Lema: “default”, 86 concordancias
Lema asociado 1, “defaulted”, 2 concordancias
Lema asociado 2, “defaulting”, 3 concordancias
Frecuencia asociada total: 91 concordancias

El objetivo del diccionario y del concepto de “frecuencia asociada” no es otro que el reducir los lemas de un diccionario. No se trata de presumir que nuestro trasto tiene x millones de palabras, sino de todo lo contrario.
Es un diccionario reducido para una finalidad concreta, la enseñanza de un nivel inicial y, además la relación a partir de un lema conocido, el aprender las derivaciones morfológicas de esa entrada agrupándolas en ella.
Si partimos de “default” el añadir a esta forma sus derivadas “defaulting” y “defaulted” es muy fácil.
Explicada la “frecuencia asociada” que puede ser válida como concepto estadístico-léxico y como paso a la enseñanza de determinadas palabras a partir de otras conocidas o no, vayamos a nuestro corpus de textos del inglés financiero del que hemos extraído los anteriores “default” y siguientes.
En la presentación del software utilizado aparecen las palabras que solicitamos alineadas centralmente.
Lamento no poder transcribir las 86 concordancias de “default” para que los lectores verifiquen la amplia polisemia del término inglés que impide el traducirlo siempre como “impago” o “suspensión de pagos”.
Como indicaba, en el 80% de las veces el significado del vocablo es un “impago” puntual.
En otro supuestos “default” supone una quiebra, una suspensión de pagos con una reestructuración de la deuda que en cristiano se entiende como “quita”, en definitiva una panoplia de significados.
La conclusión, que lo más expresivo es conservar el término inglés “default” sobre todo si nos circunscribimos al mundo financiero.
Hablar de “suspensión de pagos” o de “cesación de pagos” es improcedente, por lo menos es nuestra humilde opinión después del análisis del corpus.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: