Español en América

agosto 11, 2011

Quantitative easing 3 o el mundo se nos viene encima

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 7:02 pm

En nuestro post del nueve de junio pasado dedicado a este mismo tema, definíamos esta locución americana, americanismo, para romper la tradición del consabido y manido “anglicismo”, como “una inyección de liquidez en un sistema financiero mediante la compra de bonos con la finalidad de que los tipos de interés a corto plazo y, a continuación los de largo plazo, se reduzcan.”
Se nos olvidó decir en aquella ocasión que el promotor – ideólogo – del concepto es el señor Ben Bernanke a la sazón presidente de la Reserva Federal.
Si traemos a colación el americanismo, no en vano este blog es por esencia americano, es porque de nuevo el concepto se pone de moda.
Vaya por delante que la finalidad del QE, que así se abrevia, o mejor son sus siglas, es reducir las tipos de interés en un momento económico delicado en el que parece que el mundo se nos viene encima por tanta deuda, demasiada, tanto mal gasto público y las consecuencias son que unos economistas se dedican a pensar en cómo salir del atolladero.
Si leemos los periódicos y, no tenemos más remedio en este agosto calurosísimo en el sur, ya que no disponemos de abanico y la prensa sirve al efecto, comprobamos varios hechos.
El primero que no podíamos ni imaginar es que el moreno que rige los destinos de ese gran país que es Estados Unidos, bate todos los récord de deuda pública. Ni más ni menos de cada cien dólares que gasta sólo ingresa cuarenta de manera que como casi todos los que nos gobiernan, le echa cara en cantidad.
La deuda está de moda y los economistas y sobre todo las “agencias de rating” advierten de que la senda elegida por los políticos de echar la casa por la ventana, se acaba.
Las “agencias de calificación de riesgos”, como le gusta llamar a la Fundéu a la “policía financiera” o “los auditores de los estados y empresas”, acaban de poner el dedo en la llaga del Tesoro americano y rebajando la famosa triple A a un escalón inferior. El resultado se ha convertido en un drama mundial por diversas razones. Una de ellas que nos enteramos de la magnitud de la deuda USA, y que los chinitos financian casi toda la fiesta americana del norte del Río Grande.
Obama se convierte en el malo y el derrochador y hace bueno al remendón de nuestros lares que sólo gasta el doble de lo que ingresa.
Si volvemos al QE, nuestro amigo Bernanke puso en marcha dos “facilidades”, la QE1 y la QE2 que acabadas resultaron un fracaso. La economía de los gringos no arranca y parece que retrocede a los niveles de la crisis original.
Como dicen los economistas parecía que iba a por la QE3 y como en el mundo del toro, la división de opiniones entre los expertos hacía que el jefe de la FED sacara un conejo de la chistera.
Hay que reconocer que mientras los políticos sólo saben derrochar, ahí está el Bernanke que por lo menos piensa (no confundir con el pienso).
Hace unas declaraciones el lunes asegurando que los tipos de interés se van a mantener bajos hasta 2013, entre el 0% y el 0,5%.
Los QE 1 y 2 representaron una inyección financiera en el sistema USA mediante la compra de bonos con una contrapartida peligrosa, nada menos que un gasto enorme en papel y tinta para imprimir el dinero necesario.
La finalidad última de los QE 1 y 2 fue la de conseguir unos tipos de interés estables y reducidos en el corto plazo para que bajaran los del largo plazo, más elevados.
Pues ahora, la declaración de intenciones ha sido más efectiva que los QE y, encima se ahorra el papel y la tinta.
Los bonos del tesoro USA emitidos hace un par de días a diez años han sido los más baratos de los últimos doce años. El tipo de interés cercano al 2%, dinero baratito para que el Tíó Sam siga gastando el dinero que no tiene.
El refrán castellano dice que no hay bien que por mal no venga y así será.

En este post empleamos las siguientes colocaciones:
Poner de moda y estar de moda (tanto la una como la otra son correctas y los verbos poner y estar son verbos soporte o de apoyo, semánticamente vacíos)
Una locución “echar la casa por la ventana” o malgastar o gastar demasiado, expresión verbal.
Por supuesto, que “tipos de interés”, o “tasas de interés” y “declaración de intenciones”, también son colocaciones léxicas usuales, bastante o muy transparentes.
Ni que decir tiene que “agencias de rating” es otra colocación que preferimos por su brevedad a la “agencias de calificación de deuda”.
El vocablo “deuda” nos produce más pánico que un político con una visa oro y, elegimos nuestra “agencia de rating”, según alguno, anglicismo innecesario. Para nosotros “anglicismo imprescindible”.
Terminamos con nuestro titular “el mundo se nos viene encima” locución que equivale a lo o la “que nos espera”, parecida también a “con la que está cayendo”.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: