Español en América

agosto 18, 2011

Sudar la gota gorda, sudar sangre y sudar la camiseta

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:02 pm

El verano es para descansar, divertirse, beber tinto de verano y cerveza muy fría, irse de vacaciones pero también época de sudores.
No vamos a entrar en si el cambio climático nos alcanza en la línea de flotación, pero lo que sí es cierto es que este verano sudamos la gota gorda.
Si sudar la gota gorda es una locución verbal coloquial con un significado de realizar un esfuerzo o sufrir para conseguir un objetivo, también son expresiones verbales coloquiales “sudar sangre”, “sudar tinta” y “sudar la camiseta” con los siguientes significados.
El diccionario oficial para “sudar sangre” y “sudar tinta” les atribuye una semántica parecida. A la “sangre “ le concede un “mayor esfuerzo” que a la “tinta”, como debe ser.
“Sudar la camiseta” se refiere a un gran esfuerzo o mérito cuando se realiza un deporte.
Volvemos a la trascendencia de las combinaciones restringidas como locuciones y colocaciones.
Las últimas y recientes expresiones proceden del mundo financiero o de los negocios en los que los efectos de la crisis llegan hasta el léxico.
Como mencionábamos en un post sobre el QE, “quantitative easing”, veíamos la innovación de Bernanke al que atribuíamos la creación de esa combinación.
La crisis arrasa y la “deuda corporativa” sufre las consecuencias de la falta de liquidez mundial; lo mismo les ocurre a los bonos “high yield”.
Tanto la una como la otra son locuciones o combinaciones opacas. Los bonos “high yield” son bonos privados de alto riesgo.
La “deuda corporativa” es la deuda que emiten las grandes empresas y que se diferencia de la deuda pública, esos papelitos del Tesoro que emiten las naciones cuando se ven con el agua al cuello y no alcanzan a pagar la “fiesta” de la señora Merkel.
La “deuda corporativa” la emite, por ejemplo, Telefónica o Repsol y, en estos momentos de turbulencias financieras, los emisores lo pasan mal por la carestía del dinero y por su escasez.
Se puede decir que estas empresas de postín “sudan la gota gorda” para colocar sus emisiones de “deuda corporativa”.
Por supuesto, que la emisión de deuda no es un tema sencillo, ya que requiere la intervención de una “agencia de rating” que suele dar su opinión, eso sí, cobrando una buena tacada de pasta. Las agencias de rating no parece que suden mucho la camiseta y, sólo con extender una “calificación” sacan a los “calificados” unos buenos millones.
Si seguimos el hilo de la crisis, el dieciséis de agosto pasado, el Wall Street Journal publicaba un jugoso artículo “En momentos de crisis, la locura ayuda a los grandes líderes” de Nassir Ghaemi, profesor de psiquiatría de la Universidad de Tufts en Estados Unidos.
Sostiene la tesis peregrina de que los gobernantes geniales, léase Zapatero u Obama entre depresión y depresión tienen ocurrencias extraordinarias cuyo resultado se traduce en avances o ideas preclaras.
Señala como ejemplos a Abraham Lincoln y a Winston Churchill a los que había que vigilar por sus tendencias suicidas.
Siempre hemos mantenido que cada político debe llevar un psiquiatra de compañía en vez de un guardaespaldas.
De la misma manera que nuestros legisladores exigen a los demás que posean licenciaturas y másteres para vender en un mercadillo de pueblo, deberían preocuparse por poseer una formación, al menos un título de psicólogo o si queremos avanzar algo más, ese famoso doctorado en psiquiatría necesario para evitar esas ideas suicidas que suelen venir al cerebro de nuestros geniales gobernantes.
Para remachar el tema de la locura en los políticos en el famoso artículo del profesor Ghaemi escribe “el barco solamente necesita mantener su curso”, a él o a su traductor le vamos a echar la bronca:
Insistimos en la necesidad del conocimiento de las colocaciones léxicas y de diccionarios específicos: la restricción convierte a “mantener su curso” como incorrecta combinación de la lengua, frente a la usual “mantener el rumbo”.
Los barcos no mantienen el curso sino el rumbo.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: