Español en América

agosto 19, 2011

Estar a dos velas: lengua y cultura del español

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:51 pm

Empleamos esta locución para realizar una comparación con la situación del español en la red que, refleja la posición de nuestra cultura en relación con las otras lenguas y culturas de referencia en esta sociedad global.
La academia, en su diccionario oficial define esta locución como “verbal coloquial” que quiere decir que alguien está sin dinero, sin un duro o como se dice en Venezuela, sin una locha.
Por desgracia, así se encuentra nuestra cultura y, esa flamante lengua nuestra que alardea de cientos de millones de hablantes, de una explosión sin límites y un sinfín de retahílas que como dice otra expresión “las hojas de los árboles nos impiden ver el bosque”.
Ese bosque que no nos permite ver la escasa calidad de nuestra cultura.
En Internet el español representa el cuatro por ciento del total de páginas y publicaciones, una cuarta parte de lo que nos correspondería por población.
Quiere decir que nuestro “peso” cultural y científico es sólo un 25% de lo que debería ser, demostrando que algo no funciona.
La sociedad de referencia en este mundo global es la que representan los Estados Unidos y donde los hispanos por demografía alcanzan 47 millones frente a un total de 305 aproximadamente, es decir un 16% del total pero con unos datos en educación muy por debajo del resto de la sociedad.
El español es la imagen de los latinos y sufre las consecuencias de nuestras carencias educativas y culturales.
El Nuevo Herald de Miami en su edición del dieciocho de agosto en línea publicaba el dato de la prueba de ATP de acceso a la universidad de los 200.000 hispanos que se presentaron a ella en todos los USA.
El resultado, equivalente a nuestra selectividad, es desolador; sólo un 11% de los presentados consiguieron superar la prueba y alcanzar los estudios universitarios.
La percepción exterior que otras culturas tienen de la nuestra se refleja en índices como el señalado antes, en las publicaciones o páginas web en español o las patentes registrados de inventos.
Los autores del libro de Ariel, “Economía del español”, José L. García Delgado, José A. Alonso y Juan C. Jiménez en su página 63, escriben:
“… se está interesado en aprender un idioma, no sólo por la capacidad de comunicación que nos proporciona, sino también porque lo asociamos a una cultura viva y creativa. La riqueza de una cultura otorga interés y valor a la lengua en la que se expresa. Esto es lo que explica, por ejemplo, el interés por el aprendizaje del alemán en el pasado: más allá de la extensión de su uso, era la vía para la entrada en una cultura poderosa y creativa”.
Añaden: “… el desarrollo del potencial productivo de una determinada economía, de su aptitud innovadora y de su capacidad de proyección internacional, además de promover la riqueza del país, contribuye a otorgar valor y atractivo a sus expresiones creativas y, por tanto, también a su lengua. Aunque no sea una mera consecuencia del número, es claro que el interés por una cultura y por su lengua aparece también vinculado a su peso efectivo en el panorama internacional”.
Los autores hablan de la “imagen país” y de la pertenencia a un grupo o club lingüístico se “asocia con un colectivo caracterizado por su dinamismo económico, su capacidad innovadora, su potencial científico o su creatividad cultural”.
La era de Internet pone a cada uno en su sitio y muestra las debilidades o flaquezas y la fortaleza de los unos frente a los otros.
Se dice que las comparaciones son odiosas pero, a nuestro entender, nos permiten ver nuestra situación o como se dice empleando un lenguaje americano para descubrir donde “estamos parados”.
En el momento actual de crisis económica profunda, de falta de innovación científica y tecnológica, de un sistema educativo con enormes deficiencias, la percepción o “imagen país” que ofrece lo “hispano” es muy negativa.
Si acompañamos a esa imagen la de nuestros políticos enzarzados en discusiones estériles, alejados de los intereses de los ciudadanos y de esa realidad del mundo “hispano” al que pertenecemos y nos integramos, completamos un panorama desolador.
O si se quiere de una falta de liderazgo y, de ignorancia sobre esa necesidad urgente de establecer una Política Cultural y Lingüística consensuada y potente que ponga en valor la lengua y la cultura de todos, mejorando la educación, la innovación y la ciencia.
La lengua y la cultura se merecen que los Gobiernos dediquen un poco de su tiempo para remediar la situación antes de que sea tarde y sea más grave.
El botón de muestra, ese 89% de estudiantes hispanos que no podrán acceder a las universidades americanas y que requieren de un esfuerzo por parte de todos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: