Español en América

agosto 26, 2011

Tal cual

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 3:52 pm

Colocaciones, locuciones y, en general la fraseología proporcionan riqueza y calidad al discurso de los hablantes y, lo que es más importante cohesionan la lengua dotándola de su razón de ser que no es otra que conseguir una correcta y sobre todo expresiva comunicación.
El sistema educativo español no contribuye precisamente a la consecución de esa deseada calidad lingüística, porque, al parecer, nuestros legisladores se olvidan de que es la lengua vehicular de la enseñanza y que de su conocimiento perfecto redundan enormes ventajas en las demás materias como las matemáticas o la física.
La consecuencia de un desconocimiento o de la falta de dominio de la lengua española provoca que los alumnos no comprendan las evaluaciones de otras asignaturas, los enunciados o no consigan expresarse con corrección en los escritos.
Es preciso una modificación de los currículos para otorgar a la lengua de una mayor amplitud de horarios y contenidos sobre todo léxicos, los más necesarios para la comunicación.
La falta de comprensión lectora es la causa central del fracaso escolar aunque algunos sociólogos prefieran atribuir a causas como la inmigración, los escasos medios de los padres o su falta de cultura.
Nuestra opinión, siempre modesta es que una ampliación de los currículos dedicados a la lengua vehicular y de forma simultánea, la implantación de una metodología de ampliación léxica de unidades mono o plurilexemáticas y apoyada en la lectura, es capaz de reducir el fracaso escolar y mejorar la comprensión lectora.
No se necesitan inversiones, sino una decidida voluntad de sostener y apoyar a la lengua española en el sentido de aumento de horarios y profundizar en la lectura cuyo objetivo no es el ocio sino la ampliación coordinada y científica del léxico.
Los lectores del Español en América conocen que la finalidad es el léxico y como tal vamos a dedicarle este post a algunas expresiones que a nuestros lectores no nativos, les cuesta entender.
Nuestro titular es “tal cual” que es una expresión adverbial que significa “así”. El DRAE produce una segunda acepción que prefiero copiar textualmente al estar de acuerdo “para dar a entender que por defectuoso que algo sea, se estima por alguna bondad que se considera en ello”, el ejemplo sigue a la explicación: “Esta casa es estrecha y oscura, pero tal cual es, la prefiero a…”
La expresión “tal y como”, locución adverbial muy empleada, no la documenta el DRAE y, su significado es sinónimo de “tal cual”.
Su utilización la verificamos en el CREA: nada menos que 846 casos y, en el CORDE supera el record Guiness de concordancias: 1.252.634. Pensamos que en la próxima edición del diccionario, en el 2.525 (year twenty five twenty five…) la corregirán.
Comprobamos “tal cual” en el CORDE: 1.614 casos y CREA: 763. Vemos que en los corpus, el empleo de “tal y como” es mayor que el “tal cual”.
“Tal” funciona como adjetivo cuando acompaña a un sustantivo y como adverbio cuando se sitúa al lado de un verbo. Es la manera fácil de acertar para los no nativos.
Las locuciones conjuntivas, también muy empleadas “con tal de “ y “con tal que”, sinónimas, equivales a “con la condición de”.
“Tal para cual” es una expresión que compara a dos personas de la misma condición moral, en general es locución despectiva y aunque el DRAE no la califica, nosotros nos atrevemos a atribuirle el carácter de sustantiva:
“Estos dos fulanos son tal para cual”.
“Tal por cual” es locución sustantiva y equivale a “de poco más o menos”.
“Una cual” o la más empleada locución sustantiva, “una cualquiera” es sinónimo de “puta”. También “y tal” se utiliza al finalizar las frases, cuando carecemos de precisión: “vendían frutas, verduras y tal”.
Veamos “cual” que funciona como pronombre y cuando se encuentra pegado a un verbo como adverbio, significando casi siempre: “así como”.
Cuando “cual” funciona como pronombre, admite el plural, siendo ésta otra forma de distinguirlo del “cual” adverbio.
“A cual más” es una locución adverbial que pondera una virtud o defecto en un grupo de personas y, que se desconoce cuál supera a los demás.
“Como” con alguna excepción en desuso como sustantivo es un adverbio, casi siempre, y en la expresión “como quieras” muy empleada, así trabaja como adverbio.
Muchas veces este adverbio funciona como comparativo y otras como valor aproximado.
En otras ocasiones significa “según” o también “así que”.
Al final, repasamos la americanísima expresión ¿Sí, cómo no? que el DRAE lo reduce a la interrogación ¿cómo no?
Esta locución en apariencia un contrasentido – nos referimos a la primera – ya que el “sí” afirmativo contrasta con el “no” del “como no”. Es con claridad una locución opaca ya que su sentido es afirmativo en contraste con la negación.
“¿Me puedes hacer un favor?”, la respuesta educada de un amigo:
Sí, cómo no.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [veintiséis de agosto 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [veintiséis de agosto 2011]

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: