Español en América

agosto 30, 2011

Del fondo de rescate a la crisis de la deuda

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 12:47 pm

Lo mejor de este verano ha sido que nuestros innombrables políticos han suspendido sus vacaciones para dedicarse en exclusiva a resolver los problemas de rescates, crisis de deuda y agencias de calificación.
Es, desde luego, el verano de los fondos de rescate que pasará a la historia de la lingüística como una colocación léxica del 2011 y, si la primavera pasada fue la de la crisis del pepino, ésta de la deuda será desde el prisma económico de una amplitud estelar.
Pasamos del tinto y de la clara veraniegos a esta deuda inmensa y estremecedora que merece los fondos de rescate.
Dice el pragmatema popular que “no hay bien que por mal no venga” al que los pesimistas (los de la botella semi vacía) replican que “no hay mal que por bien no venga”.
Tengan razón los unos o los otros, lo real es que aprendemos un léxico antes inexistente y que nos traía sin cuidado porque todo era gastar, malgastar y a usar la visa oro pública y el coche oficial que son dos días como así lo demuestran los fondos de rescate.
Fíjense que los susodichos fondos de rescate se dotan de cientos de miles de millones de euros y si lo pensamos bien, qué habrán hecho estos señores de la política con las tarjetas de crédito para alcanzar esas cifras alucinantes.
Coche oficial tiene todo el común de los mortales y el que no lo tiene es porque conduce uno y gracias a ello, vive también del cuento de los otros.
Eso sí, el que lo lleva no gasta de tarjeta visa oro y cobra esos mil euros que quién los pillara si te encuentras entre el grupo de los cinco millones de parados.
España tiene casi nueve millones de pensionistas, cinco en el paro, tres millones y medio en la “función pública”. Trabajan sólo unos diecinueve millones de los que descontamos los funcionarios que lejos de producir gastan, por lo que este país de las autonomías, las falsas libertades y las tarjetas, tiene sólo un poco más de quince millones de currantes que alimentan a los otros diecisiete y pico que tienen una mano encima de la otra.
Las cuentas no le salen a Zapatero, pero tampoco le van a salir a Rajoy ni mucho menos a Rubalcaba si tiene la desgracia de ganar.
Y ya no se trata de quitar tarjetas, móviles y coches oficiales sino de mandar a su casa a un par de millones de funcionarios que sobran para que nos quedemos más o menos con el doble de los que tiene Japón, pero nosotros somos 47 millones de almas peregrinas y los nipones nada más y nada menos que 120 millones.
El Economista del día de la fecha nos recuerda que “España afronta vencimientos de casi 50.000 millones de deuda de aquí al final del año”.
Antes la cifra nos hubiera puesto a temblar, ahora no tanto, como sabemos que las facturas las paga la Merkel, la solución es muy fácil, se las mandamos a Berlín mientras que aquí seguimos con la fiesta y con la siesta. Siempre hay un pagano que piensa por nosotros y, hasta que inventa, innova e investiga, pero nosotros nos lo pasamos muy bien entre tinto y tinto de verano. El invierno no estará para muchos trotes.
Ya que lo nuestro es el léxico y no la política, veamos lo que dicen nuestros corpus de “fondo de rescate” y “crisis de deuda”.
En el CREA aparece “fondo de rescate” en 1996 fecha lejana en la que Venezuela se encontraba inmersa en los mismos problemas que nos aquejan. Es El Universal” el primer testimonio de “fondo de rescate” y, de los dos casos que se registran ambos pertenecen a ese excelente diario del país petrolero.
Por supuesto que en el CORDE no existe el diabólico invento del “fondo de rescate”, creación de la señora Merkel, graciosamente para que podamos continuar con nuestra particular verbena.
Para “crisis de deuda”, en el CREA vemos cuatro casos, el primero en el temprano año de 1987 en el que se hace mención de la crisis de los países latinoamericanos.
Por supuesto que el corpus CORDE no se hace eco de la “crisis de la deuda”.
Invito a los lectores que se recreen en la lectura de El Quijote e introduzcan un nuevo capítulo en el que Sancho Panzo sentado en la bodeguita de la Moncloa discute con Zapatero las bondades de la emisión de bonos del Tesoro y esa maravilla de papelitos que los compran en Alemania y nunca se pagan…
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [treinta de agosto de 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [treinta de agosto de 2011]

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: