Español en América

septiembre 21, 2011

De un plumazo levantamos la veda

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 12:30 pm

Cuando mencionamos que la frontera entre colocaciones léxicas y locuciones no es un trazo claro y nítido es por que en multitud de ocasiones es imposible distinguir si una combinación binaria es clasificable en uno o en otro cesto.
Preferimos llamar a las “colocaciones”, “colocaciones léxicas” para distinguirlas de las “laborales” y que el buscador google al traernos a estás páginas personas que pueda inducirles el término a confusión. De esta manera evitamos que lleguen al “Español en América” comentarios indeseables ajenos a nuestra intención que es léxica.
Hecha la pertinente aclaración, el término “colocación” entendida como combinación binaria o de más formas, es ignorada por la Real Academia sin que podamos ofrecer razón alguna.
Entendemos que estos sintagmas de formación restringida se desarrollan por la vía de innovación de los hablantes y por ampliación metafórica de manera exponencial. El efecto Internet acrecienta su desarrollo y los medios de comunicación contribuyen con el uso y la repetición al fenómeno que llamamos “colocacional”.
La lengua inglesa que es ágil, creativa, innovadora y, además se apoya en una ciencia potente que contribuye a crear multitud de colocaciones que se difunden por calcos a otras lenguas.
Los diccionarios de inglés poseen casi diez veces más de colocaciones que formas simples. El idioma español camina más despacio y la postura de la Academia interesada en no aceptar el concepto, no contribuye a que estas combinaciones tengan un estatuto legal (desde el prisma académico) y sean vistas por los correctores y traductores como ejemplos de anglicismos no recomendados.
Nuestra postura es muy diferente y apoyamos con intensidad los esfuerzos de los diccionarios de colocaciones (por supuesto, también los de locuciones). Entre ellos el de Margarita Alonso Ramos, el DICE, disponible en línea gratis.
Es preciso explicar que las locuciones o expresiones (las consideramos términos sinónimos) son combinaciones fijadas en las lenguas y destacan por su opacidad y no composicionalidad. Creemos que esta característica las convierte en complicadas incluso para los estudiantes nativos y, existe una tendencia inversa a las colocaciones: tienden a desaparecer. Su empleo es cada vez menor.
Desconocemos diccionarios de locuciones en línea y gratuitos. En papel los hay y son esenciales en la enseñanza de la lengua como materna y segunda. Sin embargo, echamos en falta un diccionario en la web que nos permita realizar investigaciones.
Colocaciones léxicas y locuciones se pueden combinar. Acudimos hoy al enunciado:
“De un plumazo levantamos la veda”.
De un plumazo es una locución adverbial que significa “de golpe” o “rápidamente”. El DRAE lo define como “denota el modo expeditivo de abolir o suprimir algo”.
“Levantar la veda” es a nuestro entender una colocación por la evidente razón que es más o menos composicional. Presenta la restricción de emplear un verbo soporte o de apoyo, “levantar” que el uso ha elegido frente a otras opciones posibles como pudieran ser los verbos “quitar” o “deshacer”.
El “Norte de Castilla” que publica una excelente sección sobre el “uso y norma del castellano” en su edición del 20/09/2011 una advertencia sobre el uso de “levantar la veda”. Textualmente: “El gobierno de Estados Unidos levantará hoy oficialmente la veda a los homosexuales en las Fuerzas Armadas”.
Como bien indica el diario, en su origen el vocablo “veda” se refería al ámbito de la caza y de la pesca. Significa el “tiempo durante el que está prohibido cazar o pescar”. Las colocaciones “levantar la veda” y “establecer la veda”. Significa la primera que se termina la prohibición y que empieza la temporada de caza o pesca permitida y, la segunda el período en el que comienza la prohibición.
En nuestra opinión la combinación “establecer la veda” no es muy empleada y preferimos “comenzar la veda”.
La autora del artículo del Norte de Castilla, critica el titular antes descrito de algún periódico en el que el autor pretendía expresar no el levantamiento de la veda sino el levantamiento del “veto” a una condición como es la de ser homosexual.
El enunciado en el que combinamos “levantar la veda” y “de un plumazo” es un invento nuestro para demostrar la posibilidad que nos ofrecen estos sintagmas restringidos y fijado de combinarse entre sí.
Y si volvemos atrás al enunciado incorrecto sobre el “levantamiento de la veda a los homosexuales” es otra muestra del aumento metafórico de determinadas colococaciones que gracias a los medios audiovisuales se amplifican los significados a partir de una colocación pre-existente.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: