Español en América

septiembre 23, 2011

Las TICs en las aulas de segundas lenguas

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:47 pm

Somos entusiastas de la aplicación de las llamadas Tecnologías de la Información en la clase de lenguas.
No es la modernidad la que impone su uso sino la realidad pragmática que permite utilizar un sinfín de recursos existentes en Internet y, además gratuitas que permiten infinidad de actividades.
Las TICs no son un objetivo en sí mismas sino una herramienta.
Es preciso distinguir entre las herramientas que son los utensilios de trabajo y los contenidos.
Estos deben prevalecer y son el centro de nuestra actividad. De nada sirven unas maravillosas herramientas si nuestros contenidos carecen de valor y de actualidad.
El enfoque de toda esta utilización informática debe ser el comunicativo y por encima de todo el criterio de uso de contenidos se encuentra el principio de “autenticidad”.
Lejos quedan esos viejos libros de inglés que suscitaban la sonrisa duradera de los alumnos cuando el profesor leía aquello de “the sky is very blue”.
Nosotros elegimos textos de diarios digitales en español si el idioma a enseñar es el cervantino. Escogemos lecturas en las que excluimos los artículos periodísticos en los que interviene la política y sus actores para quedar lejos del debate estéril y nos centramos en contenidos culturales que pueden ir desde la cocina, al botellón hasta una crítica de libros.
Ni que decir tiene que el escoger los textos tiene su trascendencia y una necesaria graduación.
No es lo mismo dar clases a niños de nivel A1 que a adultos del nivel B2 que necesitarán lecturas diferentes y, actividades distintas.
Para nosotros los mejores textos son los Corpus construidos por los mismos profesores o incluso por los alumnos. Por supuesto que si éstos constituyen sus propios corpus (siempre con la orientación de los docentes) serán los óptimos ya que elegirán sus contenidos de acuerdo con su finalidad e intereses, por lo que cumplirán al 100% con el principio de autenticidad.
A este consagrado principio hay que añadir el principio de “interés individual” que consigue que los alumnos verifiquen que sus objetivos se cumplen al estudiar, reconstruir, reescribir e investigar los artículos, materias o asignaturas que les han motivado al estudio de la lengua española.
El trabajo del docente debe ir encaminado a orientar y dirigir a los aprendientes dónde pueden obtener esos textos y luego proponerles una metodología de autoaprendizaje.
La Escuela de Lenguas Modernas de Graz que publica infinidad de textos útiles para los profesores, la mayor parte editados en inglés y francés, promueve como forma de extender los periodos de clase, una metodología de autoaprendizaje.
Nuestra actividad central es la enseñanza del léxico por una doble razón, la primera porque a mayor cantidad de formas conocidas más fácil es la comunicación; la segunda porque la comunicación como finalidad del aprendizaje de segundas lenguas debe efectuarse dando prioridad a la comunicación oral.
Es el léxico el que permite la comunicación por encima de la Gramática. Esta se puede adquirir mediante la repetición de estructuras sintácticas sencillas sin mencionar reglas ni normas ni sus excepciones, con la finalidad de que los alumnos las repitan.
Los traductores disponibles en Internet y el más adecuado en nuestra opinión es el de Google permite clicando en el altavoz obtener la pronunciación de la forma mono o plurilexemática que queremos verificar.
Nuestro vituperado diccionario oficial, el DRAE a pesar de su escasa calidad, al estar en línea y ser gratuito nos permite comprobar las acepciones de una forma monolexemática y en el caso de las locuciones las distintas que aparecen.
Nuestra Metodología incluye la construcción de un diccionario que el alumno va personalizando al ir dando los sucesivos pasos en la lectura y trabajo de los textos propuestos por los docentes o los que quiera añadir.
El diccionario del alumno incluye los lexemas, los sintagmas que va aprendiendo en su orden, las locuciones que obtiene del DRAE y la traducción de las formas cuyo significado puede perder.
No nos olvidaremos de las colocaciones léxicas por su interés en sí mismas y porque son nodos o cruces de significados en nuestros cerebros. De esta manera por relaciones semánticas conseguimos que se inscriban en nuestro lexicón y que se fijen a través de su significado.
Las palabras y su combinatoria que son el pilar central de la lengua deben traducirse si no hay más remedio a la lengua de origen del alumno para reforzar su significado.
En esta idea muchos profesores de ELE difieren y prefieren que en estos diccionarios-cuadernos no se escriban ni traducciones ni anotaciones.
Nuestra recomendación es escribir en el diccionario personalizado en el orden cronológico. Otros recomiendan el construirlo en orden alfabético.
Nuestra idea es que cuando el alumno quiere buscar alguna forma (las viejas palabras) o una combinación fijada tenga que buscarla. De esa manera le obligamos a repasar de manera involuntaria una buena parte de su diccionario, de sus apuntes y del léxico introducido en él.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: