Español en América

septiembre 27, 2011

Falta de objetividad, El País y el sistema educativo

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 8:55 pm

Una entrevista en las páginas centrales del diario de prisa, pone de manifiesto una vez cómo no debe ser el periodismo.
Los lectores conocen que una humilde servidora es periodista con “Suficiencia Investigadora” en periodismo digital.
La principal característica de la información debe ser la objetividad, seguida de la utilidad.
En estos tiempos de crisis, escaso talento y demasiada inquina y odio, necesitamos unas buenas dosis de cordura, inteligencia y veracidad. El País entrevista hace un par de días al ex ministro Maragall, cuya actividad se remonta al comienzo de la época felipista en la que dieron la vuelta a la educación.
Nosotros desde estas páginas reclamamos para los alumnos españoles un consenso político. Los docentes intentamos con nuestra ciencia y unas dosis de cariño inmensas llevar a buen puerto los currículos impuestos por las leyes, siempre a remolque de la ciencia y de las necesidades de las aulas.
Pedimos ese consenso para evitar la confrontación y que cambie el gobierno, el sistema educativo permanezca el mismo sin cambios y que las reglas de juego no se alteren más que con las exigencias de lo científico y de esas herramientas maravillosas que constituyen las nuevas tecnologías.
Volvamos a la entrevista de Maragall que presume de haber introducido nada menos que 101 institutos en la comunidad de Madrid. Lo que nos dice es qué metió dentro de esos edificios y que la educación pública es subsidiaria de la privada.
No piensa Maragall como nosotros y sólo le podemos felicitar como constructor de inmuebles y no como educador.
Sostiene la excelencia de la educación pública frente a la concertada y sobre todo la religiosa a la que desprecia.
No podemos estar más en desacuerdo con este señor que o no sabe leer las estadísticas o tiene muy mala fe.
También el periodista de Prisa cabalga en consonancia, dándole cuerda porque la dudosa objetividad de ese diario va en paralelo a esas ideas denominadas con error como progresistas y que dada la proximidad del sorteo electoral no tiene más remedio que obedecer a la voz de su amo.
Si echan un vistazo a las estadísticas y a las fuentes periodísticas no tendrán más remedio que constatar que la enseñanza pública duplica en fracaso a la concertada religiosa.
Por otro lado qué sería del déficit del estado sin la concertada, cuyo gasto por alumno es la mitad del dispendio de la pública.
Lo público puede presumir y, Maragall y El País, sus acérrimos defensores, con él de duplicar el gasto de la religiosa concertada y el fracaso escolar.
¿Dónde esta esa excelencia que reclaman los progresistas?
Es el desastre de unas ideas obsoletas, sectarias y, que con un mal diseño de los currículos, de la selección y formación del profesorado y del abandono y dispendio manirroto de recursos, consiguen unas cifras ridículas en comprensión lectora y en todos los índices que miden los resultados de los alumnos.
Recordamos y si nuestros amigos de Prisa se toman la molestia de beber en las fuentes adecuadas y les recomendamos que en http://lefigaro.fr comprueben el listado de los cincuenta mejores colegios franceses.
El estado francés, como les gusta a nuestros progresistas, puede presumir de laico y de actuaciones para garantizar esa laicidad tan reclamada en estos lares.
Nada menos que 46 colegios católicos aparecen en ese listado de la élite francesa a pesar de todo el mundo y no creo que El País la publique.
Maragally su diario favorito prefieren lo público a los concertados religiosos, nos gustaría que nos lo explicaran con cifras y estadísticas.
No es suficiente decir que la derecha va a recortar la educación cuando ellos son los inquisidores de todo lo que respira religioso y católico. Su odio llega a extremos alarmantes que rayan con lo psiquiátrico.
Pedimos al diario antes independiente que vuelva por la senda de la objetividad y de la utilidad.
Esperamos que nos ofrezcan un pequeño espacio para explicar nuestras propuestas y que entre todos podamos construir un sistema educativo aséptico, técnico y en el que el centro del interés sean los alumnos y queden fuera los políticos cuya intención sea sólo el control de las instituciones.
No creo que pidamos peras al olmo y nosotros que hemos sufrido en nuestras propias carnes el sectarismo de la derecha estamos capacitados para pedir tanto a una como otra opción política que llegan a un consenso

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: