Español en América

septiembre 28, 2011

Leer y escribir

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:50 pm

Insistimos en la correcta comunicación que es una condición necesaria para vencer al fracaso escolar.
En España estamos lejos de adoptar drásticas soluciones para cortar de raíz la lacra social que representa el abandono y la deserción de alumnos de las aulas.
Nuestra posición es muy clara y no es otra que poner la comunicación tanto escrita como oral como la causa directa del fracaso escolar.
Se deriva de una deficiente comprensión lectora. Los niños y, también los adultos, cuando no entienden un texto lo cierran y echan la toalla. El investigador americano R. P. Carver va mucho más lejos, cuantifica y traza la línea entre la comprensión y la incomprensión en sólo un dos por ciento de palabras cuyo significado no se entiende.
El remedio es muy fácil y no es otro que poner en marcha una metodología de ampliación del léxico con un objetivo preciso de conseguir en cada curso de primaria unos 500 lemas hasta alcanzar el último año, sexto, unos 4.000.
En estos incluyo los correspondientes al “léxico tecnológico” procedentes de la telefonía móvil, la informática e Internet, los videojuegos, la comunicación audiovisual y, no sólo el léxico monolexemático sino sus combinaciones con una cierta restricción y las ya fijadas o locuciones.
Si el conocimiento léxico es central para resolver el fracaso escolar y los medios para remediarlo, baratos o muy baratos, la lectura es otra de las destrezas abandonadas.
Nos referimos a la lectura-ocio y a la lectura encaminada a aumentar el léxico y su combinatoria o lectura-programada.
Tampoco olvidamos la lectura como actividad oral que es un objetivo de educación infantil y de primero de primaria que una vez transcurridos dichos cursos, no se insiste como ejercicio que enriquece la comunicación.
Nos remitimos a esos penosos esfuerzos de muchos alumnos de la ESO en los que escuchar a los alumnos la lectura de un texto sencillo resulta bien un pasatiempo jocoso o un docente al borde del ataque de nervios.
Los franceses y los francocanadienses son más conscientes de la trascendencia tanto de la lectura como de la escritura como actos de comunicación y necesarios para una correcta expresión de nuestros deseos y sentimientos.
Recomiendo la visita de la página web no gubernamental “lire et écrire” en la que desde el 27 de septiembre se pide a los padres franceses la firma de un documento que es una llamada de atención de las consecuencias derivadas de incorrección en la lectura y de las carencias en la escritura.
Para seguir con la onda de lo que hacen o pretenden conseguir nuestros vecinos galos es conveniente echar un vistazo al “Hors-série du 19 juin 2008” en el que las autoridades educativas exigen a los docentes una serie de competencias en los dos años de que consta la educación infantil.
Si no nos equivocamos el segundo año francés se corresponde con nuestro primero de educación primaria.
Los escolares del hexágono al terminar la educación infantil leen a la perfección, comprenden lo que leen y escriben sencillas frases. Conjugan los verbos habituales y hacen concordar pronombres, verbos, sustantivos y adjetivos.
Ni que decir tiene que es la pura teoría y del dicho al hecho hay un gran trecho constatable por ese manifiesto que la Asociación “Lire et écrire” pretende subsanar, insistiendo en un “manifiesto a favor de la lectura” que han denominado con un título original y estimulante como “permiso de leer”.
La traducción es nuestra y puede chirriar no porque desconozcamos la lengua francesa, sino porque si “le permis de conduire” se traduce por “permiso de conducir”, el “permis de lire” se debería escribir “permiso de lectura”. Como no lo encontramos sugerente preferimos apuntar al “permiso de leer” o quizás, “permiso para leer”.
Los títulos tienen su importancia para las campañas publicitarias y de sensibilización y se requiere algo sugestivo. Como no somos capaces de formular algo que responda con exactitud la intención de la organización francesa, pasamos a sacar conclusiones y recomendaciones del “permiso de leer”.
“El sistema escolar francés se apoya en el escrito, por consiguiente el niño que al final de la educación infantil tiene dificultades en lectura, es un alumno frágil que empieza la primaria con un retraso que tiene escasas posibilidades de recuperar”.
El manifiesto aclara que un elevado número de estudiantes llega a la primaria con enormes dificultades en esa destreza.
Se requieren unos maestros y una metodología que consiga que “TODOS” los niños al llegar a la primaria lean a la perfección y empiecen a dar sus primeros pasos en la escritura.
La injusticia del sistema no está si los niños acuden a la educación pública o a la concertada sino si saben leer o son incapaces de ello.
La propuesta de “Lire et écrire” va en el sentido de conseguir que TODOS los alumnos consigan antes de abordar la enseñanza primaria sepan leer. Eso se llama igualdad de oportunidades e igualdad ante la ley.
Si no se consigue el objetivo los alumnos quedarán en una situación de desigualdad frente a los niños que han conseguido la competencia en lectura.
Ni más ni menos, en Francia, el 49% de los padres piensan que el fracaso de la escuela en su sagrada misión de enseñar a leer y escribir es la causa fundamental del fracaso futuro y que sufran las consecuencias de la carencia durante toda la escolarización.
La organización se queja que ya en 2007 en un dossier publicado por el “Haut Conseil de l’Éducation” ponía las cifras en claro y, nada menos que 4 de cada diez alumnos terminaban el CM2 con graves problemas.
En su manifiesto reclama que las conclusiones de expertos sean recogidas en un texto legal que explique de forma clara que TODOS los niños al terminar la educación infantil deben leer a la perfección.
La última conclusión concierne a la trascendencia de la formación inicial y continua de los profesores que debe comprender en una parte importante la metodología apropiada de enseñanza de la lectura y la comprobación de los resultados.
Nuestra postura suscribe al 100% el manifiesto y, añadimos en consonancia con lo anterior la necesidad de implantar ya en la primaria una metodología de ampliación del léxico como complemento de mejora de la comprensión lectora y necesaria para una finalidad de conseguir una fluidez y corrección en la comunicación escrita.
Lectura, ampliación léxica continua en cada curso de primaria y ESO son las claves para llevar el fracaso escolar a cero.
Para ello los profesores requieren de una formación específica en la Didáctica del Léxico, en el funcionamiento del sistema de la lengua y conocer métodos de autoaprendizaje para motivar a los alumnos y que continúen con la ampliación del vocabulario y de la lectura dirigida a esa finalidad, por lo menos durante todas las enseñanzas obligatorias.

1 comentario »

  1. Además de otros artículos de tu autoria muy interesantes e instructivos, esta nota me ha ayudado bastante para ampliar el tema que debo exponer próximamente en la asignatura Lengua, Literatura y su Enseñanza II, del Profesorado en lengua y literatura del ISFD (Instituto Superior de Formación Docente) nº 3, de Bahía Blanca, Buenos Aires, Arg. La autora que me toca preparar se llama Magdalena Viramonte de Avalos (Dra en Letras por la Universidad Nacional de Córdoba, Arg), dato que tal vez te interese. Gracias.

    Comentario por alejandro — octubre 10, 2011 @ 2:08 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: