Español en América

octubre 4, 2011

Gramática y fracaso escolar

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 7:26 pm

Responsabilizamos como primer origen del fracaso escolar a la carencia de comprensión lectora. Esta deriva de un espacio horario insuficiente dedicado a la lengua vehicular de la enseñanza como consecuencia del estricto cumplimiento de los currículos oficiales.
Nos quejamos de que los niños escriben mal y, no me refiero a las fastidiosas faltas de ortografía, sino a una deficiente escritura derivada de la falta de vocabulario y de la escasa práctica de redacción.
Vemos la trascendencia de ampliación de horarios de las lenguas vehiculares ya que las carencias derivadas de la comprensión se trasladan a las demás materias o asignaturas.
Si no se entiende lo que se lee es muy difícil resolver los enunciados y contestar las preguntas de las evaluaciones. Los profesores de matemáticas o de física se quejan del déficit de comprensión en una mayoría de alumnos de la ESO.
Lo mismo sucede al llegar a la universidad donde los docentes se echan las manos a la cabeza porque los recién llegados no son capaces de escribir redacciones sencillas. Léxico insuficiente, repeticiones de formas frecuentes son la consecuencia de un menosprecio de la lengua en los currículos y en la preferencia de los profesores y directores de centros por otras materias, según ellos, más nobles o que ofrecen perspectivas laborales más favorables.
Nuestra propuesta es proponer unos horarios más amplios a la lengua española, un cambio de la metodología en la que predomine la enseñanza del léxico sobre la gramática y una mejora en la formación de los docentes en la ampliación léxica.
Algunos autores proponen insistir en la lectura como actividad para combatir el fracaso.
Estamos de acuerdo en que la lectura es una actividad fundamental para combatir el fracaso escolar pero con una idea muy diferente de los autores de manuales, libros para las vacaciones escolares en la que la lectura no es sólo ocio sino una parte de un método que es una terapia de choque contra el fracaso.
Nos cansamos de repetir hasta la saciedad la finalidad de la metodología encaminada a la mejora de la comunicación cuya antesala es la comprensión lectora.
Nuestro camino para resolver el fracaso escolar va dirigido en primer término a la ampliación del léxico, en segundo lugar si conseguimos un vocabulario suficiente podremos alcanzar nuestra meta que es la comprensión lectora y si comprendemos lo que leemos podremos comunicarnos con soltura, riqueza léxica y expresividad.
¿La lectura es necesaria? Por supuesto, pero no la lectura-ocio sino la lectura-léxica cuyo fin es servir de soporte a un método que tenga como finalidad el aumento de las formas mono y plurilexemáticas necesarias para comprender un texto.
Recordamos la investigación de R. P. Carver en el sentido de que un texto del que no se conoce un 2% de sus unidades léxicas, no se entiende y el lector lo abandona como difícil o imposible.
Es preciso remediar las carencias léxicas de nuestros alumnos de primaria y ESO dirigiendo nuestros esfuerzos hacia las formas simples y sus combinaciones, hoy dejadas de la mano de Dios y que nadie les presta un minuto en las clases.
¿Cuántos docentes de las enseñanzas obligatorias y gratuitas explican en sus clases el funcionamiento de la lengua? ¿Cuántos profesores conocen el significado de una colocación léxica?
Necesitamos un conocimiento léxico profundo ya que estimamos que el léxico es el 95% de la lengua. Por el contrario, nuestra creencia es que la enseñanza de la lengua española se centra en un 99% en la Gramática y un 1% en el léxico.
Nuestro concepto del sistema de la lengua y de su funcionamiento nos obliga a alterar los términos y como nuestro objetivo es la comunicación, entendemos que podemos prescindir de la Gramática en beneficio del léxico.
Si estudiamos el panorama de la enseñanza de segundas lenguas en el que después de decenios de insistir y repetir las reglas gramaticales, se pasó a una metodología en la que en aplicación del “enfoque comunicativo” se apoyaba en exclusiva en la comunicación oral y, en la que las reglas gramaticales pasaban a un segundo lugar, esta idea comunicativa nos obliga a reflexionar si en la enseñanza de la lengua vehicular, en nuestro caso la española, no debemos llevarla hasta prevalecer el oral sobre la Gramática.
Y no nos referimos a una metodología en la que sólo incidamos sobre el oral, sino a que reflexionando sobre las estructuras sintácticas que son automáticas para los nativos, nos permiten considerar que la Gramática es superflua en la enseñanza de la lengua con una misión comunicativa tanto al oral como al escrito.
Se trata de obviar la Gramática hasta que los alumnos dominen la lengua en sus dos vertientes oral y escrita, con un método exclusivamente dirigido al incremento léxico a través de una lectura encaminada en el sentido de ampliación del vocabulario y cuando la comunicación sea fluida, el estudio de la Gramática sea objeto de estudio por los profesionales que se vayan a dedicar a la filología.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: