Español en América

octubre 8, 2011

Periodismo digital y educación electrónica

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:27 pm

Nuestros lectores saben que la titular de este blog es periodista, por más señas digital, licenciada en periodismo por la UPV y “suficiencia investigadora” por la UMA, y en la actualidad doctoranda bajo la dirección de Bernardo Díaz Nosty, que tengo el placer de presentar como mi maestro.
Bernardo ha asistido en un foro en la Universidad de Nueva York sobre el futuro del periodismo que como todos sospechamos es más negro que el carbón polaco.
Me refiero al papel y la tinta, también negra, porque el periodismo electrónico, en la nube o en la estratosfera se presenta boyante aunque los blogueros les hagamos una competencia creciente y especializada.
Los medios escritos en el soporte físico se encuentran en plena crisis por dos razones, la principal que el soporte no resista la competencia digital y, la segunda, la disminución de la publicidad que causa estragos.
Algunos medios desaparecen como el famoso “Chicago Tribune” con más de siglo y medio de presencia y toda una referencia en este mundo de la noticia, el resto de los de la tinta se debate entre el cierre o la reestructuracion.
La consecuencia despidos, uno detrás de otro y, los profesionales en la calle. Las predicciones claras como el cielo en un día despejado y sin nubes y, no hay que ser ni futurólogo ni profeta para predecir que la prensa escrita durará menos que un caramelo a la puerta de un colegio.
En el foro neoyorquino se debatió ese futuro negro y los gurús de la profesión se esforzaron en contarnos lo que todos sabemos.
Anuncian que también a las emisoras de radio les espera la crisis y que los anuncios se centrarán en las redes sociales.
Bernardo Díaz Nosty publica su libro, el “Libro negro del periodismo en España” pone el dedo en la llaga y alerta sobre la gran precariedad del empleo.
Denomina la “burbuja académica” como que sólo el 14,5% de los contratos firmados por licenciados en la profesión del papel y la tinta están relacionados con su formación.
Por otro lado se pierden nada menos que 4.000 empleos desde 2008 y que la propiedad del 75% de los medios se concentran en unas pocas manos.
Señala que la concentración de la propiedad es incompatible con el “deseable pluralismo”.
Estando de acuerdo con mi maestro, añado el gravísimo problema de la parcialidad de algunos diarios de rancio abolengo. Falta de objetividad, mal escritos, escaso interés de las noticias y reportajes y, no tengo más remedio que señalar a ese antes periódico de referencia que fue “El País”.
Ahora un diario que se debate entre el apoyo a posiciones anticuadas y desfasadas, que la crisis ha puesto como incapaces de resolver los problemas y, una prensa de calidad que pretenda que el periodismo debe buscar la utilidad.
Paralelismo entre la prensa digital y la educación digital.
De la misma manera que la prensa en soporte físico se desvanece y agoniza, los libros de texto en papel que compran nuestros escolares, manuales a precios de escándalo, aguantan la crisis sin inmutarse.
Gobiernos y padres soportan en un mundo digital la supervivencia de estas antiguallas que son los libros en tinta y papel a precios fuera de lugar.
El lobby de las editoriales de primaria y secundaria factura más de 3.400 millones de euros, cifra que si los manuales se reconvirtieran en digitales, se reduciría a un diez por ciento.
La crisis que nos rodea, asfixia y reduce nuestros ingresos no consigue que los soportes digitales prevalezcan sobre la tinta.
En un mundo electrónico y de Internet sorprende la escasez de investigaciones, trabajos y esfuerzos en pro de una educación digital que a parte de reducir los precios para los diferentes actores, represente un avance en progreso, interactividad, motivación e investigación.
La enseñanza digital como la concebimos es una educación abierta, activa, actualizable y, que a través de las herramientas o enlaces que Internet pone a nuestra disposición no es el futuro como algunos indican, es el presente nos guste o nos guste.
Para conseguir esa educación tenemos que ponernos manos a la obra e investigar por un lado el funcionamiento del cerebro y por el otro el comportamiento de los escolares frente a unas herramientas digitales cuyas consecuencias son difíciles de vislumbrar a corto plazo.
Los resultados si la metodología de aprendizaje es correcta se ven enseguida. Si no funciona es necesario cambiarla.
Recordamos los esfuerzos de la Fundación de Bill Gates que, a bote pronto, construyó varios Institutos en USA con la finalidad de reducir el fracaso escolar.
Aulas con pocos alumnos que revelaron resultados decepcionantes, similares a clases con 40 o más alumnos.
Gates cerró sus colegios perdiendo cientos de millones y, al final, llegó a la conclusión que antes de mover un dedo y malgastar ingentes cantidades, es preciso investigar para ver en que sentido se puede y debe invertir.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: