Español en América

noviembre 20, 2011

Potísima razón y balumba

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:11 pm

Potísima es una forma en desuso. Antaño muy empleada para dar fuerza al discurso ya que significa o equivale a “principal”.
Se usa como colocación: casi siempre va acompañada por “causa” o por “razón”.
Hay que precisar que su utilización es primordialmente femenina y, por desgracia tendente a la desaparición.
Por tanto “potísima razón” es sinónima de “razón principal”.
Los académicos a pesar de su aparición frecuente en épocas pasadas, prefieren no incluir esta forma en su diccionario. Ni potísima ni potísimo son dignos de tener un hueco merecido en sus páginas.
Veamos la comprobación en los corpus.
En el CORDE verificamos 45 casos para el femenino y 5 para el masculino mientras que el CREA produce 2 casos para el femenino y una sola para el masculino en el que el autor, Emilio Martínez Paula expresa con convicción su ignorancia sobre esta forma, manifestando que más tarde verificará el significado en el diccionario…
Balumba:
Al parecer esta palabreja como especie en vías de desaparición, es el nombre de una marca comercial que nos ofrece seguros a precios de saldo.
Podemos asegurar nuestro automóvil por dos euros y encima nos ofrecen más prestaciones que nadie.
Al desconocedor de esta forma y por su sonoridad caribeña pudiera imaginar que procede del trópico donde los indígenas bailan ritmos al son de los tambores.
Nada más lejos de la realidad, “balumba” es una palabra registrada en el DRAE y mucho más seria que su fonética predice.
No viene de ese trópico musical y caluroso, sino de la sesuda Roma, del latín “voluminus” que quiere decir “bultos”.
El diccionario oficial en su primera acepción la define como del género femenino “bulto que hacen muchas cosas juntas”.
La segunda acepción significa un “conjunto desordenado y excesivo de cosas”.
Nuestro entendimiento, siempre modesto, apuesta por la segunda. Cuando los escritores que usan el español como lengua de comunicación lo hacen para expresar “un montón desordenado” de cosas u objetos.
Lo que si es cierto es que tiende al desuso o desaparición. Lo comprobamos en los corpus académicos.
En el CORDE vemos 117 casos mientras que en el CREA sólo 11. Esta simpática forma queda a merced de la compañía de seguros de su mismo nombre.
La última vez que aparece es en 2002 en el “Eje del compás” de Gregorio Salvador.
Piélago:
Sí aparece en el diccionario y desconocemos si esta vieja palabra manida en tanto antiguos textos perdurará en los venideros digitales.
Los pesados, obsoletos y cerrados monstruos contenedores de palabras, esas piezas de colección de los futuros museos de libros, antes llamados diccionarios, se convertirán en objetos del olvido.
Esta forma de singular belleza procede de la voz latina “pelagus”.
En el CORDE en singular, viene en 1.045 ocasiones, mientras que su plural posee 207 casos.
El CREA presenta sólo 50 casos y su plural 6.
Es si nos atenemos a las evidencias otra especie que desaparece por la vía rápida. Es una pena y la muestra de que nuestro vocabulario usual y el de nuestros literatos y periodistas se reduce a la velocidad de la luz que es la de Internet.
¿Cuál es la causa? La falta de tiempo para leer, derivada del uso de las nuevas tecnologías en detrimento de la lectura.
La lectura-ocio es una actividad que debido a las necesidades del momento global que padecemos o disfrutamos –según el prisma con el que se mire- se reduce y tiende a desaparecer.
Nos queda, eso sí, la lectura de esa avalancha digital en forma de diarios en línea con una magnífica y completa información, pero con una calidad lingüística y léxica cada vez menor.
Si nos tomáramos la molestia de construir un corpus con los diarios digitales actuales y otro con diarios de hace un par de siglos, nos llevaríamos un susto morrocotudo. Comprobaríamos el descenso dramático del vocabulario usual en detrimento de uno tecnológico que no dudamos en calificar como necesario.
Pero queremos llamar la atención en que necesitamos un léxico culto de gran dimensión para que nuestra lengua conserve los valores culturales que hemos mantenido durante siglos.
La lengua castellana posee un caudal léxico poderosísimo que es un patrimonio cultural de valor incalculable.
Animamos cualquier iniciativa que reanime nuestro alicaído léxico actual. Y recordamos el riquísimo vocabulario de nuestros países americanos y cómo conservan un léxico que de este lado del charco estamos perdiendo.
Vayamos a comprobar el empleo de “piélago” palabra del gusto del insigne García Márquez que desde el CREA verificamos que la usa en nada menos que cinco ocasiones
Piélago posee varias acepciones:
Significa la más usada la “parte del mar muy alejada de la tierra”. También en relación con el agua, “balsa, estanque”.
También puede ser sinónimo de “mar”.
Finalmente: “algo que por su abundancia resulta difícil de enumerar”.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [20 de noviembre de 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [20 de noviembre de 2011]

1 comentario »

  1. Muchas Gracias por aclararme el concepto de estos términos. Pareciéndome oportuna, además, la ocasión para manifestar mi adhesión a la defensa de nuestro amado idioma, que en manos del facilismo e igualmente victima del consumismo cada vez nos lo reducen más. Es tan limitado el lenguaje que hasta en el hablado se encuentran falencias de toda índole.

    Comentario por Nadia — diciembre 12, 2014 @ 12:13 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: