Español en América

noviembre 23, 2011

Electo y elegido: reflexiones alrededor de una urna

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 7:07 pm

Felicitamos desde estas páginas a Mariano Rajoy por haber cantado bingo en el pasado sorteo electoral.
Los progresistas tendrán que ir con la música a otra parte y sus corifeos, pelotas y adláteres como ese diario imparcial y objetivo donde los haya, el diario de Prisa, se arrepiente de su apoyo al perdedor.
Lamentamos la muerte de Javier Pradera, otro Rogelio engreído, intelectual infumable de vía estrecha que contrasta con la calidad humana y moral de su padre y abuelo, todos ellos donostiarras que, en estos días de la memoria histórica, fueron fusilados por las hordas socialistas por cometer ese gravísimo pecado que es ser en esta España sedicente plural, de derechas y católicos.
Esperamos que Dios en su infinita bondad acoja a Javier Pradera en su seno a pesar de haber renegado de Él.
Terminadas las elecciones y abiertas las urnas, queda ahora lo más difícil que es gestionar la victoria sin contratar a los amigos y familiares y eso tan español que es poner en la calle al que más vale.
Viene a cuento lo de electo y elegido, por la suerte electoral vencida y, estimamos necesario realizar unas precisiones sobre estos participios del verbo elegir.
Si la tarea de escoger al mejor es harto complicada, más lo es el intento de vislumbrar las diferencias entre ambas formas.
La Fundéu siempre atenta a llevar a sus páginas a la recomendación urgente del día, aconseja matizar que electo es la persona elegida hasta que jura o promete su cargo. Es decir, desde el momento de la apertura de la urna y del recuento posterior en el que aparecen los ganadores -en esta última lid, diputados y senadores- hasta la toma de posesión en el Congreso o el Senado.
Convendría matizar y, ya que es posible alterar el resultado por impugnaciones o votos procedentes del extranjero, si el término “electo” se debe aplicar desde el momento del fin del recuento o de la confirmación por el Juzgado electoral competente que emite el mandato o credencial ya firme.
Una vez que el agraciado en el sorteo electoral toma posesión de su cargo, deja de ser electo.
Verificamos en CREA y CORDE el uso de “electo” en los diferentes contextos, muy numerosos ya que en el segundo corpus aparecen nada menos que 2.796 casos y en el CREA algunos menos: 1.408.
Como en botica, encontramos de todo, desde empleos que se adhieren al aviso de la Fundéu y otros en los que durante largo tiempo se sigue denominando “electo” a cualquier cargo público.
Distinguimos entre el CORDE en el que la mayoría de “electos” son obispos, ya que desde el inventor de la Democracia, el griego Aristóteles hasta la fecha, se abrió un largo receso o paréntesis en el que los sorteos y las urnas electorales brillaban en algún almacén arrumbadas las segundas y llenas de telarañas.
Los reyes nombraban los obispos y luego el Papa confirmaba o no la elección de los monarcas.
El obispo electo no tomaba posesión de su cargo hasta la decisión papal. En el CORDE encontramos numerosos casos del “obispo electo” que se le sigue llamando durante un período de tiempo amplio.
El DRAE aclara que electo es la persona elegida o nombrada (englobaría a los obispos) mientras no toman posesión.

Los franceses a sus cargos públicos los llaman “élus” durante toda la fase que comprende el resultado electoral, pasando por el desempeño de su tarea pública y hasta que termina su mandato.
Son los diputados galos siempre los “élus” sin que medie distinción alguna como indican tanto el DRAE como la Fundéu que sigue los pasos del anterior, entre el electo y el cargo que ya ha tomado posesión.
El Lexilogos, diccionario francés que es nuestro modelo por ser muy preciso en sus definiciones y completo, denomina “élu” a la persona elegida por la vía del sufragio. Nos parece la aclaración muy oportuna, ya que es condición necesaria para calificar a alguien como “élu” que lo haya sido por la vía de los votos.
No es el caso de nuestro DRAE que acepta como “electo” el nombramiento digital o a dedo.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [veinte de noviembre de 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [veinte de noviembre de 2011]

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: