Español en América

febrero 14, 2012

Corpus e indexación pedagógica

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 12:36 pm

Nuestra exposición parte de una concepción comunicadora de la lengua y que pensamos es la función, origen y su fundamento.
En cuanto a la transmisión del conocimiento las tesis tradicionales de cómo se transmite la ciencia desde las clases magistrales de los docentes (los emisores) hacia los alumnos (los receptores), la psicología del aprendizaje/enseñanza ha evolucionado hacia poner de moda el “constructivismo” donde el alumno es el centro y el objetivo consiste en que construya sus propios conocimientos. El constructivismo no desprecia las clases magistrales de los profesores sino que las integra en un método en el que el alumno guiado por sus tutores edifica el conocimiento. Para ello es básico promover el interés por la investigación, producir herramientas y métodos de autoaprendizaje y resaltar el dominio de la lengua vehicular de la enseñanza como sistema de comunicación tanto escrita como oral.

Nuestra metodología que se apoya en el principio de autenticidad y actualidad nos obliga a la construcción de corpus didáctico-culturales para la enseñanza de segundas lenguas se implica también en el concepto de “indexación pedagógica” desarrollado por Loiseau (2010:1).
Nuestro método pretende resolver dos cuestiones trascendentales en la enseñanza de segundas lenguas: la primera la de suministrar textos apropiados y la segunda encaminar una metodología que emplee dichos textos y se convierta en un instrumento fiable para la didáctica y, a la vez sea un método de autoaprendizaje.

Loiseau dirigido por Antoniadis sostuvo en 2009 su tesis doctoral sobre la “Indexación pedagógica” para la utilización de textos de Corpus textuales para la enseñanza de segundas lenguas. Veamos lo que indica:

« le plus souvent, informaticiens et didacticiens des langues n’admettent pas la même
acception du terme “langue”. Pour les uns, il s’agit d’une séquence de codes, pour
les autres d’un système de formes et de concepts. Cette différence peut s’expliquer
aisément lorsque l’on constate que l’informatique [seule], par définition, ne peut considérer et ne peut traiter que la forme de la langue dénuée de toute interprétation, alors que pour la didactique des langues, la forme n’existe que par ses propriétés et des concepts qu’elle est censée représenter. »

Como indica Loiseau en su tesis el conflicto deriva de la diferente concepción de informáticos y lingüistas del concepto de “lengua”. Si a esto unimos la idea de los didáctologos de segundas lenguas, el conflicto está garantizado.

En nuestra modesta opinión los profesores de lenguas necesitan por una parte disponer de una colección de textos amplia, actualizada y graduada, que, además como referenciamos en más de una ocasión dispongan de suficientes contenidos culturales y, por otra parte una especifidad del objetivo del grupo de alumnos que estudian la lengua objeto con unos intereses determinados.

Para Loiseau tiene además una importancia trascendental el imbricar dentro de esas colecciones de textos una serie de ejercicios que sean más o menos normalizados y tradicionales.

En cuanto a este último aspecto de los Corpus-actividades estamos en desacuerdo con Loiseau ya que los ejercicios deben responder a esa especificidad requerida por los alumnos y su profesor-tutor y no por una predeterminación. En otras palabras que las actividades deben estar dirigidas y marcadas por los docentes-tutores para cada caso concreto. Por esta razón en nuestra metodología el que trabaja duro no es el autor-editor o indexador de los Corpus sino los propios profesores que diseñan su metodología en función se sus intereses/necesidades.

Ni que decir tiene que en esa conjunción de informáticos, didactólogos y, sobre todo profesores al pié del cañón la opinión autorizada es la de éstos últimos, los docentes que se enfrentan día a día con los problemas de aula, las dificultades de los alumnos, la necesidad de adaptar los textos a los objetivos y que las actividades respondan a una metodología de autoaprendizaje.

Loiseau en su tesis repasa diferentes opiniones en los que algunos autores como Netter prioriza la “recolección de textos” como labor de edición sobre la “indexación pedagógica”, explicando que no es un “sistema de organizar los textos”.

Para seguir avanzando necesitamos explicar el concepto de “indexación pedagógica”: para Loiseau:

« indexation effectuée selon un langage documentaire permettant à l’utilisateur de rechercher des objets pour les utiliser dans un enseignement » (Loiseau, 2009:15). Dans le cadre de notre travail les objets sont donc des textes et les utilisateurs des enseignants de langue.

No podemos estar más en desacuerdo con Loiseau ya que para nosotros la trascendencia no es en sí misma la “indexación” sino los textos en sí mismos y la metodología relacionada con ellos.
En « documentación » el concepto de « indexación” posee el significado de relacionar los textos de la manera más clara y detallada posible; fecha, extracción, título del texto concreto, incluso un resumen y posiblemente una “crítica literaria”.
El DRAE es parco en explicaciones: “indexar” consiste en “hacer índices” o “registrar ordenadamente datos e informaciones para elaborar su índice”.

Sin embargo, en Lingüística de Corpus, la “indexación” consiste cuando se requiere un texto concreto que es o bien un Corpus o una parte de él, la relación exhaustiva de su contenido léxico. Bien entendido que Loiseau no se refiere a este concepto de indexación que para nosotros si tiene una considerable importancia en determinados contextos de la enseñanza de unidades léxicas sean mono o plurilexemáticas.

Veamos de nuevo la idea de Loiseau frente a otras opiniones:

Como indican los anteriores autores y el propio Loiseau refiriéndose a Netter no se trata sólo de recopilar unos textos, es decir de un trabajo de edición destinado a la enseñanza de segundas lenguas.
Resulta evidente que la “indexación” para Loiseau es la parte central de su concepto.
Nuestra metodología, precisamos, se refiere también a la enseñanza de lenguas maternas y, además es posible extenderla a otras materias como las Ciencias Naturales o cualquier otra asignatura siempre que los textos recogidos en cada Corpus sean de esa materia y estén convenientemente estructurados.
Nuestra hipótesis sobre la utilización de textos se apoya por un lado en disponer y/o recoger textos auténticos y actualizados para cumplir con el principio de autenticidad-actualidad, en crear una metodología fácil para que los alumnos autorizados por los docentes construyen sus propios textos a partir de los facilitados y sean capaces de investigar sobre los mismos mediante sencillas tareas o actividades no predeterminadas.
La realización de ejercicios como los famosos Kloze u otros similares no permite que los alumnos edifiquen y controlen su aprendizaje; la enseñanza que tiene valor se construye sobre el esfuerzo de los estudiantes a través de la investigación y mediante tareas que impliquen aumentar la competencia comunicativa que será en las primeras fases oral y cuando se domine la comunicación implícita y automática, concentrarnos en la comunicación escrita.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: