Español en América

febrero 27, 2012

Colocaciones léxicas en el Wall Street Journal

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 3:09 pm

Una colocación léxica es una combinación de dos formas en la que una de ellas, la base selecciona a la otra denominada colocativo.
Se considera una restricción léxica impuesta por el uso que a fuerza de repetirla consigue formar una combinación que posee un significado único y desde el punto de vista de la semántica y de la lexicografía es una unidad léxica.
La restricción que da origen a la colocación produce un efecto que tiene consecuencias en la organización de la lengua.
Se puede considerar que esa combinación de dos formas se ha solidificado o se encuentra en proceso de lexicalización de manera que la base si se combina con otro colocativo se percibe como un sintagma no correcto.
Las lenguas naturales producen este tipo de colocaciones léxicas de manera continua e imparable. El efecto Internet multiplica este efecto de creación de colocaciones y la influencia de unas lenguas, por supuesto, sobre todo del inglés, aumenta su número.
La lexicografía y la diccionariología construyen diccionarios sofisticados en papel y en línea.
Cada vez son más estos diccionarios de unidades polilexemáticas que periodistas y traductores necesitamos o para producir textos correctos o bien para no cometer errores en la traducción.
El “Wall Street Journal” es sin ningún género de dudas el mejor y más completo diario de información financiera mundial. Su versión digital en español supera en cantidad y calidad a cualquier otro medio del mismo tipo.
Somos entusiastas de este diario que, además de la edición española, publica en chino, japonés, portugués y recién ha puesto en línea su diario en alemán. Por supuesto que la versión original es inglesa y muy cuidada.
No queremos decir que la traducción española no sea cuidada, pero con frecuencia aparecen errores garrafales que descubren que la página es producto de traductores no avezados.
El pasado viernes veinticuatro de febrero varios titulares delataban la inexperiencia de sus autores.
Y lo que provoca el error es el desconocimiento de estos maravillosos sintagmas semi petrificados o colocaciones léxicas que los hablantes nativos producimos de manera automática sin pararnos a pensar qué es lo que son.
Veamos unos cuantos titulares del “Wall Street Journal” de ese día:
“El costado lúdico de Warren Buffett”
“Débiles ventas de PC golpean a H-P”
“El arte de la recaudación: de gota en gota se llena la copa”
“Google busca ingresar a un nuevo sector: TV por cable”
“Firmas de Internet acuerdan adoptar el botón de no rastreo”
“El líder del BCE critica al foco de Europa en la austeridad como solución a la crisis”
“Las bolsas de EE. UU. Suben temprano tras datos de ventas de viviendas nuevas”
“Querida encogieron mi bonificación”
“El mercado de lujo japonés exhibe un crecimiento mentiroso”.
Es quizás este último titular el más divertido: el crecimiento mentiroso es con toda probabilidad un nuevo concepto en el mundo financiero.
Los traductores desconocen que el titular ideal es “crecimiento engañoso”.
El “costado lúdico” de Warren Buffett no es un sintagma correcto sino “el lado lúdico” o “la parte lúdica”.
Las bolsas no suelen “subir temprano” sino “a primera hora” o “en los primeros compases”.
Los titulares de los diarios tienen una importancia destacada no sólo en la noticia en sí misma sino en la propia formación de la cultura de una lengua y en la consolidación de ideas, incluso de la propia lexicalización de las colocaciones léxicas.
Galisson, André, el lingüista francés enamorado e inventor de los palimpsestos culturales entre los que incluye los títulos de las canciones, de las películas y por supuesto los titulares de prensa.
El concepto de palimpsesto de Galisson no coincide con la definición del DRAE que los caracteriza como manuscrito que conserva huellas de una escritura anterior borrada artificialmente.
La idea de Galisson va por otro lado y explica que detrás de un titular puede ir una referencia u otra idea diferente a lo que indica la composicionalidad de las unidades léxicas que lo conforman.
En el caso del “Wall Street Journal” no creemos que la intención del periodista o traductor –más bien este último- puede ocultar alguna otra idea o transmitir una referencia cultural, sino que el título es erróneo por desconocimiento de que las palabras en las lenguas naturales no se combinan con total libertad sino que tienen innumerables restricciones en su combinatoria.
Así Google no “buscaría ingresar a un nuevo sector” sino que lo correcto sería “buscaría sumarse a un nuevo sector”. La influencia del inglés se vislumbra en todos y cada uno de los titulares.
También las “débiles ventas de PC golpean a H-P”: las flojas ventas dañan a H-P. En principio las “ventas no golpean”
En descarga de la calidad del diario digital estadounidense, los periodistas o sus traductores buscan en los titulares un efecto de atracción del lector, aunque algunas veces la incorrección puede originar la risa.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: