Español en América

abril 14, 2012

Lexico y enseñanza comunicativa

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 7:15 pm

La enseñanza del léxico es un objetivo central en la enseñanza de la lengua sea segunda o materna no en vano para comunicarnos necesitamos el conocimiento de un elevado número de unidades léxicas.
No somos entusiastas ni de la gramática ni de presentar su aprendizaje en los primeros niveles por pensar que las normas constituyen lo menos comunicativo de las lenguas naturales.
Nos vemos obligados a tratar y enseñar la gramática en contra de nuestra voluntad por las exigencias de las dichosas evaluaciones a las que nuestros alumnos se ven abocados para obtener los certificados que prueban su capacidad para expresarse –comunicarse- en una lengua determinada.
Por otro lado nos enfrentamos a qué enseñar y en qué momento de la cadencia hay que abordar la parte de ese currículo preconcebido y que cuando damos clases en escuelas, institutos o universidades, viene también establecido por la dirección de los centros.
Otro punto trascendental es la elección de manuales o textos, acompañados de sus correspondientes cuadernos de ejercicios que nosotros, en su conjunto, calificamos como poco o nada comunicativos.
Resulta sorprendente en el prólogo de los mismos como sus autores, en niveles como los “A”, explican en qué consiste el libro y sus virtudes comunicativas.
En el mismo “paquete” incluyo a los correspondientes exámenes o evaluaciones de los niveles iniciales entre los que los pobres examinandos se debaten para comprender lo que las preguntas les requieren.
Ni me refiero a un manual concreto ni a una evaluación determinada sino a un estado de cosas que en mi opinión no responden a la necesidad comunicativa de las lenguas exige ni la correspondiente comprensión de las evaluaciones necesita.
Se trata de investigar si el estado actual de la enseñanza es como lo describo y si es así, se pretende como intentan otros métodos de aprendizaje buscar y conseguir otros modelos en los que el objetivo sea la comunicación y no la enseñanza de un currículo.
Creemos que la enseñanza de lenguas no persigue que los alumnos se conviertan en lingüistas avezados con un conocimiento exhaustivo y explícito de reglas gramaticales y que dominen la conjugación del amplio dominio del subjuntivo español, que no conducen en directo a la comunicación, sino en conseguir que comuniquen con soltura.
La comunicación en sus primeras fases tiene que ser oral para pasar poco a poco a través de una ampliación del léxico y de la combinatoria a una práctica del escrito.
¿Cuándo se debe atravesar el rubicón del oral y empezar con el escrito?
Esa es la clave del éxito. Cuando hablamos de comenzar con el escrito, el alumno ha tenido que alcanzar una suficiencia elevada en la comunicación oral. A partir de ahí es cuando podemos iniciar la enseñanza gramatical y al mismo tiempo del escrito.
Nuestro parecer siempre modesto pero fundamentado en las investigaciones de Germain y Netten en la enseñanza del francés lengua extranjera en “lengua intensiva”, han demostrado que en los primeros balbuceos de una nueva lengua se produce o el éxito o el fracaso. Los franco-canadienses se inclinan por una enseñanza cien por cien oral.
Algo estaremos haciendo mal si las estadísticas reflejan que el 80% de los alumnos de lengua española son del nivel A.
Para verificar y comprobar que lo estamos haciendo mal, formulo una pregunta muy sencilla: ¿cuántas formas –palabras- se requieren para conseguir un nivel A1 y A2?
Es la primera investigación que propongo:
Se trata de averiguar, más-menos diez por ciento, cuál es ese vocabulario necesario para alcanzar el A1-A2. A continuación constituiremos un corpus de manuales de ese nivel de ELE.
La siguiente fase de la investigación consiste en construir un mini corpus con evaluaciones-exámenes del DELE nivel A1 y A2.
Nosotros hemos iniciado el trabajo. Para ello comenzamos solicitando la colaboración de las editoriales de ELE, pidiéndoles los textos para formar un corpus de “manuales”.
El mini corpus de exámenes de DELE ya lo tenemos. Es limitado y pedimos al Instituto Cervantes su colaboración para formar el corpus de exámenes DELE A1-A2 lo suficientemente amplio.
La pequeña investigación está en marcha. Las editoriales a las que pedimos sus textos, en principio y planteado el problema son reacias, excepto una minoría, a colaborar con el Proyecto de Investigación.
¿Será que tienen miedo a descubrir la verdad?

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: