Español en América

abril 16, 2012

Dar un paso en falso

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:20 pm

Nuestra pasión por la fraseología, frasemas si seguimos la terminología de la OLST, nos obliga a iniciar estos trabajos con una locución.
Mel’cuk inventor de la tipología que gira alrededor de los frasemas, explica que cada una de estas expresiones tiene un significado libre o composicional y otro o varios más no composicionales derivados de su extensión metafórica.
Disentimos en profundidad con el DRAE en el tratamiento de la combinatoria restringida que constituyen los frasemas.
Y si el diccionario oficial no es un dechado de virtudes en lo referente a las definiciones de sus entradas en cuanto empieza el tratamiento de las expresiones fraseológicas, apaga y vámonos.
Como todo tiene su lado bueno y su lado malo, echamos mano de los corpus CORDE y CREA de las reales academias que nos ayudan a confirmar empleos y sobre todo, en cuanto al uso preposicional en el que como cualquier hijo de vecino, metemos la pata.
Criticamos el CREA, inmóvil desde el 2004. No se imaginan lo que ha llovido desde entonces y ya no hago alusión a la lentitud de los académicos en introducir nuevos lemas al diccionario, sino al torrente léxico que se nos viene encima.
No sirve lamentarse del uso de anglicismos casi siempre procedentes de la innovación tecnológica ni de esas geniales invenciones en el inglés financiero que desde la Reserva Federal nos sorprenden por su originalidad.
Tampoco nos asustan los SMS a menudo denigrados por algún académico despistado que se horrorizaba de las innumerables faltas ortográficas que contenían.
Desde estas páginas no nos preocupan los SMS ni ese léxico “infernal” procedente de los videojuegos, teléfonos móviles o de las aplicaciones informáticas. Los SMS van a desaparecer, como desapareció la casete o el CD. Nos inquieta la falta de léxico, de ese vocabulario usual que se necesita para comunicarnos por la vía del escrito en nuestra lengua materna, las viejas “palabras” necesarias para comprender las lecturas y esas dichosas evaluaciones por las que los docentes nos califican.
Y llegamos a la universidad con textos trufados de faltas de ortografía que ponen los pelos de punta a los profesores.
Tampoco estos se libran de las incorrecciones y si no echen una mirada a las memorias de máster publicadas en la red.
Los trabajos pueden ser de calidad pero faltas increíbles llenan las páginas, gazapos espantosos como que “comunicación” es una forma inglesa.
¿Dónde están los tutores de esas memorias? ¿las han leído? ¿Cómo universidades de prestigio avalan estos textos plagaditos de errores?
¿A alguien le extraña que las universidades españolas estén descalificadas a nivel mundial?
Se objetará que se llenan con estudiantes extranjeros que vienen de los cinco continentes… por los 1.800 euros que vale un curso de máster o de doctorado…
Volvamos a nuestra locución con la que tenemos “diferencias irreconciliables” con el DRAE que pueden dar lugar a nuestro “divorcio” definitivo.
La locución “dar un paso en falso” es con toda evidencia una expresión verbal, que, además, contiene en su seno otra locución en este caso, adverbial, “en falso”.
Con la definición del DRAE de “en falso”, que reseñamos a continuación:
En falso.
1. loc. adv. Falsamente o con intención contraria a la que se quiere dar a entender. U. más en los juegos de envite, cuando quien tiene poco juego envida para que se engañe el contrario.
2. loc. adv. Sin la debida seguridad y resistencia. Este edificio está hecho en falso

Estamos de acuerdo con la segunda acepción, y no tanto con la primera.
La expresión o locución “cerrar en falso” es habitual cuando los periodistas en su redacción escriben habitualmente: el presidente de gobierno cerró en falso la crisis.
La locución anterior es verbal y significa “actuar de manera equivocada” y “en falso” opinamos que es locución adverbial pero su definición se aproxima más a “equivocación” involuntaria que a “engaño”.
Ni que decir tiene que la locución “cerrar en falso” no aparece en el diccionario académico.
Sí aparece la locución verbal “dar un mal paso” que el DRAE define como: 1. loc. verb. Sufrir un fallo al andar o al correr, del que se sigue daño y, como segunda acepción: 2. loc. verb. Hacer algo de lo que se sigue o puede seguirse detrimento.
En cuanto a la primera acepción, a simple vista, no parece que sea una locución sino una combinación libre y composicional; cualquiera pueda dar un mal paso, torcerse un tobillo, sufrir un esguince o romperse un pie.
Con la segunda acepción, estamos de acuerdo.
En cuanto a nuestra expresión de cabecera, “dar un paso en falso”, el DRAE nos remite su significado a “dar un mal paso”, es decir que son locuciones sinónimas. En esta ocasión los significados de ambas locuciones son coincidentes; matizaríamos que “dar un paso en falso”, en la actualidad se aplica más que su cuasi sinónima y sobre todo en el ámbito político como la adverbial “en falso” y “cerrar en falso”.
En la enseñanza de lenguas y dada la profusión de las expresiones fraseológicas y la complejidad de sus significados, es tarea obligada su enseñanza.
Nuestra metodología incluye amplios espacios a la combinatoria restringida tanto en maternas como en segundas.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: