Español en América

mayo 6, 2012

Enseñanza online vs. enseñanza presencial

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:54 am

Desde que en los 80 se adjudicó el pomposo nombre de « Tecnologías de la Información y de la Comunicación », las famosas TICs, se pensó que la conjunción de Informática (Hardware y Software) junto a la tecnología audiovisual y la más reciente y poderosa Internet, vendrían a resolver como panacea universal todos los problemas en el universo de la educación y formación.
Los sistemas de FAD (Formación A Distancia) sufrieron una transformación al incluir esas nuevas tecnologías en el proceso de formación.
Se pensó de manera errónea que se podía prescindir de la mediación humana y dejar en manos de dispositivos automáticos la relación entre los contenidos, las herramientas y los alumnos.
Del fracaso de este sistema en el que la máquina prescindía del ser humano, la figura del tutor apareció como elemento esencial de las FAD y se comenzó a estudiar las funciones de la tutorización, las competencias del mediador y su intervención en el proceso de enseñanza.
Del estudio de las diferencias entre las FAD y la enseñanza presencial surge la presencia del tutor y su función de acompañamiento.
Opiniones diferenciales a considerar al “acompañamiento” como única función de la tutorización son numerosas y las describiremos a posteriori.

Diferencias entre presencia y distancia

Para mostrar las diferencias entre ambos procesos veamos las características de la enseñanza cara a cara:
Se realiza en un lugar, en el tiempo y bajo la batuta de un profesor que ejerce la función de ponente.
No existen, en general, herramientas electrónicas y la transmisión del conocimiento se ejerce por vía de la clase magistral sin que intervenga la socialización del conocimiento.
En la FAD no concurren las circunstancias de convergencia en un único lugar y la sincronía que supone la formación presencial, mientras que la figura del tutor es otro hecho fundamental que realza la formación a distancia.
Tutor y profesor no son palabras sinónimas sino intervinientes en dos procesos que poco o nada se parecen.
Para estudiar las diferencias entre ambos procesos hemos construido un mini corpus con las respuestas de la tutora y de los alumnos de un curso de Tutorización del Instituto Cervantes en el que hemos eliminado los recurrentes “saludos” y respuestas con indicaciones sobre lecturas o comentarios que no aportan valor al proceso diferencial.
En el curso se solicitaban tres características diferenciales entre la FAD y la enseñanza presencial, sin embargo del Corpus se extraen valiosas aportaciones.
Es preciso mencionar que este corpus se realiza casi al final del curso, de forma que el aprendizaje del mismo supone unas conclusiones por parte de la autora diferentes a las que hubiera respondido en el instante de recogida de las respuestas en el foro correspondiente.

Nuestro parecer difiere en una característica diferencial que nadie menciona y que es central en una FAD en relación con una presencial y no es otra que la transmisión o construcción del conocimiento es propiedad esencial de este tipo de formación.
Nos referimos al Constructivismo social de Piaget modificado por diversas aportaciones y por un hecho que realza esta teoría de la psicología de la educación, que no es otra que la aparición en la escena de la educación de Internet y de las nuevas tecnologías.
Entendemos que Internet supone un poderoso medio que cambia el panorama del conocimiento y de su transmisión, siendo para nosotros un actor que asume un mayor protagonismo que las herramientas puras como hardware y software.
No podemos olvidar que en la enseñanza cara a cara y, en muchas formaciones aparece como metodología el Constructivismo social, pero creemos por nuestra experiencia que es más una excepción que una norma.
Vayamos avanzando en las características diferenciales y añadiendo a esta central del proceso metodológico que es el Constructivismo Social, las demás que son propias de una FAD.
La segunda diferencia es la figura del tutor, el online tutor de los británicos que en nada se parece a la figura del profesor tradicional.
Si fuéramos desgranando una a una las funciones del tutor, irán apareciendo esas características que diferencian a ambas enseñanzas.
Al tutor se le atribuyen unas funciones que en esencia se centran en el acompañamiento, aunque no todos los autores mantienen la misma tesis y no consideran al “acompañamiento” como única función de la tutorización. Mencionaremos como discrepante en el sentido anterior, la aportación de Caterine Pamphile en su Memoria de D. E. A. “La Tutorización “(2005)
Señalaremos como diferenciales las siguientes características, sin que el orden para nosotros suponga prevalencia:

– Autonomía del aprendizaje por el alumno en el que este planifica la gestión del tiempo. Conviene precisar que nos olvidamos de la precisión de terminología que suponen los conceptos de autonomía y autoaprendizaje a los que remitimos al trabajo de Germain, Claude disponible en línea y que explica los conceptos que difieren de lo que en términos coloquiales se considera “autonomía”. Como indica Jorgelina I. Tallei mencionando a Moore y Kearsley (1996) el “Aprendizaje autónomo. El alumno es más activo, reflexivo”.
– Relacionado con autonomía y autoaprendizaje se deduce la flexibilidad temporal en relación con las tareas, acceso a contenidos, empleo de la comunicación entre tutor y alumno y entre los diversos participantes.
– Al hilo de lo anterior, la necesidad de planificar por el alumno sus trabajos y comunicaciones. Precisar que el término planificar no permite diferenciar lo que calificamos como gestión por el alumno de contenidos, comunicaciones y tareas y, la planificación metodológica de los diseñadores del curso en lo que se refiere a los Módulos, contenidos, recursos y herramientas y, tampoco, con la necesaria planificación que necesita marcar el tutor en cuanto a su “emploi du temps” y el de los alumnos.
– Conocimiento básico por el alumno de programas informáticos como WORD o Pdf., y de herramientas sencillas de acceso a Internet, de descarga de contenidos y de subida de trabajos a plataformas y blogs. Se suele estimar “usual” el manejo de Blogs y de programas gratuitos de videoconferencia y/o telefónicos como “Skype” que facilitan el contacto entre alumno y tutor. A este conocimiento algunos autores denominan “conocimiento tecnológico”.
– La comunicación entre alumno y tutor se realiza por diversas herramientas de forma sincrónica y diacrónica como son: foros, chat, correo electrónico y sesiones de video conferencia, que aunque no son exclusivas de las FAD, son elementos diferenciales respecto a la enseñanza presencial. Algunos autores califican esta comunicación como interacción.
– La última característica es la función del tutor a diferencia del tradicional profesor que consiste en la motivación psicológica para conseguir el buen ambiente del curso, animar las relaciones entre alumnos y conseguir que las tareas se lleven a término.
En cuanto a las diferentes maneras de evaluar los trabajos e intervenciones de los alumnos en foros y chats, se puede considerar que no difieren de forma sustancial con las evaluaciones tradicionales relacionadas con los contenidos, pero sí con las herramientas de comunicación.
Precisión necesaria es que cada vez más la enseñanza convencional se nutre de campus virtuales, forma elegante de denominar a las plataformas de FAD en las que comunicaciones fuera de los horarios de clase se realizan por medio de herramientas tecnológicas y en las que es habitual la puesta a disposición de los alumnos de contenidos colgados en la plataforma, la comunicación por correo o la publicación de trabajos por medio de la “subida” a dicho campus.

La formación presencial justo es reconocerlo utiliza cada vez más las TICs, la metodología del Constructivismo Social y en un futuro no lejano, ambas enseñanzas se acercarán a una fusión en la que las ventajas de ambas se emplearán en conseguir que el alumno no sea objeto de la enseñanza sino actor principal.
En nuestros afanes pedagógicos proponemos una metodología transversal para conseguir una mejora en la enseñanza que enfrenta la figura del profesor convencional y su inseparable libro de texto, al online tutor que trabaja mucho más que el primero y se preocupa por el alumno-actor.

En otro post continuaremos con este trabajo entre presencia y distancia y especificaremos las diferentes funciones que completan el “acompañamiento” en la figura del tutor.

1 comentario »

  1. Interesante! Aporto un enlace a una nueva plataforma de enseñanza en modalidad online que encuentro muy interesante.

    Aprendemia

    Comentario por Fernando — mayo 20, 2013 @ 10:43 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: