Español en América

mayo 15, 2012

¿Es útil un diccionario en la enseñanza de L2?

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 7:25 pm

Hasta ahora cuando alguien decidía comenzar el aprendizaje de una lengua la primera tarea era la adquisición de un diccionario bilingüe.
En algunas ocasiones los profesores recomiendan comprar uno monolingüe de la lengua meta, la que pretendemos aprender.
Pensamos que ambas soluciones son válidas, pero el bilingüe nos conviene más ya que suponemos que el alumno tiene un conocimiento suficiente del léxico de su lengua de origen y cuando se pretende adquirir una nueva lengua, las definiciones son ya conocidas por los estudiantes y lo que se pretende es ir lo más rápido posible al grano, es decir al aprendizaje del léxico para poder comunicarse lo mejor al oral y lo antes posible.
En estos primeros pasos en una lengua desconocida es trascendental la motivación. La adquisición se debe realizar a gran velocidad para que el que se inicia mantenga elevada su moral y vea los progresos.

¿Por qué el diccionario?
Es conocido que el diccionario desde la a a la zeta describe el léxico de una lengua y para poder expresarse y comunicarse al oral son suficientes unas pocas reglas gramaticales y mucho, muchísimo léxico.
El aprendizaje convencional o tradicional de una lengua extranjera se centraba en un conocimiento exhaustivo de las reglas gramaticales. Nuestros lectores están al corriente de nuestra falta de entusiasmo por la Gramática en los momentos iniciales de la introducción a una nueva lengua y la insistencia en la necesidad de suministrar una enorme cantidad de unidades léxicas.

¿Es el diccionario la mejor manera de ayudar en esa tarea del aumento del léxico?
Antes indicábamos que la adquisición de un diccionario en papel era el primer paso dado por los alumnos.
En un estudiante avanzado de segundas lenguas el diccionario cumple varias misiones como la de verificar la ortografía, la definición en los monolingües, el contexto de empleo que no todos proporcionan y en algún caso la tan repetida y necesaria combinatoria.
Los diccionarios en papel se ven desplazados por los diccionarios en línea que mejoran a los de papel en cuanto a inmediatez, la búsqueda es más rápida y casi todos aceptan fallos gramaticales de manera que remiten al correspondiente artículo con la ortografía corregida.
De manera que estos diccionarios gratuitos en Internet facilitan mucho las cosas y son una herramienta más para la enseñanza de L2.
La aparición de Internet y las numerosas herramientas informáticas y recursos de los que disponemos pueden desplazar a las actividades derivadas del uso de diccionarios en el aprendizaje de una nueva lengua.
Somos entusiastas de la utilización del diccionario electrónico siempre y cuando cumplan con las funciones de facilitar un contexto de uso y una descripción lo más exhaustiva posible de la combinatoria, es decir de las colocaciones y locuciones a partir de una entrada.
Los diccionarios combinados con el empleo de los corpus textuales del español CREA y CORDE de la RAE nos ayudan y mucho para estudiantes de niveles intermedios y avanzados. No tanto para los que se inician ya que se necesita conocer los intríngulis del léxico para avanzar de la manera más autónoma posible.
Nos referimos en estos casos a los estudiantes extranjeros que vienen a los países hispanohablantes de América o de España para profundizar en el ELE.
Los programas son de “español intensivo” que es una buena fórmula que la recomienda la Escuela de L. M. de Graz de la UE, completándola con la disposición fuera de las horas de clase de medidas de puesta a disposición de recursos para continuar con el aprendizaje.
En otros casos los programas de “español intensivo” se completan con una especie de “inmersión” cuando se encuentran alojados en contacto con familias o estudiantes de habla hispana.
En los niveles iniciales insistimos en la necesidad del español oral y sus estructuras sencillas olvidándonos de la gramática que no es ni poco ni nada comunicativa.
Si en este estadio los profesores ni tienen que ser nativos ni tienen que poseer grandes conocimientos de la lengua, en cuanto avancemos en el conocimiento léxico y gramatical, los docentes tienen que dominar el sistema de la lengua entendiéndose como tal el conjunto de relaciones léxicas y gramaticales que conforman una estructura semántica organizada.
Necesitamos explicar como indica Polguère, el lingüista francocanadiense, que los profesores, además de conocer y dominar el diccionario para la explicación y enseñanza del léxico deben saber cómo se construye, el por qué y para qué.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: