Español en América

mayo 23, 2012

Metodología léxica

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 3:13 pm

Repasábamos ayer dos diccionarios útiles para el aprendizaje del español sea lengua materna o segunda, el DICE, centrado en las colocaciones léxicas y el DAELE cuyo objetivo es diferente, propenso a explicar definiciones y locuciones, sin olvidar lo que califica como “frases”.
Si siguen nuestras recomendaciones y al ser ambos diccionarios en línea y gratuitos pueden verificar lo antes dicho y que pueden encajar en una metodología de autoaprendizaje combinándolos.
Veíamos también la ansiedad de profesores y alumnos en la búsqueda de actividades interactivas y online de manera que la filosofía o método de enseñanza es más un barullo que otra cosa.
Dentro del objetivo principal que es la consecución de una comunicación amplia y fluida de los aprendientes de español, estamos obligados a crear una metodología. Si estuviéramos en el séptimo arte, no tendríamos problemas ya que dispondríamos de una pléyade de “guionistas” que harían la labor por nosotros.
Al no disponer de los famosos guionistas, estamos obligados a crear nuestro método. Muchas veces es imposible un método único que compagine los deseos e intereses de los alumnos.
No es lo mismo un grupo de estudiantes chinos que uno de alemanes. Ni unos jóvenes de quince años que otros no tan jóvenes de cincuenta.
Tampoco es lo mismo los que vienen a prepararse para un examen escrito que otro oral, o unas señoritas que nos piden a gritos la dichosa Gramática que otras señoras que quieren especializarse en el lenguaje de los negocios.
Tenemos que crear una carretera principal con unos caminos adyacentes en ese intento difícil y complicado de satisfacer los objetivos de cada uno.
Si repasamos las bases del aprendizaje de lenguas comprobaremos que el elemento central es la comunicación. Pretendemos comunicarnos lo antes posible en el mayor número de situaciones y, por supuesto empleando el lenguaje oral. La enseñanza debe priorizar el oral en el mayor número de ámbitos para lo que, además necesitamos disponer de un elevado input. Y ese léxico tiene que ser auténtico y actual.
Quizás sean las dos premisas esenciales de nuestra metodología el priorizar el oral y el léxico.
De la necesidad de ir por la vía rápida al aprendizaje de un alto número de unidades léxicas es trascendental poseer buenos diccionarios online que nos dejen trabajar tanto en la clase como fuera de ella.
Insistimos en cualquier nivel y grupo la importancia del léxico y la disposición de un input fuera de las aulas para trabajar en ese camino de ampliación léxica.
¿Cómo se trabaja el léxico?
Insistimos en el aprendizaje de las unidades de carácter restringido es decir no libres que son las colocaciones y las locuciones.
Nuestra metodología de ampliación del léxico pasa por la confección de lo que denominamos “fichas léxicas” en las que, a parte de las aulas, ponemos a disposición de los alumnos unos corpus cortos en forma de microrrelatos de unos pocos caracteres de manera que vayan resolviendo estas fichas en las que los alumnos eligen, por ejemplo, un verbo –el centro del enunciado- un sustantivo y un adjetivo.
Con ayuda de uno o varios diccionarios se incorporan a la “ficha léxica” las definiciones, las colocaciones y las locuciones si las hubiere. Al final de la tarea se pide una redacción muy corta empleando las palabras del microrrelato y las nuevas aprendidas.
Cada “ficha léxica” constituye la hoja de un diccionario personal del alumno que poco a poco va construyendo un cuaderno propio con las unidades, formas y poliléxicas que más le interesan o que piensa va a utilizar más en la comunicación oral. Por supuesto que el profesor en su acompañamiento como tutor puede elegir, o señalar, esas formas más usuales con la ayuda de un diccionario de frecuencias y/o redactando un breve microrrelato que contenga las palabras más usuales.
En la maraña de este blog, la autora ha innovado un término referido a la frecuencia léxica que denominamos “frecuencia léxica asociada” cuya finalidad es el aprendizaje por la vía rápida de formas –las viejas palabras- cuya morfología es próxima en varias lenguas, como pueden ser el inglés, el francés, el alemán o el español, de manera que casi casi son calcos las unas de las otras y que derivando su morfología podemos conseguir otras derivadas de similar o parecido significado que permite, por un lado la elección de las formas de significado “asociado” a efectos de construir nuestras fichas léxicas con un criterio más aproximado a la realidad que el que proporcionan los diccionarios de frecuencias y, por otro, el aprender por derivación morfológica un elevado número de formas a partir de una de ellas, que puede ser, por ejemplo, “comunicación” (communication), comunicar, comunicado, comunicativo, etc.
La centralidad e inmensidad del léxico nos obliga a insistir en su aprendizaje.
Si explicamos de manera somera la metodología de la ampliación léxica, continuaremos con los demás elementos que la componen.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: