Español en América

junio 6, 2012

Echar leña al fuego: Volatilidad de la lengua

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:46 pm

Nos apetece o como se dice en América, nos provoca inventar nuevas combinaciones como esta del titular, la “volatilidad de la lengua”.
Se habla de que los mercados financieros son “volátiles” cuando un día bajan y el otro también o cuando durante la misma sesión de bolsa las acciones – los valores- suben y al rato descienden para volver a repetir el vaivén.
Entonces se dice que los mercados son volátiles o inestables.
El DRAE es más preciso e indica la volatilidad como la “inestabilidad de los precios en los mercados financieros”.
Volátil procede de volar. Las aves vuelan y algún que otro pajarraco también. Me refiero a esos señores tan volátiles que se dedican a ese oficio, el más antiguo de la humanidad y que no es pero se parece mucho a la prostitución que es la política.
Volátiles son los políticos que en sus promesas y en función del viento se dirigen como los pájaros hacia donde les interesa o a sus intereses o a por sus votos.
Si los mercados son volátiles y los políticos también y como el símil nos gusta, la lengua pensamos que lo puede ser.
Porque volátil es sinónimo de caprichoso, de veleidoso, de voluble y si se fijan, las lenguas lo son.
Las palabras se combinan de manera caprichosa sin que podamos explicar los famosos porqués.
La lengua es volátil como los líquidos que se evaporan o como el agua que se convierte en vapor y no se puede aprehender.
Volátiles somos los hablantes con nuestras malas costumbres que invitan a la corrección.
Los españoles somos inquisidores desde fecha inmemorial y condenamos a la hoguera al que no piensa como nosotros, al que no escribe como nos gustaría e incluso llevamos al patíbulo simbólico a los que cometen errores.
Pero si duro es llevar a arrastrarlo con la soga al cuello y no pretendemos echar leña al fuego sino apagar el incendio, algunos se dedican no sólo a corregir al que yerra sino a repartir recomendaciones sin ton ni son.
La Eurocopa comienza en unas horas y los sagaces expertos en nuestra lengua producen una serie de recomendaciones para que nuestros colegas periodistas escriban como Dios manda.
Que si los córners se sacan por la izquierda, si los tiene que botar Xavi o Iniesta, en fin que los de la Fundéu han sacado esa vena de entrenadores que tienen los machos ibéricos, propensos a seleccionar jugadores, a hacer alineaciones e incluso esquemas de juego.
El fútbol, la prensa, la lengua que habla del deporte, requiere, por supuesto, de unas atenciones en beneficio de los lectores y espectadores. Los hispanos, los que habitamos la piel de toro, esa península atormentada por políticos de todo pelaje, banqueros en quiebra, no necesitamos de recomendaciones.
Si nos miramos en el espejo de la lengua inglesa, con sentido del ahorro, prescindieron de una Academia que sirve a unos intereses ajenos a la lengua.
Nuestra propuesta es eliminar gastos inútiles y superfluos como los de la RAE. Se objetará que la Academia no es un organismo de derecho público y por tanto, no sujeta al presupuesto nacional y que los votantes no pueden ejercer con sus boletines esa posibilidad de barrerla del mapa lingüístico.
¿Qué pasaría? ¿Nos quedaríamos huérfanos y desasistidos?
En principio, tenemos a la Fundéu que con su catalejo omnipresente nos vigila y nos indica como se tiran los penalties (¿se escribe así?) o si centro campista se escribe junto o separado o lleva un guion en medio.
Ni lo sabemos ni nos importa, a los locutores hispanos lo que nos apasiona es que los jugadores metan goles, jueguen limpio, sin faltas y si es posible que ganen y que venzan a los alemanes al equipo de la señora Merkel y, que por una vez no pague nuestra fiesta.
Nuestro sentido del humor nos impide “echar más leña al fuego” que es una locución verbal que significa “hacer lo posible para aumentar un problema”.
El CORDE contiene 20 casos y el CREA 16, para “echar leña al fuego”.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [seis de junio de 2012]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [seis de junio de 2012]
Por cierto si se toman la molestia de acudir a la web de la Fundéu de fecha de hoy verán como emplean mal la forma “expresión”. Nuestros lectores que conocen a la perfección la terminología y las diferencias entre colocaciones y locuciones comprobarán lo que aserto.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: