Español en América

junio 9, 2012

Léxico en lenguas segundas y maternas y, el fracaso escolar

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 8:48 pm

Insistimos una y otra vez en la prioridad de la enseñanza del léxico en el español lengua materna y en el español lengua extranjera.
La mayor parte de los autores trazan una línea divisoria nítida y clara entre ambas disciplinas sin que para nosotros exista esa diferencia.
En segundas lenguas los profesores y los que nos indican el camino, es decir los investigadores, ponen por delante la comunicación y el principio de autenticidad.
En lenguas maternas enfocamos nuestras preferencias hacia la comunicación, hacia el escaso y deficiente conocimiento y competencia léxica de los alumnos que lleva emparejada la falta de comprensión lectora y, como consecuencia el fracaso escolar en sus diversos grados.
Nos parece trascendental la utilización como en L2 de textos auténticos y actuales. No son muchos los pedagogos que hablan de esto, al parecer circunscrito a las lenguas foráneas.

¿Graduamos el “fracaso escolar”?

Resulta curioso que este “fracaso escolar” no se gradúe. Los humanos somos aficionados a clasificar y dividir todas las actividades o desempeños. Sin embargo, hablamos del fracaso escolar, en porcentajes absolutos. Se fracasa o se triunfa.
No nos detenemos y quizás esté la clave de la solución, en pensar que el “fracasado” no lo es al cien por cien. Del no alcanzar la meta, se deduce que no se ha conseguido el ansiado título, lo que no impide que el alumno haya superado ciertos objetivos.
El alumno fracasado no lo es en el sentido de no comprender ningún texto o no conseguir entender los problemas que se le plantean, sino que tiene unos conocimientos que no superan la barrera de las evaluaciones. No nos hemos parado en considerar que de ese “pozo” del fracaso escolar, pueden salir muchos jóvenes alumnos con un esfuerzo no demasiado grande y, por supuesto, con un coste cero para las depauperadas arcas del estado español, que se puede extender a otros países de nuestra lengua que no estando “en crisis” no disponen de grandes presupuestos para combatir el maldito “fracaso”.
No somos los únicos en achacar el fracaso escolar a la carencia o falta de competencia léxica en contra de los sociólogos y psicólogos que atribuyen las deserciones a causas como la inmigración, la falta de preparación de los padres, el escaso nivel económico de las familias alegando que los barrios deprimidos o pobres tienen cifras superiores de “fracasados” que las escuelas situadas en barrios “ricos”.
Como no estamos de acuerdo diseñamos y creamos una metodología de ampliación del léxico, con el recurso de las TICs, de manera de disponer de un sistema de autoaprendizaje que consigue que los alumnos pobres o ricos puedan comprender los textos sin ayuda de nadie. No necesitamos del concurso de los padres para la comprensión de textos y enunciados ni tampoco para la resolución de dificultades y problemas.
El estadounidense R. P. Carver, demostró que la falta de comprensión de un2% de las unidades léxicas de un texto, supone su incomprensión y el abandono.
Nuestro diseño de una herramienta informática que por una parte mejora la competencia léxica mediante la lectura (no la lectura-ocio) dirigida, seleccionada y graduada, la construcción del conocimiento individual y colectivo mediante la constitución de corpus, consigue que se aumente la comprensión de textos, sin invertir ni un solo dólar, ni un solo euro.
La metodología tiene un inconveniente, que el alumno al ser el centro del aprendizaje requiere de una mayor atención –tutorización- de los docentes.
Al profesor, a los profesores se les demanda un trabajo mucho más intenso dentro y fuera de las aulas, una dedicación especial que requiere muchas dosis de ilusión, de motivación y de cariño.

¿Tienen nuestros docentes estas características?

Se les solicita una competencia digital, no como el difunto Steve Jobs, pero un cierto conocimiento de Internet, del manejo de ordenadores/computadoras y de los software más elementales.
Metodología de lenguas maternas versus lenguas extranjeras:
No distinguimos en nuestra metodología entre maternas y extranjeras, se trata de mejorar la competencia léxica de la forma más rápida posible valiéndonos de las aulas, de plataformas, de inmersión, todo ello encaminado hacia la consecución de un mayor input léxico que mejorará la comunicación y la comprensión lectora.
Si recuerdan pocos, escasos o ningún esfuerzo se dedica al léxico, a mejorar la competencia léxica que lleva a la mejora de la comprensión de textos y a una comunicación rica y fluida.
¿Seremos los únicos que nos equivocamos al insistir una y otra vez en lo mismo?

Nos dejamos en el tintero una propuesta interesante de Claire Martinot, la “Reformulación” de cómo mejorar el léxico por un método natural y del que hablaremos en nuestro siguiente “post”, Dios mediante.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: