Español en América

junio 25, 2012

Sin aliento

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 9:27 am

Con la lengua fuera, es nuestra definición más próxima, al estilo académico que produce los significados de las acepciones del diccionario oficial con otra forma o locución sinónima.
Es la vía fácil a la que nos acostumbra la Academia de la lengua para quitarse los muertos de encima.
Si durante la semana nos quedamos sin aliento, el domingo es el séptimo día, que corresponde al Señor y toca descansar. Y recuperar el aliento.
Nuestro quehacer léxico nos lleva a un trabajo ininterrumpido para recolectar locuciones y colocaciones léxicas necesarias para la enseñanza de la lengua española.
La metodología léxica consiste en analizar la locución que tenemos entre las manos acudiendo a los corpus del español CORDE y CREA y verificar su empleo, mayor o menor, de forma diacrónica y si existe uno o varios significados.
No las inventamos sino que es una característica de las lenguas naturales y una complicación para los lingüistas y locutores en el sentido de que la semántica se extiende con la innovación y repetición desde un significado original.
Así, los corpus anteriores con su gran dimensión conforman un repertorio de los usos del español.
Cuando comenzamos el análisis de una locución a priori desconocemos cuando surgió o por lo menos quién la transcribió por primera vez, seguramente procedente del lenguaje coloquial.
El Diccionario RAE suele documentar las locuciones no así las colocaciones que permanecen ignoradas o en algún caso el diccionario las califica como “sustantivo masculino” o femenino.
Y se queda tan ancho.
Muchas veces las locuciones son importadas o calcos de otras lenguas, en lo que nos atañe el inglés y algo menos el francés.
Desde que surgió el cine, el séptimo arte, la influencia de los títulos de la filmografía es enorme en la producción de locuciones.
La que traemos hoy a colación “sin aliento” dio lugar a una película en Francia, “À bout de souffle” de Godard y cuyo protagonista es el famoso Jean-Paul Belmondo.
No recordamos si la película se tradujo a nuestra lengua como “Al filo de la escapada” o algo parecido. No tiene mayor importancia sino recordar los sinsabores del protagonista que, por supuesto, en su fuga-periplo se queda sin aliento.
A “sin aliento” el DRAE no la documenta como locución; puede que tenga razón esta noble institución ibérica pata blanca puesto que la combinación binaria puede considerarla composicional y transparente.
Opinamos que “sin aliento” es más opaca que transparente y si le preguntamos a un no nativo, por supuesto que no sabrá darnos su significado.
Pero, ¿qué significa?, quedarse extenuado, sin fuerzas, agotado: “llegué sin aliento” equivale a llegar hecho polvo.
En todo caso, la aparición constante y numerosa en los textos se consideraría como una colocación léxica por su “lexicalización” movida por el uso repetitivo.
Veamos lo que nos dicen los corpus:
CREA: 196 concordancias, mientras que el CORDE presenta 495 casos.
Los lectores saben que el CORDE es el viejo corpus mientras que el CREA es el “moderno”.
De lo anterior se deduce que el empleo de “sin aliento” se reduce, hecho que coincide con el comportamiento general que no es otro que las locuciones disminuyen mientras que las colocaciones aumentan su frecuencia.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: