Español en América

julio 24, 2012

A la chita callando y sin armar ruido

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 10:37 am

A veces nos preguntamos cómo se forman las locuciones o expresiones que por definición son combinaciones de las lenguas naturales no composicionales.
Nuestra metodología para el análisis de las locuciones consiste en acudir a los corpus CORDE y CREA y verificar su empleo.
Constatamos en un 99% de los casos que el viejo CORDE contiene muchas más concordancias que el nuevo CREA (hasta el 2004) y que se deduce la pérdida de estas joyas de la corona de la lengua española.
Distinto es el caso de esas otras combinaciones restringidas que son las colocaciones léxicas en pleno proceso de expansión o quizás diremos con mayor propiedad que constituyen un fenómeno explosivo e incontenible.
Si las locuciones son opacas y no composicionales, las colocaciones son bastante transparentes y composicionales.
La aparición de Internet y de los medios audiovisuales omnipresentes y cada vez más poderosos en su poder “lingüístico”, producen un aumento vertiginoso de las colocaciones.
La repetición por los hablantes en sus comunicaciones habituales y el empleo en los medios provocan su aparición en la lengua.
También proceden en forma de anglicismos de las nuevas tecnologías y de la innovación científica del mundo angloparlante.
Si casi nunca podemos establecer el origen de las locuciones por venir de “tiempos remotos” e inextricables, más fácil es realizar suposiciones sobre las colocaciones más recientes en el tiempo.
Una de las características de las lenguas a parte de su irregularidad y ambigüedad es lo que denominamos “caprichos lingüísticos” que vinculamos a la irregularidad.
Tutin clasifica a las colocaciones en dos grupos, “regulares” e “irregulares” y, advierte que no existe nada más irregular que una colocación léxica.
Lo mismo podemos decir de las locuciones que nadie, ni mucho menos nosotros nos atrevemos a clasificarlas en regulares e irregulares. Todas son irregulares y en grado infinito.
Tanto en el caso de las colocaciones como en el de las expresiones nos sorprende esa manera caprichosa de combinar las formas que las componen sin respetar la semántica de las palabras.
¿Me pueden explicar por qué se dice “volverse loco” y no “irse loco”. Cuando hablamos de alguien que “se ha vuelto loco” expresamos que esa persona ha pasado de cuerdo a loco. Por tanto, no sería más lógico “se ha ido loco”.
Ni que decir tiene que “estar loco” o “está loco” entra en la lógica del sintagma y de la semántica.
Desde el punto de vista de la Gramática con mayúsculas tanto “volverse loco” como “estar loco” son sintagmas correctos e intachables. Pero, ¿podemos decir lo mismo desde el significado de sus componentes?
Otra locución/colocación es “sin armar ruido” que sería sinónima de “a la chita callando”. Pero, queremos llamar la atención sobre la elección del verbo “armar”, totalmente caprichosa por “ruido”.
¿Les parece algo lógico combinar el verbo “armar” con ruido?
¿No es más natural decir en vez de “sin armar ruido”, “desarmar el ruido”.
En estos días de verano en el que profesores y alumnos descansan, unas gotas de humor vienen bien sea como tónico o como reflexión sobre el funcionamiento extraño de las lenguas.
Fíjense que la irregularidad, la arbitrariedad, la ambigüedad y esa propiedad caprichosa de elección de palabras o formas son una constante de cualquier lengua y de oscura procedencia.
Nos gustaría tanto a lingüistas como a matemáticos que nos interesan las lenguas, el establecer ese principio matemático del dos más dos cuatro. Y que funcione siempre. Esas dichosas reglas que inventan los gramáticos para justificar su quehacer que cuando pensamos que son universales, resulta que el susodicho especialista nos advierte: pero y siempre hay un pero o una “excepción”. Las excepciones dicen los de “letras”, que confirman las reglas o normas. Nuestra opinión difiere y creemos que las excepciones conforman la incapacidad de los gramáticos en su vano intento de modelizar la lengua.
No entienden, tampoco nosotros, que las lenguas son fenómenos discretos que es algo que los de “ciencias” se inventan para decirnos a los de “letras” que somos unos incapaces.
Un fenómeno “discreto” es algo que no es ni cuantificable ni medible como puede ser el contenido de una botella de vino, un brick de leche o el cauce de un rio.
Hecha la disertación anterior vayamos o “volvamos” si estamos locos a analizar “a la chita callando” y “sin armar ruido”, locuciones españolas que pensamos son sinónimas.
El DRAE para la primera la clasifica como “adverbial” y define como “calladamente, con disimulo”.
Lejos quedan los tiempos de nuestra infancia, cuando nos divertíamos en la calle (no había parques infantiles, ni lugares de ocio) con las “tabas” o huesos casi siempre de los corderos.
Esas “tabas” o “chitas” eran nuestro entretenimiento, ahora olvidado como la locución que traemos a estas páginas “a la chita callando”.
“Sin armar ruido” está para nosotros en la frontera de las locuciones y colocaciones, aunque nos atrevemos a documentarla como “locución verbal”. El diccionario oficial no la documenta ni como expresión ni mucho menos como colocación. Los lectores están al tanto que para la Real Academia el fenómeno colocacional NO EXISTE y por consiguiente no lo documenta.
No hay mucha diferencia para “a la chita callando” en ambos corpus: en el CREA 24 casos y en el CORDE 26.
En este último comprobamos que la primera aparición es reciente, en 1881 en una obra de la Pardo Bazán.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [veinticuatro de julio de 2012]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [veinticuatro de julio de 2012]

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: