Español en América

agosto 6, 2012

Poner el dedo en la llaga

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:36 pm

Dedo es un sustantivo masculino que produce innumerables locuciones.
La primera que se nos ocurre es “a dedo” costumbre de nuestros políticos de elegir sin más trámite que el “digital” a sus amigos y familiares para trabajos que normalmente requieren una oposición.
El diccionario DRAE la califica como locución adverbial y la define como “elegir o nombrar mediante la designación personal de quien la hace”.
Otra acepción para “a dedo” es la ya inusual y abandonada práctica de hacer autostop en las carreteras que se calificaba como “a dedo”.

Poner el dedo en la llaga

Es una locución verbal cuyo origen es evangélico y se define como conocer el origen de un problema y tocar el punto álgido o problemático de algo o de alguien.
Se suele decir que alguien “ha puesto el dedo en la llaga” también cuando ha tocado el punto sensible de un problema o de algo que molesta o requiere atención especial.

“A dos dedos” es otra locución, en este caso adverbial que quiere expresar que algo o alguien se ha quedado muy próximo: “se quedó a dos dedos de la medalla de bronce…”

“Chuparse el dedo” es una locución verbal que se emplea como negativa: “Fulano no se chupa el dedo” que equivale a que la persona mencionada no es tonta y no se le puede engañar.

“Pillarse los dedos”, el DRAE la escribe como “cogerse los dedos” que es mal vista en nuestras tierras americanas y en las españolas es menos utilizada que “pillarse los dedos”. Se define como sufrir un perjuicio en algo que al inicio se pensaba que podía ser beneficioso.

“Para chuparse los dedos” el DRAE lo escribe como “para comerse los dedos” que es menos usada que la primera y que significa quedarse o estar satisfecho cuando se come una sabrosa comida.

Tiene una segunda acepción cuando se dice que alguien “No se chupa el dedo” cuando es despierto o listo. (La mencionamos antes en positivo).

Para ver cuál de ambas es más usual acudiremos a los corpus de la Academia.

“Con los dedos de una mano” se dice cuando algo es muy escaso
Cuando una pared es muy frágil o endeble o cuando algún elemento no resiste de dice que se puede “derribar con un dedo”. Es una locución verbal.

“Fulano no tiene dos dedos de frente”, lo decimos cuando queremos expresar que Fulano no es muy inteligente o mejor dicho es tonto.
Se quedó mordiéndose los dedos: se reprimió la cólera por algo sucedido.

“Poner los dedos en la cara o poner los cinco dedos en la cara”, se define como dar una bofetada.

El CREA para la locución “chuparse los dedos” nos da 33 casos mientras que el CORDE nos produce 18.

Si limitamos la consulta a la “locución hermana”, “para chuparse los dedos” por supuesto que nos ofrecerá menos concordancias: en el CORDE 5 casos y en el CREA 12 casos.

Como vemos los significados son distintos lo cual parece sorprendente dada su “proximidad morfológica”.
Invitamos a los lectores a la consulta en los Corpus de las locuciones anteriores.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [seis de agosto de 2012]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [seis de agosto de 2012]

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: