Español en América

agosto 17, 2012

Corpus, Moodle, Tutorización, filosofía de enseñanza y Corpus Builder

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:39 pm

Las herramientas digitales:
Todo lo que huele a digital está de moda. Los centros siguiendo las directrices de la Unión Europea en su Portafolio de Lenguas insisten a cerca de sus docentes en utilizar las TICs.
El empleo de las nuevas tecnologías choca de frente con un profesorado que tiene una media de edad de 55 años reacio a formarse en estas tecnologías y más preocupado en los recortes de sueldos y el futuro de sus pensiones.
Gobierno y Comunidades Autónomas realizan un esfuerzo dotando a los alumnos de quinto de Primaria de ordenadores portátiles y llenando las aulas de computadoras y otros trastos que en un breve lapso de tiempo quedan obsoletos.

Herramientas digitales, una filosofía de enseñanza y una Metodología:

Ordenadores (hardware), programas informáticos (software), Internet con sus recursos y contenidos, plataformas tipo Moodle son sólo “herramientas”.

Para nuestro objetivo es preciso que esta idea quede muy clara.
En los cursos que impartimos y en los que asistimos para mejorar nuestras competencias contemplamos como los profesores nos demandan “actividades”. Al parecer y según la opinión muy extendida las actividades son el centro y la finalidad de las clases y según las estadísticas el 80% del tiempo lo dedican a ellas.
En la enseñanza actual de Lenguas Maternas y Segundas es central el concepto de “actividad”. Nosotros preferimos dar un vuelco a la idea de “actividad” y crear una filosofía de enseñanza para conseguir una Metodología apropiada, lógica, apoyada en investigaciones y que, por supuesto, funcione.
Recomendamos a autores de manuales, políticos, directores de centros, inspectores de educación y profesores que hagan un alto en el camino y reflexionen sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje de lenguas maternas y segundas.
La reflexión consiste, en primer lugar en ver el estado de la educación.
En el caso de las lenguas maternas se comprueba que los alumnos carecen de un léxico sean unidades monolexemáticas y plurilexemáticas que les dificulta comunicarse.
La falta de vocabulario les impide comprender las lecturas, los textos, los ejercicios, redactar escritos y exámenes y entender las famosas evaluaciones.
Los redactores de currículos oficiales mediatizados por los políticos no entienden que la lengua vehicular, en nuestro caso el español cumple una función comunicadora.
La clave de la enseñanza de Lenguas sean Maternas o Segundas es llegar a comprender que la lengua cumple la sagrada misión de “comunicar”.
Los sedicentes expertos en lenguas confunden la lengua “vehículo de comunicación” y lengua “objeto de conocimiento”.La lengua es obvio que es “objeto de conocimiento” como las matemáticas, la física o la termotecnia, sin embargo esta verdad incontrovertible produce confusión entre los actores de los procesos de enseñanza.

Si la lengua Materna es en España una auténtica catástrofe y las pruebas no las aportamos nosotros sino los informes PISA de la OCDE donde destacamos por estar anclados en el “fracaso escolar” más importante de las estadísticas, nada menos que el 31% y donde la sospecha planea de datos amañados.

Nuestra experiencia en la enseñanza Secundaria con alumnos que no entienden lo que se les pregunta, no pueden responder a las preguntas y son incapaces de redactar un escrito breve nos llevan a imaginar que los datos del fracaso del 31% enmascaran una deserción mucho mayor.

Pero el problema no es tanto el “fracaso” en sí mismo, sino que el resto de los escolares que no fracasan, carecen de las mínimas competencias en lengua materna.
El problema queda enmascarado en una comunicación oral fluida entre alumnos, entre alumnos y profesores y entre padres e hijos en el “oral”.

Cuando pasamos al “escrito” comprobamos que son incapaces de redactar textos breves, que carecen de léxico de manera que no pueden expresar sus ideas y no entramos en esas redacciones trufadas de faltas de ortografía que pondrían los pelos de punta a Kojack.

Las Lenguas Extranjeras: el inglés

Si nos centramos en la impartición del inglés que es la segunda lengua de nuestro sistema educativo vemos que la catástrofe es similar a la de la lengua materna.
Los alumnos terminan la enseñanza Secundaria incapaces de articular una frase en la lengua de Shakespeare y no lo decimos tocando de oído sino por experiencia en clases de apoyo en las que comprobamos que los docentes carecen de Metodología, la única que tienen es un Manual de alguna editorial de prestigio que siguen al pie de la letra y recalcando el estudio de la conjugación verbal, las normas gramaticales en definitiva primando el “conocimiento explícito” sobre el funcional o el conocimiento implícito y automático del lenguaje.

El sistema empleado, el “cuenta gotas”, que consiste en impartir dos horas a la semana que totalizan unas 90-100 horas anuales en el mejor de los casos consigue que al finalizar el cuarto curso de ESO sean unas 900 horas las dedicadas a la lengua inglesa cuyo resultado es descorazonador.
El Ministerio de Educación o de lo que sea en el momento de la “foto” gasta ingentes recursos en fomentar el aprendizaje del inglés con resultados próximos a cero o quizás cero.

Sólo los programas de “inmersión” en lengua inglesa consiguen unos buenos resultados pero creemos que no más del 5% de los centros públicos y concertados disponen del programa.

Moraleja si tanto las Segundas Lenguas como las Maternas son en España una “catástrofe” tenemos que pensar que:
• El currículo
• Los profesores
• La Metodología
• Los manuales

No funcionan o que alguno de los componentes del proceso falla o que, según nuestro parecer, todos fracasan: currículos, profesores, manuales y metodología.

Nuestra recomendación es detenerse y pensar.

Hasta ahora el Ministerio de Educación convocaba a una reunión de “expertos” para solucionar el problema. Llevamos 36 años de democracia con miles o decenas de miles de millones de euros tirados por las ventanas y los resultados están ahí: un retroceso en la educación del que no podemos culpar al eje de nuestros males: Franco.
En este caso el dictador se estará partiendo de risa en su tumba al ver que estos estúpidos políticos que nos han tocado en suerte han sido capaces de llevarnos al fracaso actual.

Nuestra filosofía:

Ante todo debemos olvidarlos de las dichosas “actividades” para centrarnos en establecer unas bases que sean nuestros principios para organizar una Metodología que funcione.
Resulta sorprendente que se confunda lengua-conocimiento con lengua-comunicación. Tanto en nuestros esfuerzos para mejorar el español lengua materna como las segundas lenguas deben concentrarse en comprender las profundas diferencias filosóficas que separan estos dos conceptos.
En el caso de Lenguas Segundas resulta incomprensible que los docentes sigan anclados en seguir al pie de la letra unos manuales que son sólo unos índices del currículo.
Si el enfoque comunicativo es lo que priva tenemos que hacer prevalecer una enseñanza dirigida a la comunicación y no centrada en los “saberes” gramaticales y léxicos como lo estamos haciendo hasta ahora.

Las investigaciones neuro y psicolingüísticas avanzan con más lentitud que la deseada, pero nos abren los ojos a los docentes e investigadores de cómo encaminar la enseñanza de lenguas.
Las investigaciones de Paradis y Germain ponen el dedo en la llaga y nos advierten con conclusiones científicas de lo mal que hacemos las cosas.
Sustentamos nuestra filosofía en las investigaciones anteriores, en el enfoque comunicativo y creamos una metodología en el que el soporte operativo son las tecnologías de la información y comunicación.

El constructivismo social de Piaget quedó obsoleto al nacer en los albores de los años 30 del pasado siglo.
Siendo muy válidas las ideas del franco-suizo la imposibilidad técnica de llevarlas a buen puerto las dejó aparcadas en la bibliografía.
La aparición de Internet con sus inmensas posibilidades de acceso a contenidos de calidad y a infinitos recursos vuelve a poner de moda al “constructivismo social” de la mano también de Moodle.

Creamos una metodología transversal de aprendizaje de lenguas sean maternas o segundas que tiene la ventaja de servir para cualquier lengua.
Funciona en el caso de las lenguas maternas y aplicando el Constructivismo social de construcción del conocimiento permite a los alumnos avanzar al ritmo que ellos mismos impriman.
El concurso de los docentes en nuestra metodología es un requisito imprescindible. Nuestro modelo de autoaprendizaje necesita de una tutorización efectiva y profesional para guiar, motivar y acompañar a los alumnos en su recorrido.
Nuestra metodología no requiere de conocimientos previos sino de la ilusión de los docentes-tutores que muchas veces desmotivados o alejados de la profesionalización que requieren las tareas educativas, son objeto del “abandono docente”.
Queremos hacer un alto en la trayectoria y exposición de nuestra metodología que, en gran parte utiliza los recursos de la Lingüística de Corpus para explicar, ya que la construcción y empleo de los corpus es tarea insoslayable un software que nos es de gran ayuda en las tareas sencillas que encomendamos a docentes y alumnos en su camino.

Corpus Builder de Lextutor:

En días anteriores desgranamos otros programas de software de Lextutor de la Universidad de Montréal que pone a disposición del público y gratis que en estos tiempos de crisis es de agradecer.
Como siempre el programa Corpus Builder se encuentra en el enlace:
http://www.lextutor.ca

Es otro software de Lextutor que nos permite “fundir” o “construir” a partir de varios corpus, hasta 50 que denomina “files” o “expedientes” o “corpus individuales”, por ejemplo a partir de “Word”, introducirlos a través de la función “examinar”, hacer de varios corpus uno solo y, además pasarlo al formato “html”.
Por tanto tiene esas dos ventajas:
• Fusiona varios corpus en uno solo con gran rapidez, los “uniforma” y
• Los transforma al formato “html”.
Podemos elegir el número de “files”, es decir si queremos “fusionar” dos corpus, elegiremos el número dos. Como indicamos podemos construir un corpus desde un máximo de 50 corpus “individuales”.
Una actividad en clase puede consistir en encargar a los alumnos que construya cada uno el corpus de su interés, específico de los gustos de cada alumno. Luego si son veinte alumnos, elegimos 20 “files” y a través de “examinar” los subimos al Corpus Builder; una vez “subidos” clicamos sobre “submit” y conseguiremos el corpus fusionado con todos los sub-corpus de los alumnos.
El Corpus Builder nos produce el corpus nuevo en formato “html” que a su vez lo podemos “analizar” en los programas descritos en días anteriores en este Blog.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: