Español en América

agosto 20, 2012

Golpe de calor

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:31 pm

La Fundeu en su recomendación urgente del día, el de hoy un caluroso veinte de agosto de 2012 recomienda a nuestros colegas periodistas escribir “masa de aire cálido” en lugar de “masa de calor”.
Precisamos que en su página web la Fundación del Español Urgente cuenta con el acreditado asesoramiento lexicográfico de la Real Academia Española que es tanto como decir que el “Español en América” asesora al Consejo de Seguridad Nuclear en materia de centrales nucleares.
Ni entendemos de energía nuclear ni la RAE sabe nada de lexicografía y la prueba evidente y palpable es el denominado diccionario oficial DRAE plagado de errores e incongruencias pero un libro divertido e inestimable en estas noches calurosas de verano, que, cuando no podemos conciliar el sueño, en lugar de contar corderos, ovejas o cualquier otro bicho comestible, leemos el diccionario oficial en sus entradas de animalitos.
Entonces nos hartaremos de reír hasta partirnos de risa o moriremos en el intento.

La Fundéu sigue el camino de la academia en el sentido de ignorar las colocaciones léxicas, piezas fundamentales en el sistema de la lengua.

Si se toman la molestia de acudir al DRAE verán que en el lema “colocación” olvida estas combinaciones restringidas y frecuentes de la lengua columna vertebral del sistema y que en el inglés representan varios cientos de miles de unidades léxicas.
Mientras que cualquier diccionario inglés se precia de contar con 80 o 90.000 formas monoléxicas, el número de colocaciones puede superar diez veces esas cifras. Como para ignorarlas.

Pues sí, la Academia pasa de largo y la Fundéu que debe contar con algunos lexicógrafos para exhibir sus “recomendaciones urgentes del día”, también lo hace, pero el caso de la Fundación Urgente es más grave ya que califica a las colocaciones “masa de aire cálido” y “ola de calor” como expresiones.

Nuestra siempre humilde opinión nos lleva a calificar ambas combinaciones como colocaciones y si los señores de la Fundéu se molestan en leer a Polguère, Alain , el mejor lexicógrafo del mundo en su trabajo Les collocations greffées verán que estudia las inferencias entre colocaciones sedicentes correctas que pueden producir una incorrecta.

Es el caso claro de masa de aire cálido y ola de calor que infieren una nueva colocación que nosotros no dudamos en calificar como colocación injertada y que su utilización por esos medios periodísticos tan denostados por la Fundeu, la puede convertir en correcta.

Las colocaciones se producen por repetición y masa de calor se repite una y otra vez en los medios de manera que el uso consigue que algo incorrecto se transforme en correcto.

Podemos considerar que masa de calor es correcta y si tuviéramos el Corpus Crea al día y no detenido en el lejano 2004 podríamos comprobar que en el lengua habitual, el oral y el periodístico la masa de calor es habitual.

Dicho de otro modo la lengua como los caminos se hace al andar.

Habrá que dar la razón a Polguère y quitarles a la Academia y a la Fundeu.

En estas tardes y noches de estío recomendamos la siesta española, la cervecita y nada de prisas y urgencias.

Pío Baroja nuestro paisano escribía que la prisa es mala consejera y más en estos asuntos del léxico donde el uso consigue efectos sorprendentes que la Academia y la Fundéu ignoran.

Recomendamos a nuestros lectores nuestro modesto trabajo en este Blog sobre las Colocaciones injertadas en el que recogemos los escritos y opiniones de Polguère un maestro en esto del léxico, los diccionarios y la combinatoria.

Si acuden al DRAE en la entrada calor comprobarán que la ola de calor no existe pero si golpe de calor que no es lo mismo.
Este golpe de calor académico procede por calco del francés “coup de chaleur“. Si consideramos válida la locución golpe de calor tendríamos que considerar correcta la masa de calor.

En el CREA verificamos 52 casos para la “ola de calor” y en el CORDE sólo 4. Los resultados producen que es una “nueva” colocación procedente de los medios de comunicación –la meteorología- y que mientras que las colocaciones léxicas aumentan de manera exponencial, las locuciones fenecen por la falta de uso y de estudio.
Por cierto que si se molestan en ver en el CREA las concordancias de “masa de calor”, aparece una en 1992 del insigne escritor Augusto Roa Bastos en su novela “Vigilia del Almirante”.
En CORDE tenemos dos casos de “masa de calor” en una obra de 1972 publicada por Zeta en 1999. Al pararse el CREA en 2004 nos impide verificar esta “masa” hasta 2012.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [veinte de agosto de 2012]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [veinte de agosto de 2012]

Si se toman la molestia de leer el trabajo de Polguère publicado en 2007 por la OLST de la Universidad de Montréal cuyo título les sugerirá a los señores de la Fundeu algún sofoco ya que es “Soleil insoutenable et chaleur de plomb” verán el “estatuto lingüístico” de estas combinaciones que Polguère no duda en calificar a priori como erróneas pero que el tiempo convierte en correctas, dependiendo de su uso.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: