Español en América

septiembre 7, 2012

A las mil maravillas y a pedir de boca

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 8:12 pm

Estas dos locuciones que a nuestro entender son casi sinónimas van poco a poco desapareciendo del panorama fraseológico de nuestra lengua.

Lo que denominamos formas (las viejas palabras), y nos referimos a maravillas y boca son dos sustantivos femeninos que dan lugar a infinidad de locuciones de todo tipo pero que aluden a algo excelente, admirable o que sale bien.
Si traemos a colación estas joyas de la lengua, estas expresiones fraseológicas casi siempre no composicionales, se les puede estudiar desde dos puntos de vista distintos.
Por una lado el análisis lingüístico, desmenuzando su significado, su uso, y su evolución diacrónica en cuanto a la semántica.
El otro aspecto que no lo desvinculamos ni mucho menos del desmenuzamiento de la forma y de su manera de combinarse, es el cultural que viene determinado por su etimología y por el empleo que como todo camino se hace al andar.

En ese recorrido de muchos siglos las locuciones en su interior no varían pero si sus significados que cambian a distintas velocidades.
En los siglos de oro de nuestra literatura la lengua caminaba a la velocidad del caracol. Desde la aparición de Internet parece que vamos en un Ferrari léxico a doscientos kilómetros por hora.

Si bien es cierto el contenido cultural de las locuciones (mucho menos el de las locuciones que poseen un origen tecnológico, de innovación lingüística o de los medios de comunicación) es muy fuerte, no resulta fácil descubrir o analizar esas virtudes ocultas.

Recién en un Curso de Aplicaciones de los Corpus a la enseñanza de Segundas Lenguas y al tratar las locuciones, una de las profesoras que asistían nos solicitó dónde encontrar locuciones para estudiarlas e incorporarlas a un glosario.

Otra de las participantes más veterana le contestó que El Quijote rezuma infinidad de ellas en sus páginas. Nosotros añadimos que las locuciones las pone Cervantes en boca de Sancho Panza que como representante de la cultura popular añade ese condimento necesario para aderezar un texto.

Volvemos a lo que escribe Polguère que las locuciones son la columna vertebral de las lenguas.
Nosotros añadimos que son necesarios y tenemos que luchar para no perderlas e incorporarlas a la enseñanza como hace Merilin de Estonia que poco a poco va completando su relación de estas joyas lingüísticas.

En nuestro afán por defenderlas y como no disponemos de la lanza de Don Quijote pero si de las profundas reflexiones de Sancho, nos armamos de valor y entusiasma y día a día incorporamos nuevas expresiones a nuestro blog.

Reflejamos a menudo las ideas de Galisson, Robert, ese excelente lingüista francés que es el introductor de la cultura en la enseñanza de segundas lenguas.
Galisson es un perfecto desconocido en el ámbito del ELE, hecho que lamentamos. Ponemos nuestro humilde ánimo y escritura para defender las aportaciones de este francés extraordinario.

Entre ellas el famoso término de lexicultura que alude al léxico de origen o asociado a la cultura con mayúsculas.

La otra idea extraordinaria es el Diccionario de Marcas Comerciales que ya publicado en 1998 nadie ha sido capaz de reproducir o recrear en otra lengua distinta al francés.
Las ideas de cultura científica o literaria diferenciándola de la popular o coloquial, del pueblo sencillo son, simplemente extraordinarias.
Vayamos a desgranar las dos locuciones que presentamos.

A pedir de boca:

Es locución adverbial y significa que salió como se esperaba.
El DRAE nos ofrece una segunda acepción con la que estamos de acuerdo: exactamente o con toda propiedad.
En el Corpus CREA aparecen 60 casos de esta locución y, en el CORDE 156 concordancias como cabía esperar.
Explicamos que la tendencia, en lo que se refiere a las locuciones, es que se dirigen hacia su desaparición.

A las mil maravillas:

En el CREA se transcriben 87 casos y en el CORDE 121. La tendencia se dirige hacia su desaparición.
El significado es a la perfección, muy bien.

La forma maravilla es muy productiva y origina un sinfín de expresiones todas ellas con una semántica positiva ya que el significado se refiere a algo bueno, agradable o excelente.
De maravilla, decir maravillas, hacer maravillas y ser una maravilla, son las más usuales sin que la relación sea exhaustiva.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [siete de septiembre de 2012]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [siete de septiembre de 2012]

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: