Español en América

septiembre 8, 2012

En honor a la verdad

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:11 pm

La frontera entre colocaciones y locuciones es tenue y complicada de evaluar. El ser humano es proclive a clasificar, partir, dividir y sobre todo, nos agrada meter cada cosa en su saco.

La lingüística ciencia para nada exacta, más cercana a ese no salir las cuentas y como explicamos hasta la saciedad donde nunca dos más dos son cuatro.

Lo más sorprendente de la lengua y de nuestros afanes clasificatorias es que unas veces dos más dos suman cinco y en otra ocasiones sólo tres.

Lo grave no es que seamos incapaces de meterlas en un saco sino que no podemos encontrar los porqués.

En cuanto a la expresión “en honor a la verdad” si en ello fuera nuestra vida la calificaríamos como colocación por su composicionalidad y transparencia.
En estas páginas pregonamos la tendencia de la desaparición de las locuciones y del aumento de las colocaciones léxicas.
En el caso de esta combinación, la tendencia a su incremento demuestra que, en efecto es una colocación léxica.
La comprobación en los Corpus académicos produce el resultado, en CORDE 23 casos y en CREA 83 casos

Miga y triza

Estas dos formas femeninas con semántica similar, significando cosa o trozo pequeño se aplican de muy diferente modo.
La miga y la corteza son partes del pan esa maravilla de nuestra cultura desde tiempos inmemoriales y cuyo origen conforma nuestras identidades como pueblos europeos.

Mientras la miga se emplea en singular las trizas se usan en plural.
Es característica la expresión estoy hecho trizas que es sinónima a estoy hecho polvo.
Al significar trizas, trozos pequeños la locución procede por extensión metafórica de esas diminutas partículas en las que se puede dividir algún objeto.

Con trizas se pueden conseguir locuciones como hacer trizas que en nuestra opinión, se acerca más a una colocación por su transparencia y, hacerse trizas con significados muy parecidos de destruir algo en trozos pequeños o partir algo en partículas diminutas.

Miga de pan:
Y si miga puede equipararse en el sentido de trozo pequeño, su semántica va ligada estrechamente con pan y las expresiones derivadas o compuestas con miga son numerosas y hacen, casi siempre alusión al pan.

Hacer buenas migas tiene un significado composicional y en su sentido literal es una combinación libre ya que las migas son un plato típico de las cocinas manchega y andaluza: las famosas migas de pan.

Hacer buenas migas es una locución que alude a la buena relación entre dos personas o más claro que se compenetran y congenian de manera excelente.

Hacer migas a alguien es casi sinónima de hacer trizas a alguien, en otras palabras hacerle polvo o machacarle que dirían los jóvenes.

No estar para dar migas a un gato es una expresión poco usual pero muy divertida, significando que uno no sirve para nada, en general cuando la persona de la que se habla es poco habilidoso con las manos.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [ocho de septiembre de 2012]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. [ocho de septiembre de 2012]

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: