Español en América

septiembre 26, 2012

Tutorización online: análisis del discurso

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 10:13 am

¿Qué se entiende por “análisis del discurso”?

Los lectores se preguntarán a qué viene el “análisis del discurso” cuando hablamos de tutorización online. La respuesta para nosotros es muy clara: los cursos de e-learning o FAD adolecen de una mala práctica de tutorización como indica Pamphile, C. en su trabajo de investigación para la obtención del D. E. A. :

« Les TIC semblent vues comme l’outil universel venant résoudre tous les problèmes et, jusqu’à aujourd’hui, Internet et les technologies en ligne n’échappent pas à cette vision simpliste. Ce mode de pensée a fait croire que les systèmes de formation à distance pouvaient se passer d’une médiation humaine. De nombreux échecs et désenchantements ont été constatés. On a réintroduit des séquences en présentiel, et redonné de l’importance au tutorat. Il est apparu que l’encadrement des apprenants était crucial.
Les difficultés ne résident pas tant dans le fait que la formation se passe à distance, mais plutôt dans le fait qu’il y a une mauvaise gestion de l’accompagnement des apprenants dans ces dispositifs ».

Por las razones que apunta Pamphile y porque de la observación de FAD se deduce que la tutorización en este tipo de enseñanzas es deficiente, acudimos a metodologías que nos pueden ayudar en esa disección de las funciones de tutorización y mediante las herramientas oportunas consigamos mejorar o apuntar situaciones que son susceptibles de cambiar.

La metodología de análisis del discurso tiene como finalidad descubrir fenómenos tanto de orden socio-afectivo como de índole socio-cognitiva.

En su investigación sobre el Corpus de mensajes de dos cursos de lingüística de e-learning, Celik observa las marcas de inicio y marcas de final de dichos mensajes de los tutores dirigidos a sus alumnos.
En su investigación pormenorizada se dedica también a analizar la figura del ethos discursivo del tutor. En su disección del tutor estudia tanto la relación entre tutor y alumnos y la relación tutor con la plataforma que le sirve de apoyo didáctico.

Volvemos a las consignas:
Si vimos que consigna es sinónimo en tutorización de instrucción y que se define como orden que el tutor dirige a sus alumnos como forma de realizar las tareas.

Estas consignas o instrucciones contienen en su formulación las órdenes respecto a las tareas a realizar durante el período de Tiempo y del Tema que se desarrolla en esa unidad de la formación.
Si vamos más lejos en nuestro análisis cada mensaje puede contener o mejor dicho poseer a parte de la intención de ordenar una tarea cognitiva una finalidad de establecer una relación afectiva.

Estos mensajes pueden o no poseer, por tanto, unas marcas de inicio y de finalización que pretenden cubrir esa finalidad socio-afectiva.

Estas consignas pueden comenzar o terminar con fórmulas que buscan levantar los espíritus como: ¡buen trabajo¡, ¡mucha suerte¡, ¡ánimo¡
Cuando se aproximan fechas solemnes como pueden ser Navidad, fin de año o Pascua, lo habitual es desear a los alumnos: ¡Felices Fiestas¡, ¡Mis mejores deseos para el próximo año¡ o ¡Felices Pascuas¡.

Tanto en el análisis literario como en el análisis discursivo existe un narrador –en el primer caso- y el tutor que se convierte en el emisor de los mensajes.

En los mensajes pueden o no aparecer trazas o marcas discursivas de la presencia del narrador o quizás con mayor propiedad terminológica las marcas del emisor.

El tutor online puede elegir entre un mensaje impersonal en el que no aparecen trazas de su ego (es una forma de expresión) o personalizar el mensaje como puede ser la repetición de pronombres personales como “yo”. El objetivo del tutor al colocarse de manera personal en la transmisión de órdenes es la de establecer una mejor relación socio-afectiva, o aproximación a sus alumnos.

En otras ocasiones los tutores eligen un acercamiento mayor a sus discentes en forma de paternalismo, expresando las tareas que han hecho y que posiblemente no estaban obligados a efectuar. Puede ser el caso del tutor que, además de evaluador de las tareas, se erige en corrector de faltas de ortografía, de redacción o de estilo en las que se manifiesta en primera persona como haciendo un favor por algo que se supone y no debería hacerlo.

En esta difícil misión de la enseñanza de lenguas maternas o segundas y ya no nos referimos a la tutorización en general sino al estado de la cuestión que es constatar el desastroso devenir de la comprensión lectora y las dificultades en redacción males comunes que afectan a todas las fases de la educación desde la primaria a la más reputada universidad.

Aunque uno de los objetivos de este trabajo es la mejora de las funciones de la tutorización mediante diversos análisis de dichas prácticas los problemas de comprensión y redacción chocan frontalmente con la misión de tutorizar un curso a distancia en el que las carencias de los alumnos sobre todo en su expresión escrita, dificultan la labor de los tutores online.

El tutor se puede convertir en determinados casos en un corrector gramatical y qué mas quisiéramos que ejercer, además, la profesión de corrector de estilo… No es el caso pero la incapacidad de los alumnos que asisten a estos cursos sea de la materia que sea constituye un obstáculo para los docentes.

Destinatarios de los mensajes:
Con toda evidencia los destinatarios de las consignas o instrucciones son los propios estudiantes.
Del análisis de mensajes constituidos en corpus para su mejor comparación se observa que pueden redactarse de forma impersonal o centrando el interés del tutor en los alumnos.

La misma esencia del Constructivismo centra su metodología en la construcción del conocimiento por medio de la formación de grupos.

Recomendamos que cuando los tutores formemos los grupos éstos sean homogéneos, es decir, con los mismos conocimientos y los mismos intereses. Repetimos hasta la saciedad que no procede mezclar churras con merinas y que de los grupos que hagamos vendrá el éxito o el fracaso de la FAD. Antes del comienzo enviamos a los estudiantes un Cuestionario de Conocimientos Previos y al que además, añadimos cuestiones sobre el interés específico de cada alumno en el curso, lo que sobra según su opinión y lo que echa en falta. Las respuestas nos permiten agruparlos en grupos homogéneos.

En cuanto a la “construcción” del grupo y sea la materia que se imparta en la FAD, recomendamos y valga la repetición, la “construcción” de Corpus específicos de cada alumno. Los Corpus son la base de trabajo y la materia prima de nuestro curso. Los Corpus individuales poseen una finalidad personal de trabajo de cada alumno y son necesarios para observar qué trabajo desempeña cada uno.
Los trabajos en grupo los recomendamos realizar sobre la “construcción” de un Corpus del grupo que sea la suma de los Corpus individuales de cada alumno. Para ello recomendamos el Corpus Builder del Lextutor que los fusiona en un instante. De manera previa los solemos “limpiar” para un uso lingüístico con el The Compleat Stripper, también del mismo Lextutor.

Si mencionamos la dinámica de grupo que es necesaria para la cohesión social y el buen ambiente de trabajo lo conseguimos mediante lo antes mencionado de trabajos en grupo.
Para la redacción de las consignas al encargar estos trabajos en grupo conviene que el tutor extreme sus precisiones sobre la forma del trabajo, cómo debe ser la participación de cada uno de los constituyentes del grupo, cómo de forma previa a la publicación en el foro (por ejemplo) se deben intercambiar los trabajos entre alumnos y cómo se deben corregir. Las consignas referidas al grupo tienen que ser muy claras si se deja al albur de cada alumno y de cada grupo lo que tienen que hacer, el resultado puede ser un auténtico desastre.

El tutor puede solicitar de sus estudiantes que antes de publicar los trabajos en grupo los revisen para detectar faltas de ortografía o de sintaxis.

No se nos ocurre que “primar” los trabajos entregados con corrección sintáctica y ortográfica.
Y descubrir gazapos y errores de bulto en el caso de Memorias de Máster, Tesis Doctorales y Trabajos de Investigación Tutelados como los D. E. A. s o las Suficiencias Investigadoras (es lo mismo) que enrojecen en un número muy elevado de casos cuando se publican en la red.

A veces nos preguntamos si algunos directores de tesis han conseguido leer las Memorias de los candidatos a Máster o las Tesis doctorales de estos futuros doctores trufadas de gazapos, errores e incorrecciones gramaticales.

Estamos de acuerdo que al mejor cazador se le escapa una liebre y, nadie se encuentra libre de deslizar fallos, pero es que algunos y algunas deberían releerlas y corregirlas antes de su publicación online…

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: