Español en América

octubre 30, 2012

Léxico el pariente pobre de la enseñanza

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:19 pm

En el post anterior reflejábamos las actividades en relación con el vocabulario que llevan a cabo los maestros franceses de primaria en las que focalizan la enseñanza sobre el léxico de una manera absolutamente accidental sin que exista nada preparado o prestablecido de forma organizada previamente.
Las tareas más allá de la consulta del diccionario y la correspondiente comprobación si el significado obtenido coincide con el contexto de lectura es la más habitual pero como indicamos antes, es un accidente dentro de la clase de lengua.

Tareas metalingüísticas como se forman las palabras y las relaciones de sinonimia, antonimia o las extensiones de significados metafóricas parecen más inalcanzables que el planeta marte.
La paradoja es que en la encuesta de Dreyfous los maestros coinciden en dar una importancia central al léxico: es trascendente en el conocimiento lingüístico pero permanece al margen de la didáctica de la lengua…
En nuestro trabajo sobre el “fracaso escolar, la comprensión lectora y el léxico” señalábamos las declaraciones de un académico de la lengua que se echaba las manos a la cabeza por el sinfín de faltas de ortografía de nuestros escolares españoles.

Las faltas alcanzan hasta los estudiantes universitarios, pero sin que la situación nos satisfaga y los errores ortográficos hacen daño a la vista por lo antiestéticos, muchísimo más nos inquieta la falta del vocabulario usual que impide la comunicación.
Lengua, léxico y ortografía no van de la mano o están tan ligados como el fracaso escolar, la comprensión lectora y el léxico.

Con una malísima ortografía podemos ser capaces de comunicarnos por escrito si disponemos del léxico necesario, pero si somos geniales en ortografía y no poseemos el vocabulario básico seremos incapaces de comunicarnos.
Es por tanto, gramática-ortografía una parte de la lengua no esencial para la correcta comunicación. La gramática es automática pero el léxico no y se necesita su conocimiento para desenvolverse en el proceloso mundo de la escritura, de las evaluaciones o si queremos llamarlos exámenes, pues sí, sin vocabulario somos incapaces de expresar nuestras ideas y nuestro conocimiento queda limitado no sólo a la lengua vehicular sino a todas las demás asignaturas.

Léxico por acumulación o por impregnación
La creencia española de que el vocabulario se adquiere por impregnación es en cierto modo verdadera pero incompleta. Los escolares poco a poco en contacto con profesores, familiares y amigos van descubriendo nuevas palabras. Pero el ritmo natural de adquisición es insuficiente. Las necesidades actuales de comunicación exigen un incremento organizado del léxico en las clases de lengua española.

Las actividades léxicas, cuando existen, en las clases se desarrollan accidentalmente en lecturas acudiendo al diccionario o como mucho y de manera extraordinaria organizando familias de palabras o listas sin que existan ejercicios que obliguen a los estudiantes a reflexionar. Se olvidan que el aprendizaje y fijación de las unidades léxicas se realiza en nuestro cerebro por medio de relaciones en lo que se denominan “redes neuronales frecuentes”. Cada nueva palabra que incorporamos a nuestro lexicón se hace anclándola en alguna conexión ya existente en el cerebro.

De ahí la trascendencia de la enseñanza de colocaciones y locuciones que activan, al poseer más de una forma o palabra, mayor número de conexiones neuronales que si introducimos una unidad léxica monolexemática.
Pedir peras al olmo es exigir a los maestros de primaria que al realizar la actividad de lectura y encontrarse con una forma desconocida, dediquen un espacio a las relaciones semánticas de esa palabra desconocida o ignorada. Las actividades habituales son las morfoléxicas, quizás más fáciles para docentes y alumnos mientras que las que relevan del significado son mucho más pedagógicas porque obligan a la necesaria reflexión.

Repetimos hasta la saciedad nuestro requerimiento a los maestros y profesores de lenguas maternas en el sentido de buscar sin tregua la reflexión, el enseñar a pensar a cada paso. Necesarias son las tareas sencillas de investigación, incluso con niños de quinto de primaria, con software de lingüística de corpus.
Pudiera pensarse que los alumnos de quinto de primaria que poseen ordenadores portátiles e imaginamos que también cuentan con la conexión wifi tienen una competencia digital superior a la de sus docentes. No hay más que ver como dominan los videojuegos, los teléfonos móviles, los dispositivos musicales y fotográficos de manera que lo único que necesitan es una metodología fácil para sumergirse en actividades útiles de investigación sobre el léxico.

La otra posibilidad es quedarnos como estamos, convivir con el fracaso escolar y cómo no, también con esas molestas faltas de ortografía que trufan las evaluaciones pero también los artículos de diarios de referencia como El País que sufren los embates y los envites de la falta de competencia léxica.
No podemos olvidar que el léxico y no la gramática es portador de un enorme potencial cultural que es propio de cada lengua asociada a su cultura.

A la vez que los alumnos aprenden nuevas unidades léxicas están incorporando a sus saberes aspectos culturales de su propia lengua que son desconocidos.
Qué podemos decir del infinito contenido de los saberes culturales de las locuciones. Las obras de literatura se encuentran repletas de estas expresiones populares que se van perdiendo o, lo que es peor, desaparecen porque nadie las enseña.

Mencionamos antes al periódico más renombrado – crea buena fama y échate a dormir – del mundo hispánico, El País; tómense la molestia de leer un artículo, cuenten sus locuciones y las anotan. Verán que no necesitan acudir al diccionario para verificar su semántica.
A continuación abran El Quijote por cualquier página, al azar, y cuenten las locuciones de esa hoja. Las matemáticas juegan en contra del periodista de El País y la conocida obra de Cervantes gana por goleada. Pueden conseguir decenas de expresiones todas ellas con un contenido filosófico procedente de la cultura popular como la denomina Galisson , R.
Muchas de esas locuciones tienen su equivalente en otras lenguas pero otras no, pertenecen al patrimonio cultural de la lengua española.
En un curso reciente en el ISFE de Burgos una de las profesoras asistentes al comprobar mi interés por las locuciones que correspondía con el suyo, comentaba “esa locución es de mi país”. La profesora venía de Holanda pero su “país” de origen y de nacimiento es Uruguay. Y por supuesto, que los españoles llevamos las locuciones a América. Allí se intensifican, se producen nuevas variantes que pertenecen a cada pueblo. Son la demostración del ingenio y de la sabiduría de las diferentes culturas que no se pueden perder de ninguna manera.

Las combinaciones opacas y no composicionales de la lengua producen un efecto benéfico cuando se aprenden: los alumnos piensan sus significados, los discuten y comprueban como en innumerables ocasiones cada locución tiene varios significados.
Nos gusta acudir a los corpus académicos CORDE y CREA para verificar la enorme producción de significados de las locuciones casi siempre por extensión metafórica a partir de un primero.
El trabajo habitual del estudio, análisis y disección de nuevas locuciones produce un efecto motivador en las clases.
Y si no comprueben una clase de gramática con bostezos repetidos cada minuto frente a una clase de lengua en la que el objetivo sea el conocimiento de la semántica de un par de expresiones.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: