Español en América

noviembre 6, 2012

De la marca España a la política lingüística

Filed under: Política ficción — Mercedes @ 6:49 pm

En una entrevista realizada por el diario digital 20 Minutos el académico Gutiérrez como eje central de sus manifestaciones aduce que la enseñanza del español es un “vehículo enorme” para proyectar la marca España.
Parece claro que nuestra “marca” se encuentra en sus horas más bajas y sólo la visión de la serie “Isabel” sobre la reina Católica pone un rayo de esperanza en los españoles y los que todavía creemos que el futuro existe.

La marca España está en entredicho y tanto los nacionalistas vascos como los catalanes la zarandean. Nuestros paisanos iluminados no sabemos por qué astro manifiestan que hay que desmarcarse (léase separarse) de la marca España y proponen crear la marca basque country.

Ingeniosa la idea que propone el amigo Urcullu, la registre en la oficina de marcas y la pasee por esos mundos de Dios en los que le preguntarán al explicar dónde nos ubicamos en el mapamundi planetario, un rotundo qué…

Frente a las memeces nacionalistas y el otro iluminado, Màs, nos encontramos con las manos y las mentes vacías para contestar a tanta imbecilidad.
Estamos de acuerdo y tenemos la suerte de que la marca España está unida de manera íntima a la lengua española y a nuestra cultura.
Por ello la enseñanza del español a nivel universal no hace más que ayudar a potenciar la marca.

Sin embargo, y este es el pero, nos encontramos huérfanos de apoyo institucional: NO existe una política lingüística ni clara ni oscura, sencillamente no existe.

Hace unas semanas surfeando en Internet buscando un tema de política lingüística me encontré con “direcciones generales de política lingüística” de la mayor parte de las autonomías, por supuesto, incluimos a Cataluña, País Vasco, Valencia, Galicia, incluso el Principado de Asturias tiene su particular forma de defender la lengua autóctona con una flamante dirección general.
Pero si se toman la molestia de buscar la dirección general de política lingüística de España, es decir en lenguaje común, la española, verán que no existe.

El siguiente pero, no es justificación, ¿para qué vamos a tener una política lingüística?
¿Para españolizar a los niños españoles? ¿Para españolizar a los niños vascos?
Pudiera ser interesante considerar que también podemos españolizar a los niños chinos y siempre con el permiso de Arturo Más.
El tema es muy serio y en este blog nos gusta de pascuas a ramos contar una chiste, echar una broma y reírnos de los políticos que se lo merecen, pero el negocio que nos traemos entre manos es mucho más peliagudo de lo que pensamos y en ello nos jugamos el futuro no sólo de la marca España sino de la lengua en su origen que no es otro que España.

Todos los países y no voy a decir, serios, disponen de una política lingüística consensuada entre todos los grupos o partidos políticos cuya finalidad es remar en la misma dirección y que no dependa de las veleidades o devaneos del mandante de turno.
Los gobiernos de Cataluña y País Vasco lo tienen muy claro en lo que se refiere a la política a aplicar mientras que los sucesivos gobiernos de España han estado desorientados desde los albores de la democracia en la que con la mayor ingenuidad se pensaba eso de que todo er mundo e güeno.

No es así y los independentistas (que a nosotros nos trae al pairo si se van o se quedan) lo tienen muy claro.
Lo que separa a los pueblos no es ni la religión ni las costumbres sino la lengua. Los partidarios de la separación se esfuerzan en llevar a cabo políticas lingüísticas desde la escuela en el sentido de reducir las horas de lengua española con la finalidad de que en un futuro nadie en los territorios sedicentes independentistas nadie hable el español.
Desde el prisma anterior los partidarios de la independencia consideran la lengua española como el principal enemigo a batir.
Al parecer y sin que nuestras ideas políticas se aproximen a las del PP, la postura del ministro Wert en el sentido de “españolizar a los niños catalanes” es algo correcto dentro de una política de defensa del español. Y recordamos que el que defiende el español defiende queriendo o sin querer a España.

En este blog españolista al cien por ciento y No partidista… tenemos muy claro que la defensa de la marca España comienza por la defensa del español en la piel de toro…
Sí, aquí y con insistencia y firmeza, la que no tiene la Academia de la Lengua a la que no dudamos en calificar como la más ignorante e indocumentada de la Historia de España.

Qué se puede esperar de académicos peseteros rozando el analfabetismo funcional como Cebrián, Marías, De la Concha, etc.
De esa cohorte de indocumentados y de malísimos escritores, infumables, aburridos, soporíferos e insoportables, destaca alguno como Vargas Llosa y en el campo de la filología, otro desierto cultural, este Salvador Gutiérrez parece algo más presentable.

Expone en la entrevista del 20 Minutos que el “español se aprende en la calle…”
En nuestro, vuestro, humilde blog del “Español en América” ponemos de manifiesto en infinidad de ocasiones la misma teoría de que profesores, directores de centro y redactores de currículos oficiales piensan que el léxico se aprende en los bares o haciendo botellón…
Es necesario dedicar amplios espacios a la lengua vehicular de la enseñanza que es el español y a partir de ahí, dejaremos de ser los analfabetos funcionales que somos como los Cebrianes, Marías…

¿No se han dado cuenta nuestros queridos políticos que la marca España comienza con la potenciación del español en la escuela española?

Parece que no.
El siguiente paso después de reforzar el español en España pasa por ordenar el caos del Instituto Cervantes que como bien se dice es la punta de lanza de la lengua y de la cultura.
La cultura es un concepto que comienza por la lengua y la literatura, otro desierto intelectual con una infinidad de malos escritores que tampoco saben escribir…

Cultura son las artes, la historia, la gastronomía, ese fantástico vino español, el jamón de pata negra y como no somos racistas, esos jamones blancos, rosados y de todos los colores.
La inexistencia de una política lingüística tiene consecuencias durante generaciones.

¿Qué pinta De la Concha en el Cervantes?
¿No hay nadie capacitado en España con medio siglo menos que este buen señor para sacarlo adelante?
La política cultural hay que potenciarla a nivel global con los países de nuestra lengua en América porque la lengua y la cultura son de TODOS.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: