Español en América

noviembre 21, 2012

Saberes léxicos

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 2:13 pm

Diseñar una metodología del léxico destinada a la enseñanza de Lenguas Maternas y Segundas es tarea central y urgente en el caso del español.
En un simposio reciente la propia RAE esgrimía un informe que ponía en tela de juicio la enseñanza de la lengua española como materna.
Hay un error gravísimo y lo ponemos de manifiesto en infinidad de oportunidades de la confusión existente entre la lengua conocimiento o saberes lingüísticos y la lengua vehículo de la comunicación.

No existe una “guerra abierta” entre los defensores a ultranza del saber lingüístico que en su inmensa mayoría son filólogos y profesionales que contemplan de forma prioritaria e ineludible para alcanzar la perfección la enseñanza de Gramática y Léxico entendiendo como tales una disciplina científica que es necesario conocer y, los defensores de la comunicación por encima del conocimiento.
Nos gusta separar no sólo comunicación de conocimiento sino también Gramática y Léxico.
Es evidente que sin léxico NO se puede comunicar y dividimos el conocimiento lingüístico en dos partes e insistimos en el Vocabulario como central en la enseñanza de la lengua.
Lo paradójico resulta que los defensores de la fortaleza de los saberes insisten en su discurso en la enseñanza de la Gramática considerando el léxico como algo incidental que se aprende fuera de las aulas por impregnación.

Calificamos al Vocabulario y su enseñanza en España como el patito feo del idioma nuestro.
Si lo traducimos al lenguaje moderno es preciso adjudicar las palabras clave y éstas serían: lengua conocimiento, lengua vehículo de la comunicación, léxico y gramática.
Los problemas a los que aluden los expertos en diagnosticar la malísima situación del español por los resultados de las pruebas internacionales PISA que ponen en tela de juicio al sistema educativo español, son del orden comunicativo: los alumnos de ESO, Bachillerato y Universidad son incapaces de redactar textos sencillos, no comprenden los enunciados de las evaluaciones y cuando se les demanda de expresarse al oral fuera de temas tecnológicos, audiovisuales y de vídeo juegos demuestran una ignorancia supina.

Las razones a nuestro juicio proceden de una carencia absoluta de vocabulario entendiéndose como tal no sólo las formas o palabras sino todo tipo de combinaciones restringidas como locuciones y colocaciones.
Si nos referimos a estas últimas y no mencionamos su aspecto terminológico que es un caos sino a una realidad del sistema de la lengua que exige su conocimiento por diversas razones.
El cerebro formado por redes de conexiones semánticas y morfológicas, que Paradis, M. denomina “conexiones neuronales frecuentes” incorpora el léxico por relaciones entre las nuevas unidades propuestas por los docentes y las ya existentes.

En esa inmensidad de conexiones existentes en el cerebro de los aprendientes será más fácil incorporar nuevas unidades si el léxico añadido se compone de varias formas (las viejas palabras).
El otro motivo de la enseñanza de unidades léxicas plurilexemáticas y, en concreto de locuciones es su contenido cultural profundo que representa la cultura popular de una lengua.
Ni que decir tiene es una de las recomendaciones de la Unión Europea y de los lingüistas más destacados como Polguère, Tremblay, Mel’cuk, etc., en la idea de introducir la cultura como parte indisociable de la lengua en el proceso de enseñanza.

Volviendo al diseño de una metodología para el aprendizaje de la lengua y cómo el déficit comunicativo de los alumnos es preciso repararlo a la mayor velocidad posible necesitamos priorizar qué bases vamos a desarrollar para conseguir el objetivo que no es otro que lograr una comunicación escrita y oral fluida, fácil y rica en vocabulario que permita comprender evaluaciones y responder a los exámenes con corrección.
Metodología
En un post anterior breve, poníamos los puntos sobre las íes en la concreción del concepto de “metodología” como perteneciente a la disciplina científica “Terminología” y cómo su concepto se encuentra desdibujado en la mente de profesores, diseñadores de currículos y evaluadores.
Una metodología es un recorrido científico de tareas o actividades que también podemos llamar proceso en el que al inicio sentamos unos presupuestos o bases y al final del camino fijaremos unos objetivos.
Una metodología parte de unos presupuestos sólidos y pretende alcanzar una finalidad que fijamos de manera previa. Ni que decir tiene que el recorrido puede ser diverso y desde un punto de partida hasta alcanzar una meta, los caminos pueden ser muchos.
Del diseño del recorrido metodológico hasta su aplicación práctica en las aulas tiene que pasar por una comprobación o investigación.
La investigación sobre una propuesta metodológica supone la verificación en las clases de lo que los expertos diseñan en sus “laboratorios” y como todo proceso necesita de ajustes y modificaciones.

En el punto donde nos encontramos de necesidades urgentes y siempre que el diagnóstico ab initio sea correcto y es una carencia total y absoluta de vocabulario y derivada de ella una incapacidad de redactar escritos, priorizamos en el caso del español lengua materna la enseñanza del léxico y sus unidades como prioridad.
Separamos las dos partes del conocimiento lingüístico como si de una tarta se tratara y de un plumazo dejamos de lado la Gramática centrándonos en el Léxico.
Es preciso señalar que NO ninguneamos la Gramática ya que también, aunque en menor medida, es portadora de léxico y la enseñaremos de refilón pero nunca le dedicaremos espacios curriculares específicos, actuando de forma transversal.

Si el léxico es, por tanto, una prioridad absoluta, necesitaremos que los docentes posean los suficientes conocimientos sobre los saberes léxicos y, siempre enfocados a su empleo en la comunicación.
Repetimos la urgencia y trascendencia del vocabulario y la necesidad de que la “metodología sea léxica” y orientada a un uso comunicativo.
En algunos trabajos recalcamos la necesidad de explicar conceptos metalingüísticos que sustentan el funcionamiento del sistema lingüístico. Se trata de que los docentes comprendan los cómos y los porqués para que a su vez expongan a los alumnos esos misterios de la lengua como la irregularidad o la arbitrariedad de la combinatoria o de la conjugación (que al tocarla de pasada supone una enseñanza gramatical en cierto modo).
Polguère, con acierto califica a la mayor parte de los conceptos gramaticales como “entidades de información” explicando que la calificación terminológica no supone que corresponda con el funcionamiento real de la lengua.
Esta es un ser vivo en constante variación y movimiento. En el caso del español su riqueza procede de la enorme diversidad de culturas que incorpora y que producen un léxico inmensamente rico que evoluciona de manera natural e incorpora cada día nuevas innovaciones.
La diversidad y elevado número de sus culturas y el “efecto” Internet multiplican el léxico de manera exponencial. Es otra de las razones que obligan a una enseñanza intensiva del vocabulario.

El diseño metodológico implica no sólo un diseño para las clases presenciales sino en paralelo una metodología de “autoaprendizaje” que consiga imprimir una mayor velocidad al proceso de enseñanza y que fuera de las aulas se prosiga siempre tutorizada por expertos docentes formados al efecto.
Nuestra experiencia en la tutorización online nos permite opinar en la necesidad de que profesores presenciales puedan llevar a cabo las tareas de tutorizar una plataforma que es donde “reside” la metodología de autoaprendizaje.

En este camino incorporamos los recursos disponibles y prioritariamente las TICs. No se puede concebir un proceso de enseñanza eficaz y veloz sin el concurso de Internet, de plataformas o campus virtuales y sin la presencia de unos docentes expertos en tutorización.
En estas páginas propusimos en su día y dado el paro existente en la educación, el conseguir como manera de acceder a la profesión docente unos maestros o licenciados que empiecen en la docencia tutorizando plataformas tipo Moodle.
El objetivo es, primero capacitarlos para que tutoricen procesos de autoaprendizaje online y segundo que a través de ellos adquieran experiencia y vean las necesidades de los alumnos más desfavorecidos.
Las FAD son una fuente inagotable de conocimiento para los docentes y una ayuda para interpretar cómo los alumnos sufren en incontables situaciones al no disponer de ese tutor que les resuelva sus problemas al hacer los famosos deberes. No todos los discentes cuentan con la ayuda de sus padres o bien prefieren dirigirse a su tutor online porque piensa que sus conocimientos superan a los de sus progenitores.

En esa metodología de “ampliación léxica” juega un papel preponderante la lectura. Y la lectura no la concebimos únicamente como “lectura-ocio” sino como fuente inagotable del conocimiento de vocabulario y siempre relacionada con su adquisición.
Si los alumnos leen mal, no comprenden los textos y evaluaciones y son incapaces de redactar escritos, la metodología como objetivo debe recoger los tres aspectos anteriores.
La lectura puede concebirse como actividad personal, silenciosa y privada, pero también como una tarea pública tal y como la entienden los anglosajones que realizan infinidad de funciones teatrales encaminadas a la mejora de la expresión oral que no es otra que conseguir una comunicación fluida.

Si lectura en su doble aspecto de pública y privada es un paso previo hacia la competencia léxica, la actividad vinculada a la lectura es el desarrollo de fichas léxicas que recogen las unidades mono y plurilexemáticas asociadas a la lectura.
La metodología que hemos desarrollado partiendo de las bases ya conocidas y con la finalidad comunicativa también antes expresada se implementó mediante la construcción de Corpus que denominamos “Pedagógicos y Culturales” y que iniciamos con alumnos extranjeros aprendientes de lengua española y que luego al introducir algunos ajustes se ha adaptado a la enseñanza del español lengua materna, la típica asignatura de “lengua española”.
Aclaramos que siempre a nuestro entender la metodología implementada para “lengua española” funciona mejor que para el español “lengua extranjera” por la razón de que los alumnos nativos poseen los suficientes recursos léxicos para comprender las explicaciones para emprender el recorrido léxico.
Para los alumnos de español lengua extranjera la metodología funciona a la perfección desde el nivel B1, estando en la actualidad investigando la adaptación o puesta a punto para los niveles A1 y A2 del MCER.

La expresión oral de los alumnos nativos de “lengua española” es fluida con las limitaciones conocidas y son capaces de comenzar con el aprendizaje de la competencia léxica desde el primer minuto y, de la misma manera emprender el autoaprendizaje tutorizado sin dificultades.
No ocurre lo mismo con el alumnado no nativo que desde un B1 puede conseguirlo pero los discentes que se inician en la lengua española son incapaces de comprender las explicaciones metodológicas y necesitan en las aulas presenciales del concurso de los profesores y tampoco comprenden el proceso de autoaprendizaje.
Los corpus son una excelente herramienta que no dudamos en calificar como la “piedra filosofal” de la enseñanza. Su gran ventaja de simplicidad y facilidad de comprensión se añade al ahorro que supone el trabajar sin manuales ni cuadernos ni fotocopias. Es una herramienta GRATUITA, limpia, y sostenible con el medio ambiente. Adiós editoriales, papel, bolígrafos: todo el proceso se desarrolla frente a un ordenador, una conexión wifi y el mundo de internet, en las aulas cara a cara.

Si los docentes o los Centros Educativos son capaces de formar a sus docentes en la tutorización de plataformas y FADs, en ese momento la metodología de autoaprendizaje se pondrá en funcionamiento como una máquina ajustada.
Nuestras metodologías las explicadas en una formación de “Aplicaciones de los Corpus Textuales a la enseñanza de Lenguas” que ha sido homologada por la Unión Europea y becada con generosidad para los docentes de toda Europa y varios países como Turquía, Croacia, Suiza, Islandia y Noruega.

Para mayor información: comenius@hotmail.es

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: