Español en América

enero 29, 2013

Perspectiva accional: la actividad frente a los ejercicios

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:23 pm

Acción pero no cualquiera

Tanto el MCER como los pedagogos que siguen sus directrices y recomendaciones ponen el centro del interés de los procesos de aprendizaje y enseñanza de lenguas el enfoque comunicativo y la forma de llevarlo a cabo por medio del concepto de “perspectiva accional”.
Las clases de lenguas, el propio MCER, el Plan Curricular del Instituto Cervantes se centran en una descripción exhaustiva de los contenidos curriculares.
No somos enemigos declarados de los famosos manuales o libros de texto a los que los profesores nos agarramos con desesperación para desarrollar nuestros cursos.

Sabemos que el principio de autenticidad pone en tela de juicio los libros escritos con una finalidad pedagógica pero la pregunta del millón es qué podemos hacer y si somos capaces de concebir nuestros manuales adaptados a cada clase y nivel.
Creemos que sí, que es posible que los docentes seamos autores y diseñadores de los manuales pero que para ello tenemos que seguir unas pautas.
Recomendamos, no como norma sino como “orientación” seguir algún manual de los existentes. Debe ser el hilo conductor que nos indique qué temas o acciones hay que seguir y cuál es su orden. Pero para la elección de los “materiales auténticos” hay que apartarse de esos contenidos “prefabricados” que manuales, cuadernos de ejercicios que incluyen (cada vez menos) esos obsoletos CDs que NO sirven para nuestras intenciones.
¿Cuál es la idea de acción? ¿Se confunde con tarea, actividad o ejercicio? ¿Qué es o puede ser un Proyecto?
En estas líneas comentamos la trascendencia de la “terminología” como disciplina científica que consigue que los que escribimos y hablamos nos pongamos de acuerdo en los conceptos que empleamos y que tienen más trascendencia de lo que pensamos.

El consenso de escritores, redactores de textos e investigadores NO coinciden en la semántica de palabras (o mejor formas) como tarea, actividad y ejercicio.
Las precisiones terminológicas nos van a ayudar en nuestro trabajo como docentes y que sepamos lo que nos traemos entre manos.
La perspectiva accional recomendada por el MCER insiste en la realización de trabajos (vamos a llamarlo genéricamente) en las clases que reproduzcan situaciones de la vida real y más aún que sean “sociales” o colectivas y si encima se puede incluir la “interacción” mejor que mejor.
Por tanto, tenemos que dirigir nuestras clases hacia situaciones reales en las que participen los alumnos individualmente o en grupo y que la actividad tenga una utilidad y sea susceptible de corrección inmediata.
La actividad con las características anteriores se puede considerar “accional” y la podemos, además calificar con precisión terminológica como “tarea”.

¿Qué son ejercicios? Los famosos “ejercicios” típicos hasta ahora de las clases de lenguas extranjeras y de lenguas maternas pasan a un segundo plano. Incluso investigadores en el campo de la neurolingüística como Netten y Paradis los descartan, inclinándose por las tareas comunicativas reales y orales. Se basan estos científicos en el funcionamiento de las memorias declarativas y procedimental que impiden el trasvase de conocimientos y automatismos desde la primera a la segunda.
Por tanto, es preciso distinguir los viejos ejercicios de las tareas o actividades que son formas sinónimas y orientadas a reproducir situaciones reales.
Los avances de los investigadores en la enseñanza de lenguas produce que el documento del MCER editado en 2001 se vea como desfasado y las actividades que se denominan monotareas se conviertan en algo a modificar en el sentido del establecimiento de metodologías que se puedan encadenar y se denominen “tareas encadenadas”.

Algunos autores califican como “Proyecto” el establecimiento “formal” de una tarea como descripción exhaustiva y previa de lo que se va a llevar al aula por el docente. Este redactaría con pelos y señales el desarrollo de la “tarea” o “actividad” que se realizará en la clase y que consiste en una tarea que reproduzca una situación que puede sucedes a los alumnos. Por regla general estos “proyectos” se negocian entre alumnos y docentes en las clases en función de las necesidades. Puede ser desde la compra de un teléfono móvil al alquiler de un apartamento pasando por la reserva de un billete de avión o la entrada de un museo por Internet. El diseño previo de la “situación real” puede que se considere como “pedagógico”. Las situaciones de la “vida real” casi nunca son reproducibles “al milímetro” de manera que el “Proyecto” predefinido puede NO coincidir con la realidad.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Ah, muy interesante. Yo soy partidaria de readaptar muchos ejercicios del libro que uso. Todo lo que se pueda adaptar a “situaciones reales”, lo hago. Es dfícil, requiere tiempo y mucha imaginación. Mi problema es motivar a mis encargados de cursos que son todos freelancers y tienen varios trabajos. Motivarlos es fácil pero los resultados son nulos y lo entiendo porque no reciben ninguna compesación extra. ¿Alguna recomendación?

    Un saludo

    Comentario por Thanya — enero 30, 2013 @ 6:58 am | Responder

    • Querida amiga Tanya:

      Me vas a perdonar pero no entiendo tu pregunta sobre tus “free lancers”.
      Como formadora de profesores de segundas lenguas y, en concreto de español diseñamos para cada finalidad u objetivo de grupo o clase, una metodología específica que comprenda actividades encadenadas que son siempre situaciones reales o en el caso del “escrito” muestras de lengua auténticas.
      Trabajamos sobre todo con corpus y su construcción por alumnos y profesores. Conlleva mucho más trabajo para “todos” pero los resultados son excelentes.

      Tienes mi correo personal y te puedo mandar el material que quieras siempre que te guste la idea de trabajar con corpus específicos.
      Mercedes

      Comentario por Mercedes — enero 30, 2013 @ 3:15 pm | Responder

  2. Cordial Saludo…

    Actualmente me estoy preparando en el tema, soy docente de lenguas y quisiera saber que textos de enseñanza del ingles ya están trabajando bajo la linea de perspectiva en acción… Ademas quisiera saber acerca de la formulación de objetivos lingüísticos, culturales y comunicativos bajo la luz de esta perspectiva…

    Gracias

    Monica Cortes

    Comentario por Monica Andrea Cortes Acevedo — septiembre 30, 2013 @ 6:45 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: