Español en América

febrero 11, 2013

Aspectos curriculares en la enseñanza comunicativa de la lengua materna

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:08 pm

Aspectos curriculares en la enseñanza comunicativa de la lengua materna en la ESO

Los docentes no podemos saltarnos el currículo oficial de la asignatura de referencia, “lengua y literatura española”. Echamos un vistazo sobre el preámbulo del currículo de 2007 de la materia lengua en las enseñanzas obligatorias de la Comunidad de Madrid y lo copiamos textualmente por su interés y declaración de intenciones:

Los objetivos de Lengua castellana y literatura … suponen ampliar la diversidad de prácticas discursivas y hacerlas más complejas, acrecentar la importancia del uso de la lengua en el ámbito académico, subrayar el papel de las convenciones literarias y del contexto histórico en la comprensión de los textos literarios, y dar un papel más relevante a la reflexión sobre el funcionamiento de la lengua y sobre sus normas de uso, así como a la sistematización de los conocimientos lingüísticos explícitos.
El eje del currículo son las habilidades y estrategias para hablar, escribir, escuchar y leer en ámbitos significativos de la actividad social. Estos aprendizajes se recogen en tres de los bloques de contenidos del currículo: 1. Comunicación, 4. Educación literaria y 5. Técnicas de trabajo. En relación con ellos, los bloques 2. Lengua y sociedad y 3. Conocimiento de la lengua reúnen los contenidos que se refieren a la capacidad de los alumnos para observar el funcionamiento de la lengua y para hablar de ella, y a los conocimientos explícitos sobre la lengua y sus formas de uso derivadas de la diversidad social y de estilo
”.

Nada que objetar a esta declaración de intenciones que continúa en lo relativo al bloque 3, Conocimiento de la lengua en el que el autor olvida las siempre comunicativas intenciones para pasarse al polo opuesto, a la enseñanza lingüística.
Nos sorprende lo que indica como reflexión sobre la lengua: con la adquisición de unos conceptos y una terminología gramatical. La presencia de este bloque se justifica por el hecho de que la adquisición de las habilidades lingüístico-comunicativas implica el uso reflexivo sobre diferentes aspectos de la lengua: la variación y los factores que explican dialectos, registros y usos sociales; las formas lingüísticas que indican en el texto la presencia de los factores del contexto; los procedimientos que contribuyen a cohesionar el texto; las diversas posibilidades sintácticas que son utilizables para expresar un mismo contenido; los procedimientos gramaticales para integrar diferentes proposiciones en un enunciado cohesionado; los mecanismos para la formación de palabras; la norma gramatical y ortográfica, etc.”.

Lo anterior es una muestra palpable del desconocimiento existente sobre dos conceptos claves que influyen en el devenir de la enseñanza de la lengua materna. El primero es suponer que el conocimiento lingüístico supone “reflexión” y que el “análisis textual” también induce a reflexionar sobre hechos o aspectos diferentes al funcionamiento de la lengua. El segundo concepto es que la “reflexión sobre la lengua” solo cabe en lo referente al “sistema de la lengua y su funcionamiento” como ser vivo sujeto a una serie de restricciones que son las que invitan a la reflexión.

Siguiendo el hilo del autor del currículo oficial y ya que la lengua española es soporte o vehículo de otras materias podríamos “reflexionar” sobre la cuadratura del círculo o los sentidos de una dirección. La reflexión necesaria de los alumnos se debe realizar sobre aspectos metalingüísticos que subyacen en la estructura de la lengua, NO en lo que vehicula la propia lengua… Que nos expliquen cómo los “procedimientos gramaticales para integrar diferentes proposiciones en un enunciado cohesionado” inciden sobre la “reflexión”.
Estamos de acuerdo con el autor “que hablar y escuchar, lo mismo que leer y escribir son, en muchas ocasiones, actividades interrelacionadas: se busca información para elaborar un trabajo académico; se relee un texto propio para revisarlo; se toman notas de una conferencia para escribir una crónica de este acto, etc. Esta interrelación indica, de nuevo, la conveniencia de integrar en la secuencia de actividades de aprendizaje elementos de las dos vertientes del uso lingüístico, la comprensión y la producción”.

Y no sólo estamos de acuerdo sino que la actividad de lectura y de relectura se relacionan con en directo con la comprensión lectora y con la actividad de escritura o de producir textos.
Coincidimos con el redactor en el denominado Bloque 5 o Técnicas de Trabajo “Se destaca el uso y manejo del diccionario, las técnicas de lectura comprensiva, de análisis y síntesis de la información, así como los procedimientos para la presentación de escritos y trabajos académicos y la adquisición de hábitos que manifiesten actitudes de interés por la presentación adecuada y correcta de los textos escritos. Las tecnologías de la información y la comunicación se incorporan al aula como instrumento válido para el desarrollo de los contenidos y herramienta útil para la búsqueda de información y presentación de trabajos, además de como estrategia motivadora para el alumno y valorada por la sociedad actual”. Objetivo demasiado ambicioso que un alumno al terminar el ciclo de la ESO sea capaz de presentar un trabajo académico cuando en la cruda realidad es incapaz de escribir un texto sencillo.
El currículo oficial detalla curso por curso desde el primero al cuarto los contenidos entre los que obviaríamos los “gramaticales”, es decir, los contenidos lingüísticos explícitos. Se incide sobre manera en los textos literarios y el trabajo o análisis sobre ellos.
Nuestra siempre modesta opinión es que la clave se encuentra en la correcta elección de textos y una vez elegidos en el diseño de las actividades encadenadas que vamos a realizar sobre ellos.

El análisis estilístico, literario o de qué época o siglo un texto fue escrito nos parece accesorio. Los libros clásicos ofrecen un contenido lingüístico, filosófico, cultural y literario excepcional. No lo discutimos, lo que tratamos de reflexionar es si esos maravillosos textos se adaptan a una exigencia de una enseñanza comunicativa de la lengua materna española. Nuestra respuesta es clara y rotunda, NO. La elección de los clásicos no es oportuna aunque estén bien escritos, hecho que NO se discute. Lo que dudamos es que esas joyas de la literatura sirvan para la enseñanza del español comunicativo del siglo XXI. ¿Ustedes lo creen?
La Unión Europea en sus recomendaciones de enseñanza de lenguas y sin explicitar si son maternas o segundas se vuelca en la elección por los docentes de “muestras de lenguas auténticas”. La autenticidad exige la actualidad de los contenidos, su utilidad y la especificidad para conseguir la motivación de los alumnos.
Estamos de acuerdo con el contenido lingüístico de muchos textos “viejos”; de su contenido cultural y léxico repletos de locuciones; de su valor histórico y costumbrista… pero el alumno necesita percibir que el texto que presentamos tiene una utilidad no sólo lingüística sino para el día a día que le toca vivir.

¿Qué contenidos podemos ofrecer?

Nuestra idea se dirige a contenidos periodísticos actuales y útiles disponibles en los diarios digitales presentes en Internet. El mismo currículo oficial propone en su bloque 5, Técnicas de Trabajo, la utilización de “recursos digitales”.
La enseñanza comunicativa de la lengua y lo que conlleva, hablar, escuchar, leer y escribir, requiere de una metodología transversal.

La transversalidad alude a todas las materias y asignaturas. Las dificultades comunicativas y comprensivas de los alumnos necesitan de una terapia de urgencia en la que todos los docentes tienen que involucrarse. Esto NO es sólo del profesor de “lengua española”. Las carencias de la lengua española repercuten en las demás materias del currículo.

En la metodología que proponemos de enseñanza de lenguas a través de los Corpus Textuales, su diseño implica la mejora de TODO tipo de competencias, empezando por la digital (es imprescindible un buen manejo del Word para escribir, para corregir, para leer y reescribir, resumir, presentar textos agradables), la competencia léxica con un empleo exhaustivo del diccionario en línea DRAE (que a pesar de lo malo que es, es el menos malo de los disponibles), esta competencia léxica supone un uso de la combinatoria de todo tipo de unidades que implican reflexión; no dejamos atrás la competencia literaria (que no es central, pero es necesaria).

La verbena de la Paloma
No podemos acabar el post sin mencionar de pasada al dramaturgo Ricardo de la Vega que escribía en la “La verbena de la Paloma” “hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad”; en efecto los autores de los currículos deberían actualizarlos de ramos a pascuas ya que si leen el de cuarto de la ESO de la asignatura de la lengua española en el Bloque 5, todavía menciona los CDs, DVD, papiros y las bibliotecas tradicionales. Los tiempos no corren sino que vuelan y las ciencias nos traen a Internet que es la mejor y más cómoda biblioteca que existe. Algunos no se enteran.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: