Español en América

febrero 13, 2013

Competencia digital y plataformas online

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:30 pm

El buen empleo y correcta tutorización forman parte de la competencia digital.
El origen de las plataformas online, campus virtuales o Moodle’s es la enseñanza a distancia o e-learning que no es posible sin su existencia.
Atrás quedan los antiguos modelos de enseñanza a distancia por correo que se popularizaron y cubrieron un vacío en el aprendizaje.

Los actuales sistemas de aprendizaje a distancia o FAD (Formaciones A Distancia) se apoyan en plataformas de distinto tipo que permiten el contacto entre los promotores de cursos, los profesores que los diseñan, los tutores de la plataforma y los alumnos.
Formaciones de tipo mixto tienen gran éxito como el blended-learning que combina el presencial con la FAD.
La plataforma más extendida en el campo de la enseñanza de lenguas sean maternas o segundas es Moodle basada en la filosofía del constructivismo social y en la tutorización.

La mayor parte de los expertos en FAD inciden en la trascendencia de los contenidos y de que los cursos deben disponer de unos ejercicios interactivos en los que la mayor parte de las veces se evalúa a los estudiantes.
Ni que decir tiene que la calidad de un curso viene determinada por la calidad de los contenidos.
En lo que se refiere a los ejercicios de interactividad no podemos estar más en desacuerdo con la mayor parte de ellos porque nuestra opinión es que no son comunicativos.

Nuestros lectores conocen nuestra “pasión” por las actividades encadenadas que constituyen en sí mismas una metodología diseñada de manera previa. Las tareas concatenadas orales y escritas se dirigen a un modelo de empleo de lengua comunicativa.
Los objetivos previos al diseño de una FAD deben sentar las bases de un proceso plenamente comunicativo sea la lengua a enseñar materna o segunda.
Los cursos pueden ser de lenguas puras o de formación del profesorado. Excluimos estos últimos porque serían competencia a nuestros cursos presenciales en formato Comenius-Grundtvig que impartimos en el Centro de Estudos de Espanhol de Porto y a los que invitamos a los docentes europeos por estar dotados de becas amplias y suficientes. No excluimos a los profesores americanos pero la distancia y el no disponer de becas hacen difícil su participación.

Nos centramos en cursos puros de lenguas maternas y segundas en los que fijamos a priori en función del nivel de los participantes y del propio curso unos objetivos. En cada curso pretendemos en unas 80 horas de curso efectivo y de horas de trabajo alrededor de 60 seamos capaces de superar uno de los niveles del MCER que como conocen comienzan en el A1 y finalizan en el C1.
El diseño es tanto más difícil cuanto más elemental sea el nivel dada la dificultad de conseguir textos graduados en los niveles iniciales. Para los niveles avanzados tipo C1 y C2 cualquier texto es adecuado, incluso para los B1 y B2 los mismos textos de los niveles avanzados serían aceptables.
Para nosotros un buen diseño de un curso debe dirigirse a conseguir textos apropiados para que los alumnos puedan realizar las famosas “tareas encadenadas”.

Basamos el curso en un aprendizaje centrado en el léxico y sus unidades ya que para la comunicación el léxico es esencial. No describimos un curso de enseñanza de lengua segunda porque el campo pensamos que está cubierto con suficiencia y calidad. Echamos en falta en todos ellos que pasen de largo en el empleo de la herramienta “corpus”. Por lo menos NO conocemos ninguno que la utilice.

La tutorización
Los campus virtuales aparte de “colgar” contenidos, poner enlaces con vídeos o cortos de YouTube, a diarios digitales, a anuncios publicitarios que refuercen la oralidad y dirigirnos a diarios y revistas digitales de Internet los empleamos para construir Corpus de la lengua a aprender permiten el uso de otros recursos y herramientas.
Los Corpus NO son ni un objetivo ni una finalidad sino una herramienta que nos permite leer y releer, resumir, corregir, eliminar, ampliar y redactar textos y artículos periodísticos.

Introducir los Corpus en cursos de enseñanza de idiomas puede no ser un fin sino un complemento que bien manejado consiga el necesario aumento de las unidades léxicas para poder comunicarse.
Las plataformas virtuales disponen de recursos como el chat y los foros. No somos muy partidarios de los chats en los que se comienza hablando del tiempo y finalizan con alabanzas a la extraordinaria calidad de los tutores… Ni nos interesa el clima excepto para que nuestros alumnos aprendan a expresarse en un tema habitual de conversación ni pensamos que somos los mejores tutores. Por eso y dada la dificultad de conseguir que los participantes a un curso que pueden proceder de muy diversas partes del globo terráqueo se pongan de acuerdo, preferimos los foros que aunque carecen de la inmediatez del chat, son lo suficientemente “rápidos” para comunicarse con temas en exclusiva “técnicos”.

Desde el inicio de una FAD conviene que el tutor establezca unas normas para los “foros” en los que se eviten las críticas públicas y reprimendas y las alabanzas a los docentes. Un foro es un lugar donde se discuten los trabajos, se corrigen errores y se interactúa entre alumnos y tutores.
En los foros se construye el conocimiento y lo habitual es que en cada curso se organicen varios por temáticas o por interés de los participantes que pueden decidir la apertura de uno nuevo no previsto en el programa.
Los cursos se dividen en lecciones o unidades y a cada apartado se le asigna un tiempo de realización que se fija en un “calendario previo”.

Preferimos una “flexibilidad” sobre el calendario porque
en estas FAD los alumnos no disponen del mismo tiempo para ejecutar los trabajos. Éstos pueden ser individuales o en grupo y el tutor tiene que consultar con los participantes si cuál de estas posibilidades se adapta mejor a su estilo de aprendizaje. Hay muchos alumnos que prefieren realizar sus tareas de manera individual bien porque no quieren hacerlo en grupo o porque piensan que no van a cumplir con los plazos del calendario en su parte de entrega de actividades.
Las FAD pueden poseer contenidos excelentes pero mal tutorizados pueden convertirse en un absoluto desastre. Nunca nos referimos con el calificativo de FAD algunos cursos que NO son tutorizados y que por su precio reducido no permiten la existencia de uno o varios tutores. Este tipo de cursos no pueden recibir el calificativo de FAD o de cursos de e-learning ya que la característica principal del concepto es la existencia de un tutor.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: