Español en América

febrero 25, 2013

Holística apoyada en la neurolingüística

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:59 pm

Metodología holística apoyada en la neurolingüística

En un artículo reciente, febrero 2013 de MARCOELE, el Dr. Pérez Ruíz Javier desarrolla una interesante metodología de enseñanza del Español como Lengua Segunda (Propuesta de una metodología neuroholística basada en los hallazgos de la neurolingüística) que interesa desmenuzar.
Copiamos textualmente un párrafo con el que estamos de acuerdo:

“Según el constructivismo social de Vygotsky (1978), el desarrollo de las actividades cognitivas del ser humano, y entre ellas el lenguaje, son productos del desarrollo histórico social de cada persona. De este modo, el lenguaje se adquiere en la interacción social. Esta teoría socio-cultural e interaccionista que explica el desarrollo cognitivo del lenguaje subyace en la base de muchas de las tendencias actuales de la enseñanza de segundas lenguas”.

Las propuestas de Hymes materializadas en lo que se califica como “enfoque comunicativo” y la filosofía de Vygotski conservan plena vigencia ya que el primero pone por delante la lengua como vehículo y finalidad de la comunicación y Vygostski con su constructivismo social se apoya en la interacción social y en los aspectos cognitivos.
En nuestro anterior post sobre la enseñanza del francés intensivo de Germain y Netten destacábamos los tres principios en los que se fundamenta la enseñanza de la lengua gala y que son muy parecidos a los del Dr. Pérez Ruíz: las investigaciones del neurolingüista Paradis, Michel, el cognitivismo-constructivista de Vygotsky y la teoría de la interdependencia de lenguas de Cummins.
La cuarta pata del banco la ponemos nosotros apoyándonos en la necesaria transversalidad de cualquier enseñanza desde el prisma del constructivismo social y de la necesidad de que la educación debe ser tarea no solo de la clase de lenguas o de las matemáticas sino que todo el currículo en su conjunto es un todo en el que no caben compartimentos estancos.

En esa idea nuestra se coloca la “investigación holística” o método holístico en el que se insiste en contemplar la enseñanza como un conjunto de elementos continuos y las asignaturas forman un todo.
Nosotros sin calificar nuestra “metodología integradora” como “holística” podemos considerar la metodología o propuesta (que no es lo mismo) del Dr. Pérez-Ruíz como una idea que se aproxima a lo que puede ser el diseño de una metodología para la clase de lenguas.

Germain y Netten, los creadores del francés intensivo son partidarios de la interdependencia de la lengua materna y las segundas. Y de buscar diseños metodológicos que integren ambas enseñanzas ya que la competencia lectora y de escritura en una lengua se trasvasan de manera automática a la otra.
Insisten también en la integración en la segunda lengua de temas del currículo de otras materias como pueden ser las ciencias sociales o las naturales.

Lo anterior no quiere decir que las anteriores asignaturas se impartan en el francés intensivo, sino que al revés, el francés intensivo recoja como temática del aula los contenidos de estas asignaturas bien como tareas encadenadas o como Proyecto auténtico.

Las investigaciones y las consiguientes conclusiones de Germain y Netten se refieren en exclusiva a la enseñanza del francés intensivo como lengua segunda a hablantes del inglés en un contexto escolar.
Fuera de este ámbito no sabemos si los resultados pudieran ser los excelentes que detallan los canadienses o si hay que volver a diseñar una metodología diferente pero siempre contando con las cuatro patas o bases “ideológicas” del francés intensivo.
Cualquier propuesta en una clase distinta a la anterior se debe repensar desde los presupuestos de Germain y Netten considerando como excelente la idea de Pérez Ruíz de integrar la metodología holística que en nuestra opinión es más una filosofía integradora que una metodología considerando siempre el vocablo “metodología” como perteneciente a la disciplina científica de la “terminología”.

La neurolingüística de Pérez Ruíz y la de Germain y Netten

Los lectores estarán al corriente de nuestro entusiasmo por los descubrimientos del investigador Paradis, Michel que, siempre en nuestra modesta opinión, son trascendentales para la enseñanza no sólo de lenguas maternas y segundas sino para cualquier materia o asignatura que se apoye en los automatismos de la memoria procedimental.
En esta cuestión no podemos entender como el Dr. Pérez Ruíz en su extensa bibliografía no menciona al neurolingüista Paradis sin duda alguna, la estrella del firmamento por sus investigaciones con enfermos de Alzhéimer.
Paradis comprueba científicamente –y no son hipótesis no probadas o elucubraciones- la disposición de cada lengua en un lugar bien diferenciado del cerebro humano.
Lo mismo para las dos memorias que residen en el mismo lugar de cada lengua y de idéntica manera radicalmente separadas: memoria declarativa y procedimental independientes y sin que los conocimientos de una a otra puedan transvasarse.

Lo anterior, como señalamos antes con enfermos de la fatal y mortal enfermedad degenerativa, prueba primero que las lenguas son vehículos de la comunicación con un lugar fijo, único e independiente de las demás lenguas y que los automatismo residen en la memoria procedimental sin que los conocimientos explícitos o saberes que se alojan en la memoria declarativa puedan ser trasvasados a la memoria que opera la automaticidad del lenguaje por medio de ejercicios.
La forma de trabajo de ambas memorias es radicalmente distinta: mientras que en la declarativa se acumula la ciencia sin posibilidad de trasvase a la procedimental que trabaja de forma inconsciente, irreflexiva y automática.
La primera objeción a la descripción de Paradis es: ¿para qué sirva la memoria declarativa ya que no permite el trasvase de conocimientos a la procedimental?

Estamos mencionando a lenguas sean maternas, segundas o terceras y el conocimiento gramatical no se puede automatizar por lo que en la enseñanza su conocimiento explícito No serviría de nada.
No contestamos a la interrogación sino ahora: la procedimental serviría para los automatismos del lenguaje oral mientras que la declarativa aportaría su colaboración a otras actividades lingüísticas como la redacción de trabajos, relatos o documentos para los que se necesita el “saber gramatical” entre el que incluimos el “ortográfico”.

Señalamos que el oral y el escrito son dos registros muy diferenciados y el oral posee el mayor componente comunicativo de los dos. El escrito, más noble necesita un apoyo sustancial de la memoria declarativa y, por supuesto de la reflexión.
Volvemos a insistir en que el oral NO requiere reflexión ya que es automático, inconsciente y no requiere de conocimientos científicos o gramaticales mientras que el escrito es reflexión y ciencia.
Continuaremos con el trabajo aludido por ser de interés y caminar en nuestro devenir comunicativo de enseñanza de lenguas con muestras auténticas y corpus textuales integrados en una plataforma virtual.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: