Español en América

marzo 11, 2013

Lexicografía y formación para la investigación

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:55 pm

Formación de profesores y formación dirigida a la investigación de los docentes

Uno de los grandes maestros de la didáctica de Segundas Lenguas e introductor de la cultura en las aulas, Robert Galisson propugna en su libro “La formation en questions“ editado en 1999 por CLE International, dos ideas explicitadas en el título en negrita.
El otro gurú francés del FLE y también reconocido didactólogo de las L2, Christian Puren en un artículo publicado en la revista electrónica ELA, Études de linguistique appliquée, Volumen 3 de 2001, titulado “PROCESSUS ET STRATÉGIES DE FORMATION À LA RECHERCHE EN DIDACTIQUE DES LANGUES-CULTURES” explica las ideas de Galisson precisando como centrales la liberación curricular de los docentes respecto a la tiranía de los manuales afirmación con la que estamos de acuerdo y de la necesidad de formar a los profesores en las tareas investigadoras que también apoyamos.

La necesidad constatable de las dos exigencias de un profesor son poco menos que evidentes pero también la dificultad por un lado de los horarios y tiempos disponibles que impiden cumplir con las propuestas de Galisson y Puren.
Los cursos de formación de profesores y me refiero a los promovidos por la Unión Europea en sus programas Comenius y Grundtvig insisten en la formación en procesos de metodología primando sobre los contenidos curriculares.

Se trata de formar a los docentes de Lenguas sean Maternas o Segundas en una enseñanza comunicativa y relacionando con los procesos de aprendizaje de los alumnos. No se trata de qué enseñar sino también y sobre todo de cómo hacerlo y contemplar que el MCER pone al alumno y no al profesor como el centro de los procesos de aprendizaje. Por ahí van las ideas de Galisson y Puren.

Puren alude a la influencia creciente del Constructivismo social como ideología centrada en el cognitivismo y alentada cada vez más por la facilidad que ofrece Internet por partida doble al poner en contacto a alumnos y profesores por medio de plataformas virtuales y por el omnipresente acceso a contenidos curriculares de calidad y gratuitos.

La formación en investigación
Sería una perogrullada el exponer que una mejora en la formación de los docentes repercutiría en la calidad de su enseñanza.
En ese sentido algunos países con sistemas educativos avanzados exigen a sus profesores si no una calificación doctoral si un paso previo que es la acreditación de haberse formado como investigadores.

Esa acreditación recibe el calificativo de Suficiencia investigadora que antes se denominaba D. E. A. o Diploma de Estudios Avanzados con el que los futuros doctorandos daban sus primeros pasos en las tareas de la investigación.
Los docentes deben formarse en este enfoque investigador para que a su vez puedan transmitir e iniciar a sus alumnos en sencillas tareas que incrementan la motivación y el interés. Los trabajos que consisten en descubrir en cada asignatura o materia nuevas vías y descubrimientos producen en el alumnado un efecto balsámico por nuevas cuestiones sobre todo si el profesor posee la habilidad de conjugar gustos, intereses y utilidad.

Léxico y lexicografía

Tareas investigadoras de nuestra predilección son las que giran alrededor de las unidades léxicas plurilexemáticas y restringidas como son colocaciones y locuciones, la construcción de Corpus específicos y la confección de glosarios y sencillos diccionarios de especialidad.
Por tanto conviene que tanto profesores como alumnos reciban una formación básica en lexicografía, construcción de Corpus y diccionarios de manera que puedan abordar trabajos que produzcan utilidad.

En nuestros post dedicamos amplios espacios a la lexicografía que vamos a repetir de manera sucinta:
El DRAE que es pura lexicografía aplicada define este vocablo del dominio científico de la terminología como técnica de componer léxicos o diccionarios y como segunda acepción parte de la lingüística que se ocupa de los principios teóricos en que se basa la composición de diccionarios.

EL Diccionario oficial siempre proclive al desorden y a la confusión coloca como segunda acepción a la que pondríamos por delante.
Parece más lógico que la Lexicografía empiece por establecer los principios teóricos –se olvida de los prácticos- para edificar un diccionario.

Como el vocablo léxico aparece en la definición de lexicografía acudimos a él para verificar cómo lo explica el propio DRAE y como siempre nos vuelve a sorprender:
Acepción primera: Perteneciente o relativo al léxico (la palabra definida NO puede entrar nunca en la definición…. Es un axioma, amigos de la Academia Real…
Acepción segunda: Diccionario de una lengua, poco que objetar, pero no es algo habitual.
Las acepciones siguientes son aceptables dentro de la escasa precisión terminológica a la que nos tiene acostumbrados el DRAE.
Convendría que en las páginas web de la RAE donde se explica el funcionamiento y la elaboración del diccionario se cambiara para acomodarlo a la realidad.

Se cuenta, se dice que el DRAE dispone de 80.000 lemas o entradas, pocas nos parecen para la lengua española. No se mencionan las acepciones tan trascendentes como las entradas ya que, en principio cada acepción debería ser un lexia con diferente significado y por tanto es posible que el diccionario pueda contener varios cientos de miles de significados DISTINTOS.

El concepto de lexía se debe asociar a significado, es decir una lexía es una acepción de un lema de un diccionario con un sentido diferenciado de las demás acepciones.
La comprensión de lexía es trascendental para conocer el funcionamiento de las lenguas naturales. El DRAE ignora el concepto de lexía y si se toman la molestia de consultarla verán que lexía NO existe. Tampoco existe el concepto central de la lengua, la colocación, compruébenlo.

Si consultan locución aparecen dos acepciones que se refieren a la gramática:
La tercera: “Grupo de palabras que forman sentido” y la
Cuarta: “Combinación fija de varios vocablos que funciona como una determinada clase de palabras”.
En nuestra simple modesta opinión no parecen las dos acepciones o lexías de locución diverger en gran manera por lo que la cuarta acepción podría eliminarse.
Si las lexías de locución parecen entrar en el dominio de lo posible no lo es tanto la entrada expresión, veamos:
Dentro de las doce acepciones de esta entrada del DRAE tomamos en consideración las que se refieren a la “lingüística”.
Sorprende como cuando se define y describe la entrada locución se le adjudique la distinción de “gram.” mientras que a expresión se le añade la etiqueta “ling.”, ¿capricho del lexicógrafo o existe una razón científica que no alcanzamos a comprender?
Veamos la famosa expresión:
Acepción octava: Aquello que en un enunciado lingüístico manifiesta los sentimientos del hablante.
Acepción novena: En algunas corrientes de la fraseología, combinación lexicalizada de palabras que no permite variación morfológica.
La acepción numerada con el “siete” la dejamos de lado ya que se refiere a la semiología y no alude directamente a nuestro propósito lexicográfico.: plano de la expresión (En semiología, componente formal de los signos, en oposición al plano del contenido).
Como nuestros lectores habrán comprendido nuestro objetivo es la acepción novena: “Combinación lexicalizada de palabras que no permite variación morfológica”.
La definición es casi perfecta pero o sobre lexicalizada o no permite variación morfológica.
Al expresar el significado de la novena acepción de expresión el DRAE podía haberla relacionado con locución ya que son unidades léxicas sinónimas al ciento por ciento en casi todas las corrientes lingüísticas. Al no hacerlo nos quedamos sin saber el pensamiento sofisticado de los lexicógrafos de la RAE.

Comparen y permitan la insistencia en los significados de locución y expresión:

Locución: Combinación fija de varios vocablos que funciona como una determinada clase de palabras.

Expresión: Combinación lexicalizada de palabras que no permite variación morfológica.
En la definición de locución sería importante que el DRAE nos aclarase el significado exacto de clase de palabras.
Sostenemos que expresión y locución son unidades de significado sinónimas.

En días venideros insistiremos en la descripción terminológica de conceptos de lexicografía y lexicología para después realizar sencillas tareas de investigación sobre el léxico.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: