Español en América

marzo 25, 2013

Español de los negocios: diseño de formaciones a distancia y tutorización

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:45 pm

Qué se pide a los profesores del Español de los Negocios

Al hilo de la metodología y de la exigencia ineludible de entender el concepto para desarrollar un curso del Español de los Negocios del nivel que sea, la pregunta que se hacen los organizadores y/o promotores de cursos cuál debe ser la calificación de los profesores.

A vuela pluma el docente podría ser un buen conocedor de los conceptos de economía y finanzas por lo que se necesitaría un titulado en Económicas y/o Empresariales que además dominara la Didáctica de la Segundas Lenguas.
Lo anterior NO es suficiente ya que el léxico de las lenguas de especialidad y, sobre todo el del Español de los Negocios destaca por un fuerte contenido colocacional que, además va en aumento por el efecto Internet y por el ímpetu en la creación terminológica de la lengua inglesa y, más en concreto por el Business English.

Al hilo de lo anterior y como el Español de los Negocios en cuanto a innovación conceptual y a léxico especializado se mueve en paralelo al Business English, al docente se le exige un conocimiento del inglés especializado y un dominio de la lengua de Shakespeare para extraer, construir y analizar Corpus del Inglés que como indicamos cabalga varios cuerpos por delante del Español de los Negocios.

Se exige al profesor:

• Conocimiento del temario y conceptos de Economía, finanzas y mundo de la empresa.

• Conocimiento del lenguaje especializado del Español de los Negocios

• Conocimientos y fundamentos teórico-prácticos de lexicología y lexicografía

• Conocimientos de Inglés Avanzado y del Business English

• Didáctica del Español como Lengua Extranjera

• Competencia digital en

o herramientas en especial Corpus y plataformas virtuales

o tutorización online y de la función del tutor

• Conocimientos profundos de Lingüística de Corpus para la creación de manuales y textos

La inexistencia en este campo de materiales didácticos como se editan en el Español General, exige a los profesores una gran capacidad para producir textos y que sean auténticos.

Competencia digital y plataformas online

Entre los requerimientos que la concepción de cursos del Español de los Negocios exige a los docentes se encuentra la competencia digital y aunque ésta se amplía día a día por el avance de las TICs, nos centramos en las plataformas virtuales.
Si insistimos en describir de forma breve los campus virtuales es por una triple razón:

• La figura del tutor online cuya misión central en las FAD vamos a trasladar a las clases presenciales

• Las plataformas digitales permiten establecer metodologías de autoaprendizaje que son una exigencia de las directrices de la UE y del sentido común y,

• Se aplican los preceptos del Constructivismo Social de Piaget, J. y Vigotsky.

El origen de los campus virtuales es la enseñanza a distancia o e-learning que no es factible sin su existencia.
Los dispositivos de aprendizaje a distancia o FAD (Formaciones A Distancia) permiten el contacto entre los promotores de cursos, los profesores que los diseñan, los tutores de la plataforma y los alumnos.
Los diseñadores de cursos no tienen por qué coincidir con los tutores. Existe una gran confusión entre las labores de docentes y tutores.

El Español de los Negocios con su complejidad conceptual (temario-contenidos), lenguaje con un léxico muy especializado requiere un empleo intensivo de estas plataformas.
Formaciones de tipo mixto tienen gran éxito como el blended-learning que combina el presencial con la FAD.
Hay que distinguir que un curso convencional con una plataforma electrónica donde implantemos una metodología de autoaprendizaje no tiene porqué reunir las condiciones de una FAD blended-learning.

A nuestra disposición se encuentran variadas plataformas digitales diseñadas ex profeso para la enseñanza si nos gusta Moodle es debido a que la mayor parte de instituciones educativas disponen de ella y es conocida por docentes y alumnos.
Los expertos en FAD inciden en la trascendencia de los contenidos y que los cursos deben disponer de unos ejercicios interactivos con un doble objetivo de aprendizaje y evaluación de los estudiantes.
La calidad de un curso viene determinada por la calidad de los contenidos.
En lo que se refiere a los ejercicios de interactividad no podemos estar más en desacuerdo con la mayor parte de ellos porque nuestra opinión es que no son comunicativos.

Preferimos las tareas encadenadas a los ejercicios interactivos que constituyen en sí mismas una metodología diseñada de manera previa. Las tareas concatenadas orales y escritas se dirigen a un modelo de empleo de lengua comunicativa y en el Español de los Negocios son trascendentales
Los objetivos previos al diseño de una FAD deben sentar las bases de un proceso comunicativo sea cual sea el registro o especialidad de lengua a enseñar.
Nos centramos en cursos del Español de los Negocios en los que fijamos a priori en función del nivel de los participantes y sus intereses (la especificidad), de los contenidos curriculares del propio curso unos objetivos.
Un buen diseño metodológico debe centrarse en conseguir textos apropiados para que los alumnos puedan realizar las famosas tareas encadenadas.

Basamos el curso del Español de los Negocios –en lo que se refiere a la lengua vehicular que es el lenguaje específico- en un aprendizaje centrado en el léxico y sus unidades ya que para la comunicación el léxico es esencial. Echamos en falta en cursos del Español de los Negocios que pasen de largo en el empleo de la herramienta Corpus. Por lo menos NO conocemos ninguno que la utilice.

La tutorización

Los campus virtuales aparte de colgar contenidos, poner enlaces con vídeos o cortos de YouTube, a diarios digitales, a anuncios publicitarios que refuercen la oralidad y dirigirnos a diarios digitales de Internet los empleamos para construir Corpus de los Negocios y, realizar tareas encadenadas y participación activa en los foros.
Los Corpus NO son ni un objetivo ni una finalidad sino una herramienta que nos permite leer y releer, estudiar conceptos y temas concretos, resumir, corregir, eliminar, ampliar y redactar textos y artículos periodísticos.
Introducir los Corpus en cursos de enseñanza de idiomas puede no ser un fin sino un complemento que consiga el necesario aumento de las unidades léxicas –mencionamos como esenciales en el Español de los Negocios las colocaciones léxicas – para poder comunicarse.
Las plataformas virtuales disponen de recursos como el chat y los foros. No somos muy partidarios de los chats en los que se comienza hablando del tiempo y finalizan con alabanzas a la extraordinaria calidad de los tutores… Ni nos interesa el clima excepto para que nuestros alumnos aprendan a expresarse en un tema habitual de conversación ni pensamos que somos los mejores tutores. Dada la dificultad de conseguir que los participantes en un chat se pongan de acuerdo, preferimos los foros que aunque carecen de la inmediatez del chat, son lo suficientemente “rápidos” para comunicarse con temas en exclusiva “técnicos”.
Desde el inicio de una FAD conviene que el tutor establezca unas normas para los “foros” en los que se eviten las críticas públicas y reprimendas y las alabanzas a los docentes. Un foro es un lugar donde se discuten los trabajos, se corrigen errores y se interactúa entre alumnos y tutores refiriéndose solamente a cuestiones profesionales.
En los foros se construye el conocimiento y lo habitual es que se organicen varios por temáticas o por interés de los participantes que pueden decidir la apertura de uno nuevo no previsto en el currículo.
Los cursos se dividen en lecciones o unidades y a cada apartado se le asigna un tiempo de realización que se fija en un calendario previo.

Preferimos una flexibilidad sobre el calendario porque en estas FAD los alumnos no disponen del mismo tiempo para ejecutar los trabajos. Éstos pueden ser individuales o en grupo y el tutor tiene que consultar con los participantes si cuál de estas posibilidades se adapta mejor a su estilo de aprendizaje. Hay muchos alumnos que prefieren realizar sus tareas de manera individual bien porque no quieren hacerlo en grupo o porque piensan que no van a cumplir con los plazos del calendario en su parte de entrega de actividades.
Las FAD pueden poseer contenidos excelentes pero mal tutorizados pueden convertirse en un absoluto desastre.

Si recalcamos la trascendencia de las herramientas digitales y en concreto de las plataformas tipo Moodle no es por capricho sino como continuación de las clases presenciales consiguiendo aumentar la rapidez del proceso de aprendizaje.
Nuestra experiencia en tutorización de campus virtuales y la comprensión de la figura del tutor online hace que apliquemos las ventajas de las FAD a las clases presenciales.

Las Fads en la enseñanza del Español de los Negocios

En los párrafos anteriores contemplábamos un modelo de enseñanza del Español de los Negocios completado por una metodología de autoaprendizaje residiendo en un campus virtual y especificamos que no es un blended-learning sino un aprendizaje presencial completado por una plataforma electrónica.

Los proyectos de e-learning sufren elevadas tasas de abandono debido a una falta de « acompañamiento » -léase tutorización- o de un mal diseño.
El e-learning es un complemento perfecto a una formación convencional.
Los autores franceses denominan como Parcours de formation a la organización de la FAD.

Al diseñar un recorrido metodológico nos encontramos con:

• los “módulos de la formación” y los profesores que los realizan

• Los alumnos y sus especificidades

• El dispositivo de formación o plataforma

• Los recursos de Internet que emplearemos (específicos del Español de los Negocios) Corpus, enlaces a diarios financieros digitales y webs, enlaces a vídeos y YouTube, enlaces a diccionarios, etc.

• Los tutores online disponibles y su formación en la tutorización y en el Español de los Negocios

A la hora del Proyecto de e-learning

Antes de comenzar un Proyecto de e-learning nos tenemos que formular las siguientes preguntas:

¿Por qué realizar una FAD concreta?
¿Por qué no hacerla?
¿Cómo hacerla? ¿Bajo qué forma: presencial, B-learning. E-learning?
¿Se va a tutorizar? ¿Quién y cómo se tutoriza?
¿Hay normas establecidas de tutorización para los tutores?
¿Se han establecido unas normas reglamentarias para los alumnos o usuarios?
¿Qué plataforma vamos a usar?
¿Se prevé una evaluación de los alumnos?
¿Antes del inicio de la FAD se va a pedir a los participantes un Cuestionario de Conocimientos Previos?
¿Antes del inicio de la FAD se va a solicitar a los alumnos un Cuestionario de Intereses?
¿Se prevé un seguimiento de los alumnos?
¿Se va a prevalecer dentro de la plataforma una herramienta sobre otra?
¿Todas las herramientas se van a equiparar?
¿Se va a utilizar un sistema de videoconferencia?
¿Pros y contra de todo lo anterior?

¿Hay una evaluación de la calidad de la formación prevista?– Calidad de los Contenidos (evitar el exceso de contenidos)

o Los Módulos de Contenidos deben ser cortos

o ¿Se va a tener en cuenta los ritmos de trabajo de los alumnos?

o ¿Estos van a ser fijos o se podrán ralentizar?

– Calidad de los Recursos

– Calidad de la Multimedia

– Calidad de la Plataforma

– Calidad del tutor

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: