Español en América

abril 11, 2013

Autenticidad en plataformas virtuales

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 8:33 pm

Principio de autenticidad

En el diseño de una metodología para apoyarla en una plataforma LMS necesitamos establecer unos principios ineludibles en referencia a la enseñanza de lenguas.
El concepto clave a cumplir en los procesos de aprendizaje es el de autenticidad. La mayor parte de los autores lo dejan a secas. Nosotros la completamos con varias ideas encadenadas: actualidad, utilidad y especificidad, todas ellas requeridas por el MCER, las directrices de la UE y de su Escuela de Lenguas Modernas de Graz.
El enfoque comunicativo nos sugiere que el centro de la enseñanza sea el alumno. EL documento MCER lo recalca sólo cambiando la palabra alumno por usuario.

Los docentes en nuestra incesante búsqueda de actividades, tareas, ejercicios y en general textos y manuales donde apoyarnos, no reparamos en que cada usuario tiene una necesidad diferente. La exigencia en este caso puede equipararse a gusto, afición o punto de interés. Es lo que denominamos especificidad con un significado muy diferente al que le otorgan algunos autores que se refieren a este término como propio de los lenguajes específicos.
La especificidad es un precepto que obliga a materiales y docentes a poner al alumno en el centro de nuestra atención metodológica.
Se objetará que en el conjunto de una clase con veinte o más usuarios es posible que nos encontremos con veinte intereses personales difíciles de cumplir.
Por supuesto que los manuales sean del español general o de lenguas de especialidad NO pueden dirigirse más que a un grupo que sus conceptores piensan que conviene a la mayoría.

¿Por qué se produce el abandono en los cursos de lengua?

Llámese abandono o desinterés, lo cierto es que una inmensa mayoría de los estudiantes de lenguas no consiguen terminar el primer nivel.
Las estadísticas no engañan e indican que el 80% de los alumnos matriculados en cursos de idiomas lo hacen en el nivel básico A1-A2, lo que prueba el fracaso de los manuales.
Echamos en falta aparte de la falta de autenticidad y especificidad de los manuales su falta de actualidad.
Vivimos en un mundo globalizado que camina a la velocidad de la luz, la que marca Internet por lo que los manuales en papel e incluso los electrónicos quedan desfasados en mismo día de su edición.
Se trata de remediar la situación de alguna manera creativa.
Otro de los graves fallos de los libros de texto es su falta de utilidad. Los usuarios se muestran satisfechos cuando los manuales presentan situaciones reales de la vida social.
Sin embargo, los docentes carecemos de textos para su análisis o sólo para trabajar con ellos o desde el punto de vista cognitivo, comunicativo o lingüístico comprobar si son útiles para su empleo posterior por los alumnos.
La autenticidad la completamos con los preceptos de actualidad, utilidad y especificidad.
Ni que decir tiene que los manuales no lo consiguen ni siquiera se pueden acercar a la exigencia del enfoque comunicativo.
El MCER cuando describe la perspectiva accional y define la tarea desglosando una tarea real que podemos calificar como auténtica y otra que llama tarea pedagógica que intenta aproximarse a una situación real pero diseñada ex profeso.
La autenticidad y sus complementos tenemos que encuadrarla dentro de una tarea, a poder ser real y evitar la pedagógica que podemos explicar como de segunda categoría.
Se podrá objetar a nuestro intento de establecer unas sólidas bases conceptuales para diseñar a posteriori una metodología bien sea para las clases cara a cara o para una de autoaprendizaje apoyada en una plataforma LMS, que la misión es imposible, que no existe la posibilidad y tenemos que resignarnos a las tareas pedagógicas o de segundo orden.
Nuestras experiencias e investigaciones con la construcción de Corpus nos permiten asegurar que las tareas reales existen y cumplimos con la autenticidad de Widdowson y nuestras ideas y aportaciones colaterales al principio.
Pero la diferencia de nuestro concepto de tarea-autenticidad-Corpus NO consiste en el empleo de un o unos Corpus pre-existentes sino en la construcción de nuestros propios Corpus.
Para el desarrollo y concepción de la metodología y de la adaptación de tareas que denominamos encadenadas ya que son consecutivas o concatenadas es esencial la plataforma virtual, nuestro concepto especialísimo de Corpus y la tutorización de la LMS.

El inventor de la autenticidad

Es Widdowson (1978:80) el que califica como ejemplos auténticos de utilización de la lengua, siendo a nuestro entender el creador de este principio de autenticidad que a partir de ese momento se introduce en la enseñanza de segundas lenguas y acompaña al enfoque comunicativo.
El Centro de Lenguas Modernas de Graz publica en 2002 un trabajo sobre la introducción de este concepto y la trascendencia de su incorporación a los Manuales de enseñanza de segundas lenguas.
Es, en concreto Newby el que desarrolló esta idea en el artículo Autenticidad dentro del trabajo antes mencionado. Define la autenticidad:

Au sens strict du terme, nous pouvons qualifier d’authentique un texte qui, à l’origine, a été créé à des fins non pédagogiques, mais qui a été « emprunté » par un auteur de manuel.

Estamos de acuerdo al cien por cien con la definición anterior y en ese sentido desarrollamos una metodología empírica de lingüística de corpus de utilización para nuestras clases de textos reales y actuales que construimos nosotros mismos – los docentes con el concurso de los alumnos – y que denominamos Corpus Didácticos-Culturales.
Hasta el momento los autores de textos destinados a la enseñanza de segundas lenguas proponían los clásicos ejemplos: the sky is blue y my tailor is rich.
El modo de pensar ha cambiado desde aquella lejana época y la perspectiva es diferente. Los alumnos piensan y se desenvuelven con libertad, los profesores disponen de mayor formación y los manuales que propone la dirección del centro son rechazados por no adaptarse a las demandas de alumnos y docentes.
Los manuales al enfoque comunicativo uso presumen en sus prólogos de ser comunicativos y de esa adhesión al parecer es suficiente para abordar cualquier tema de lengua.
Ha existido o existe una real oposición entre el mundo ideal del aula de ELE en la que se trabajan con textos y situaciones artificiales, con una estrategia no contrastada y no suficientemente comunicativa derivada también del uso de un registro de la lengua alejado del habitual que Newby califica como simplificado.
En el lado opuesto se encuentra la vida real o mundo real como lo califica el autor antes mencionado en la que se tratan situaciones reales adecuadas a la necesidad de expresar sentimientos o circunstancias actuales y reales y el empleo espontáneo de la lengua, que nosotros calificamos como uso oral implícito o automático.

La última opción es la deseada y la primera es la propuesta antigua que sucedía en las clases de lengua española sea materna o segunda y, que es preciso transformar acudiendo en nuestra ayuda el enfoque comunicativo y, antes que nada la idea clave, la autenticidad.
Contemplamos un paso adelante en muchos manuales que se esfuerzan en transformar las situaciones de un mundo irreal hacia posiciones auténticas de comunicación.
Cambian poco a poco los manuales, la metodología, mientras que los investigadores de la neurolingüística nos reafirman en la necesidad de una enseñanza realmente basada en textos de lengua auténticos.

Para ampliar el concepto de autenticidad, Newby clasifica sus diferentes tipos:

A) Autenticidad del texto, sean orales, escritos o gráficos (se refiere a los textos de los manuales).

B) Autenticidad del comportamiento: tareas, actividades y ejercicios a los que los docentes proponen a los alumnos y que leen, escuchan o ven.
Transcribimos del antes mencionado artículo de Newby de 2002 la parte referente a la autenticidad del comportamiento:

Authenticité du comportement

Cette catégorie voit l’authenticité du point de vue de l’élève et de la manière dont il utilise la langue vivante en classe. Pour l’auteur de manuel, cette approche aura une influence considérable sur le type d’activités, de tâches et d’exercices proposés à l’élève. Nous pouvons en outre examiner le comportement de l’élève sous deux perspectives: l’authenticité pragmatique et l’authenticité du processus.
Authenticité pragmatique: elle occupe une place importante dans l’approche communicative et pourrait se résumer selon les termes de Widdowson (1990, 46) comme un « comportement langagier normal pour parvenir à un résultat ». C’est à dire que, lorsque les élèves participent à des activités orales ou rédigent des textes écrits, ces tâches sont fortement intégrées dans un contexte (simulé) dans lequel les rôles, les situations, les types de textes et l’objectif sont clairement définis. Un exemple courant concernant la langue parlée est l’utilisation importante des jeux de rôles et d’activités de recherche d’informations dans lesquels les élèves assument un rôle bien défini et expriment leurs propres pensées dans un but précis afin de parvenir à un objectif précis. Dans de nombreuses classes, ce type d’activité orale a largement supplanté les discussions sur des « thèmes d’actualité » que l’on rencontrait fréquemment dans les cours de « conversation ». De même, pour ce qui est de la compétence écrite, de nombreux enseignants ont abandonné la rédaction traditionnelle en faveur de tâches liées à un contexte qui obligent les élèves à écrire et à utiliser certaines formules conventionnelles associées à un certain type de texte identifiable et authentique (lettre officielle, note dans un journal intime, etc.).
A la différence de l’orientation sociolinguistique de l’authenticité pragmatique, l’authenticité du processus est de nature psycholinguistique. Il s’agit d’un concept quelque peu abstrait qui concerne les processus mentaux utilisés dans la production et la compréhension d’une langue. Lorsqu’ils créent des exercices ou des activités, les auteurs de manuels tiennent compte depuis plusieurs années des processus psycholinguistiques dans un domaine, qui sont les compétences en compréhension écrite. Ceci transparaît dans le développement et le changement d’éclairage adopté par les types d’activités de compréhension que l’on peut trouver dans les manuels modernes: par exemple, le type d’exercice traditionnel de « questions en qui, que, quoi, où », qui exigeait simplement des élèves qu’ils répètent ou paraphrasent des sections du texte, est aujourd’hui complété par des tâches qui permettent à l’apprenant d’utiliser des compétences subsidiaires, par exemple parcourir un texte rapidement ou le lire attentivement, ou encore « réagir » à un texte et y apporter sa propre interprétation.

Newby, refiriéndose a la autenticidad personal escribe:

Les deux premières catégories auxquelles nous nous sommes intéressés présentent un grand intérêt pour l’auteur d’un manuel, car les décisions prises dans ces domaines auront une incidence sur les textes et les activités figurant dans nos supports. L’authenticité personnelle, cependant, concerne l’apprenant et si les décisions prises par l’auteur du manuel peuvent avoir une influence indirecte, le degré d’authenticité personnelle sera déterminé en fin de compte par l’apprenant lui-même et, dans une certaine mesure, par l’enseignant.
Certains pédagogues prétendent que, tout comme la motivation n’est pas une qualité que l’on peut imposer de l’extérieur, mais qui se développe au plus profond de l’apprenant, il faudrait de même regarder l’authenticité du point de vue de ce dernier. Selon cette perspective, l’authenticité n’est pas une propriété du texte, ni un aspect de la conception d’une activité, mais une construction mentale ou une attitude adoptée et développée par l’élève. En d’autres termes, plutôt que d’être le produit des supports pédagogiques et de la méthodologie, elle est l’aboutissement d’un processus d’investissement ou d’interaction avec les supports pédagogiques et la langue. Ceci posé, nous ne devrions pas parler de « supports authentiques », mais d’authentification de la part de l’apprenant, ce que Van Els (1996: 127) décrit comme « un investissement dans la compréhension et dans un objectif et la transparence dans l’interaction ». En d’autres termes, ce sont les élèves eux-mêmes qui définiront finalement leurs propres critères d’authenticité fondés sur leur propre interprétation de l’adéquation à leurs besoins et intérêts affectifs et fonctionnels, etc.
Cette conception reflète manifestement l’approche fortement autonome de l’apprentissage qui sera développée dans une autre section de ce livre. En tant qu’auteurs de manuels, elle implique que nous pouvons apporter notre contribution en intégrant le type d’authenticité décrite dans les deux premières sections et ainsi, peut-être, instaurer certaines conditions d’authenticité, tout en sachant que les activités que nous proposons ne recevront le label d’authentification que si elles sont comprises par la classe concernée.

La autenticidad del texto

La opinión de Newby es que la autenticidad de un texto radica en su origen, y, la clave consiste en que no haya sido ni escrito ni diseñado con fines pedagógicos.
Quedan, por tanto, en fuera de juego, las ilustraciones tradicionales de los manuales realizadas con ese fin. Serían muestras de ilustraciones con fines pedagógicos, por tanto en la opinión de Newby, no corresponderían con situaciones auténticas. Son textos que califica como inventados y por tanto, alejados de la realidad al haber sido creados con un objetivo pedagógico.
Propone la utilización de dibujos extraídos de periódicos o de tebeos como auténticos. Subraya que jamás existirán textos auténticos al 100%, ya que al trasvasar textos extraídos de la realidad a un manual , desde ese preciso instante ya se convierten en textos con fines pedagógicos y no figuran en su contexto real, ya que sería imposible traspasar el contexto completo al manual.
La pregunta que nos hacemos es si escogidos unos textos, por ejemplo, escritos se deben llevar a los manuales sin modificaciones o se pueden realizar someras adaptaciones o reescrituras con una finalidad determinada.

Los partidarios a ultranza de la autenticidad total no son partidarios de ninguna alteración, sin embargo, como indica Newby, sólo la utilización de un texto aunque sea extraído de un texto real, será necesario “cortarlo” y de esta manera lo habremos convertido al no encontrarse en su contexto, en algo, no exactamente auténtico al 100%.
Nuestra opinión es que rizamos el rizo si llevamos hasta el límite el copiar un texto íntegramente, sin mutilarlo; entendemos que la autenticidad tiene unas fronteras que coinciden con la pragmática del manual y del aula.
En cuanto a los textos orales se formula la misma pregunta, si los textos utilizados tienen que ser los reales de una determinada grabación con todas sus consecuencias de posibles defectos en la audición, o si transcribimos nosotros el mismo texto mejorando la audición para hacerlo más asequible a los alumnos. Nuestra idea es que si la audición es clara se puede usar la grabación auténtica, de otra manera, sería necesario volver a grabar el texto oral.
Newby añade a la autenticidad una nueva idea que denomina autenticidad de superficie para calificar a estos textos ligeramente modificados o en el caso de grabaciones no muy claras, regrabadas.
Alumnos y profesores al enfrentarse a estas regrabaciones sin saber que son modificaciones, no se darán cuenta de la inautenticidad de los textos.

Autenticidad de comportamiento

Es la actitud de los alumnos enfrentados a textos auténticos y la forma de usarlos en el aula. Esta actitud se puede analizar desde una doble perspectiva, la de la autenticidad pragmática y la autenticidad procedimental.
Widdowson (1990:46) explica la autenticidad pragmática como un comportamiento de la lengua normal para conseguir un resultado.
En el caso de actividades orales es preciso organizarlas en un ambiente en el que los alumnos desempeñan sus papeles en un escenario en el que los textos y las situaciones tienen objetivos claros. Un ejercicio posible, a partir de una noticia real que se ha producido, la búsqueda de información por los alumnos, en la que éstos producen sus opiniones y se suscita una discusión.
Este tipo de actividades orales son las preferidas por Germain y Netten que siguen las investigaciones neurolingüísticas de Paradis (2004 y 2009) en el sentido de su preferencia por la enseñanza del lenguaje oral de forma implícita siempre trabajando con textos auténticos.
Newby se acerca a posturas psicolingüísticas al definir la autenticidad procedimental como un concepto que no define pero que califica como abstracto y que concierne a los procesos mentales utilizados en la producción y comprensión de la lengua.
Aunque el artículo de Newby es editado por el C.L.M. de Graz en 2002, el taller de donde procede el trabajo es anterior, de 1997 año en el que ni Paradis ni Germain y Netten habían publicado sus últimos trabajos: Paradis en 2004 y 2009, y Germain y Netten en 2010. Estos investigadores han ampliado los trabajos en el área de la psicolingüística a la neurociencia y el estado de la cuestión está mucho más clarificado al conocerse el funcionamiento bastante preciso de las memorias declarativa y procedimental, siendo los ejercicios propuestos por Germain y Netten bastante diferentes a los de Newby. Me remito a nuestro Curso de Didáctica de ELE de próxima publicación en el que pasamos revista con amplitud a las investigaciones de Paradis y de Germain y Netten en el que proponemos unas actividades en la línea de los investigadores franco-canadienses con ligeras modificaciones y en los que introducimos nuestros criterios de “ampliación del léxico” de acuerdo con la TST, o Teoría Significado-Texto.

La enseñanza de la gramática, propuestas de Newby
La gramática presenta dificultades derivadas de su irregularidad. Las propuestas de ejercicios gramaticales auténticos no parecen fáciles. Newby propone comparar los ejercicios gramaticales con unas “matemáticas pedagógicas”. Nuestra opinión es que las ideas de Newby quedan desfasadas en la lejanía del tiempo (1992) y contestadas por las actividades de Germain y Netten mucho más comunicativas.

La autenticidad personalAfecta a los alumnos y a su motivación. La autenticidad personal, supone que previamente se han cumplido las condiciones de autenticidad de textos por los autores de manuales o por los ejercicios de los docentes, y que es una actitud “personal” de los alumnos.
Es como dice Newby, el final del proceso de interacciones entre los “soportes pedagógicos” y la lengua. La autentificación del proceso queda en manos de los alumnos que deciden si las propuestas de manuales y docentes son realmente comunicativas y, por supuesto, auténticas. Esta idea de autentificación por los estudiantes encaja en lo que se denomina el “enfoque autónomo del aprendizaje” que tratamos en otro trabajo.

La autenticidad como objetivo de los libros de texto de ELE
Newby plantea tres consideraciones o “escenarios” tipo que pueden influir y modificar el concepto de autenticidad y su aplicación o no en los manuales y en el aula de ELE:
A) El del mundo exterior: se trata de reconstruir el mundo exterior y su realidad en el aula siempre y cuando sea realizable.
B) La realidad del aula en sí misma: la propia aula es “un mundo” real para alumnos y docentes que tiene su “lenguaje particular”: silencio, fulanito pasa a la pizarra, escuchad por favor…
C) La intervención pedagógica: necesidades de ejercicios como los gramaticales implican en algunos casos el chocar contra el principio de autenticidad. En estos casos, se trata de solventar esa contradicción posible entre la autenticidad y la pedagogía; pero siempre la corriente que debe imperar es la autenticidad.

¿Qué temas se deben incluir en los libros de texto?
Hemos hablado del mundo exterior real. Se trata de reproducir los textos de los periódicos a ser posible digitales y con noticias actuales, twittrelatos, audiciones de radio o televisión que tengan interés y utilidad.
El registro de la lengua utilizado en el caso de textos orales debe ser el coloquial; si analizamos y empleamos textos escritos el registro es el culto o español estándar variedad peninsular. Nosotros mezclamos en el oral el registro coloquial-vulgar porque es el que nuestros alumnos se van a enfrentar cuando se van “de marcha” o de tapeo.
En definitiva el texto auténtico es un texto real, extraído de un periódico actual o de una conversación entre individuos de un grupo semejante al de la clase. La autenticidad consiste en reproducir la realidad y la actualidad al mismo tiempo.
No tendría sentido escoger un texto periodístico que contenga una noticia obsoleta desde el punto de vista informativo, ni reproducir conversaciones que poco o nada tengan que ver con el mundo real de los alumnos de una clase. Se trata no de aproximarnos a la realidad, sino a convivir con ella.
Esta autenticidad motiva a los estudiantes porque comprueban el valor de la clase y que contemplamos situaciones auténticas de comunicación.
Si la autenticidad es la puerta de entrada y la base sobre la que se debe apoyar la metodología de nada podríamos utilizar y conseguir textos auténticos si no tuviéramos esas dos maravillas de la tecnología digital que son los Corpus textuales y las plataformas virtuales.
Todo el diseño de la metodología lo fundamentamos en la autenticidad; este precepto que calificamos con categoría de mandamiento lo conseguimos con la extracción y construcción diaria de textos de Internet centrándonos en una línea de enseñanza del Español General en artículos sobre temas culturales, sociales, de la vida real con intenciones de utilidad. Los temas tienen que ser actuales de manera que muchos de los textos del corpus pueden quedar desfasados en cualquier momento; el formato del Corpus consigue eliminar lo innecesario o lo que pierde actualidad o utilidad.
Así un artículo sobre cómo defenderse de los mosquitos NO procedería en una clase con alumnos chinos en invierno, pero si en Europa en verano cuando los zancudos pican a rabiar. Un tema sobre la alergia del polen de primavera es analizable en esta temporada cuando la enfermedad mantiene su esplendor.
Es nuestra gran ventaja sobre los manuales cerrados, escasamente útiles e inespecíficos. Los Corpus incorporados día a día son auténticos, actuales, útiles y específicos si dejamos correr la imaginación de cada alumno.
Nuestra insistencia en alojar los Corpus en un sistema LMS consigue que cada alumno siga la metodología marcada con un interés personal. ¿Pueden los manuales ofrecer lo mismo?
El desarrollo de tareas centradas en los Corpus desarrolla la lectura, la comprensión lectora, la ampliación del léxico y sus unidades plurilexemáticas, la redacción de escritos y en general todo lo que necesita un usuario.
Las tareas orales las mantenemos en las clases presenciales siguiendo los preceptos de Paradis, Germain y Netten.

Nuestro concepto de Corpus con contenidos específicos los denominamos Corpustext al considerar sus contenidos como un manual pero dos grandes ventajas:

• Su precio: gratuito
• Sus contenidos actuales y útiles
• Su especificidad
• Las posibilidades de acceder a múltiples tareas de investigación sobre la lengua fáciles, sencillas y baratas.
El carácter abierto de los Corpus que nunca cerramos lo pone como el único manual auténtico.

Corpus para lenguajes específicos
Recalcamos que la idea nuestra de especificidad NO tiene relación alguna con los lenguajes de especialidad.
A la pregunta si es posible enseñar estas lenguas especiales o tecnolectos respondemos con rotundidad, SÍ.
Por supuesto que para diseñar una metodología para la enseñanza de un curso de Inglés o de Español necesitamos el currículo del Centro de Formación que se sobreentiende debe existir. Los temas del Curso los organizamos mediante la construcción de un Corpus que al final del Curso se habrá convertido en un enorme contenedor de textos sobre el temario y que los alumnos habrán ido clase a clase y luego a través de la plataforma añadiendo, modificando y resumiendo. Es posible que al final los usuarios hayan redactado ellos mismos tutorizados por el docente un excelente manual –como no, ya casi casi obsoleto- con el syllabus del curso y con los últimos conceptos del momento.

La construcción del Corpus les habrá obligado a leer, a recoger el léxico desconocido en un libro personal, a redactar resúmenes, a analizar los textos desde el prisma lingüístico del software de lingüística de corpus, a ejecutar investigaciones, etc. , todo ello dirigido por el profesor-tutor online.
Además de forma transversal habrán mejorado su competencia digital, mejorando sus Words, su navegación por campus virtuales y el manejo de herramientas de software de Corpus.
Al ser la mayor parte de las herramientas de corpus de origen inglés y estar redactadas sus instrucciones de uso en la lengua británica, los alumnos aumentarán sus conocimientos del idioma de Shakespeare.

Sentadas las bases nos queda explicar conceptos de e-learning y sistemas LMS como soportes de las clases presenciales y de su continuación fuera del ámbito cara a cara.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: