Español en América

abril 14, 2013

Conceptos de e-learning para la enseñanza de L2 y del Español de los Negocios

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:44 pm

Tracking

Hablar de plataformas LMS y no mencionar el concepto de tracking es como escribir sobre los ríos y no mencionar el agua.
El tracking va unido de manera íntima a una FAD, a las plataformas LMS y es una herramienta esencial que nos sirve para evaluar a los usuarios y para obtener valiosos informaciones sobre el desarrollo de una FAD concreta para obtener conclusiones y modificar fallos o errores en la concepción o en la tutorización.
Dejémonos de cuentos y vayamos al grano. El término track es inglés y entre otras acepciones figura la de trazo. El tracking es pues el trazo o mejor en su plural, los trazos en forma de datos que nos suministran las plataformas LMS durante y al final de la formación.

Los datos suministrados se refieren a:
• El tiempo invertido por cada alumno en la plataforma
• Número de conexiones efectuadas
• Datos sobre las autoevaluaciones de los ejercicios interactivos (si los hay)
• Participación y entradas en el foro o en cada uno de los foros
• Participación en los chats si los hubiere
La mayor parte de las LMS suministran el tracking; conviene asegurarse antes del empleo de una LMS dada si los módulos de la formación o SCO (Sharable Content Object) son compatibles entre sí. Si la SCO de la formación no es compatible con nuestra plataforma, NO recibiremos el tracking. Ni que decir tiene que la inmensa mayoría de las plataformas LMS habituales poseen la compatibilidad y nos suministrarán el famoso tracking.
La función de tutor profesional exige el tracking; en definitiva que es una pieza esencial en una FAD

Software para el diseño de FADs

Numerosas empresas de programación ofrecen software para facilitarnos el diseño de e-learning y suministran a los promotores de cursos y a los docentes la ejecución de una FAD sin que nos compliquemos la vida en su concepción.
Los docentes preparan sus Power Points y la aplicación consigue que el formato PPoint se transforme en contenidos.
Nosotros preferimos nuestro propio diseño aunque sea más “rústico” y no posea la elegancia de un profesional de las artes y diseños gráficos.
Añadimos que la mayor parte de las LMS son sencillas de manejar y la organización de contenidos se realiza sin mayores complicaciones.
Distinguimos entre un diseño “profesional” para vender una formación de manera masiva y un empleo de la LMS para continuar con la enseñanza presencial de un curso específico del Español de los Negocios en el que tanto los contenidos como las tareas pueden cambiarse, modificarse y/o ampliarse a lo largo del año escolar. En este caso el propio docente y diseñador es a la vez tutor online y es habitual realizar frecuentes “ajustes” tanto en los contenidos como en los recursos utilizados.

Advertencia
Cada vez son más los alumnos que usan dispositivos móviles tales como smartphones, IPhones, tabletas IPad, etc. Esto da lugar a un nuevo concepto de móvil-learning en el que los distintos lenguajes de los dispositivos impiden la intercambiabilidad de los módulos.
Casi todos los programas de las LMS emplean la tecnología FLASH que es incompatible con los productos móviles de Apple de forma que muchos conceptores de FADs ante la enorme difusión de los MacIntosh optan por diseñar sus formaciones en el formato HTML5 que es compatible con todos los dispositivos.

Duración de los Módulos de una FAD
Suele ser habitual distribuir un curso de e-learning en Módulos que pueden o no coincidir con los Temas o Capítulos de una formación presencial.
El enfoque de nuestra propuesta de LMS se refiere a la continuación o complemento de una metodología presencial en la que insistimos en la construcción del conocimiento mediante una herramienta de Corpus digitales. La facilidad de las plataformas virtuales hace que su empleo sea imprescindible si pretendemos incrementar el ritmo de aprendizaje y que los discentes se manejen de forma autónoma y se motiven a través de la búsqueda de sus especificidades.
La duda que se plantea al inicio del diseño de una FAD se refiere a cuál es la equivalencia entre las duraciones de una FAD y del mismo contenido o Módulo en una formación cara a cara.
Las jornadas de enseñanza presencial suelen prolongarse alrededor de seis por día. La normativa de la mayoría de países impide que las clases superen los 60 minutos siendo lo común sobre los 50 minutos con descansos de diez minutos.

Para la comparación de tiempos para un módulo es preciso señalar la elevada tasa de abandono de las FADs debida o a una falta de motivación, a una deficiente tutorización o a estar mal calculados la duración de los módulos.
Por otra parte aunque el trabajo en “soledad” frente a la pantalla del ordenador/computadora convierte en aburrida la formación, por otro lado la concentración del alumno frente al estudio de los contenidos es mayor que en presencial y se estima que la velocidad de aprendizaje puede ser de dos a cuatro veces mayor (se necesita investigar esta afirmación que puede ser un tanto atrevida).
Nuestra opinión es que cuando programamos un curso en presencial de 40 horas, en FAD o e-learning su duración efectiva puede ser de 20 horas.

En el cómputo de las horas dejamos fuera los trabajos solicitados en una u otra clase de formación que pueden ser en grupo o individuales.
A este respecto tanto en una FAD como en una formación cara a cara somos partidarios de los trabajos en grupo siempre y cuando los grupos sean homogéneos. También señalamos que muchos de los aprendientes NO les gusta las FADs con muchos alumnos y prefieren bien los trabajos individuales o bien una tutorización individual.
Algunas empresas proponen FADs sin tutorización ni individual ni grupal. Nos oponemos frontalmente a este tipo de FAD NO tutorizada porque el fracaso está garantizado.
De la misma manera que pensamos que la tutorización es sinónimo de FAD, de forma idéntica que el tracking es esencial en la elección de una LMS, la ausencia de tutorización diluye la filosofía de la enseñanza a distancia de la que somos firmes partidarios y defensores a ultranza.

Algunos autores piensan que las FADs son la enseñanza del futuro, nosotros creemos que es el presente y el que no se acostumbre a manejarlas, diseñarlas y tutorizarlas se encuentra en fuera de juego.
Al anterior post sobre la “autenticidad en las formaciones a distancia” y su necesidad ineludible, el criterio obliga al empleo de Corpus como materiales en las LMS.

La combinación de LMS, Corpus y tutorización es, a nuestro entender, la piedra filosofal de la enseñanza de Segundas Lenguas, siempre y cuando se entienda el concepto de Corpus como contenedor de comunicación por encima del lingüístico puro.
Y en el caso de un curso de lenguas de especialidad y, en concreto, del Español de los Negocios, la metodología es la única posible para conseguir el triple objetivo:

• Aprender la lengua española con una función comunicadora oral y escrita
• Aprender los contenidos de “negocios” del currículo del curso
• Aprender las características específicas de
• Léxico del Español de los Negocios y sus unidades plurilexemáticas
• Gramática

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: