Español en América

junio 13, 2014

Descafeinado de máquina corto de leche

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 4:09 pm
Tags: , , ,

 

Por un día y, sin que sirva de precedente vamos a estudiar desde el prisma del léxico y en concreto de sus locuciones y colocaciones las especificidades del lenguaje de las cafeterías y, en concreto de las españolas.
Si ustedes viajan por España les conviene conservar este trabajo y verán que lo escrito es cierto.
Cuando un empresario del sector de hostelería solicita nuevo personal exige a sus futuros empleados un máster en conocimiento cognitivo.
No conocemos la razón pero de la misma forma que no se ponen de acuerdo en cuanto a si quieren monarquía o república o si van a estudiar euskera o catalán -dos lenguas globales que, incluso el Instituto Cervantes promueve a lo largo y ancho del universo- mucho menos se ponen de acuerdo a la hora de pedir un café.
Lo sorprendente no es que pidan lo que les provoque -empleando un vocabulario venezolano- sino que aunque el camarero o la camarera están al borde del infarto, consiguen volver a la mesa y venir con el pedido exacto y, además no se equivocan con lo que cada una ha pedido.
Vayamos con el léxico específico de las cafeterías españolas.
Quiero un café con leche con leche fría
El siguiente prefiere que el café sea descafeinado pero la leche tiene que estar caliente
Es imposible que la petición a continuación coincida con las anteriores: cortado con una gota de leche fría. Otra variante es que en vez de que la leche esté fría tenga que estar caliente pero una gota no será suficiente y puede que sean dos o incluso tres.
La solicitud nueva es muy especial, el café es descafeinado pero de sobre, y los complementos pueden ser agua, leche, fría o caliente, incluso templada variando las cantidades tanto de uno como del otro ingrediente.
Los cafés pueden ser cortos o largos indicando lo primero que lleva poco del negruzco líquido o mayor cantidad.
Ahora llega otro tipo de decisión: taza o vaso.
Los más elegantes nos inclinamos por la taza que, además puede ser grande de desayuno o pequeña… Pero si usted se inclina por el vaso puede decidirse por uno de reducidas dimensiones o por uno de mayor tamaño que denominamos tabernario.
No, no crean que este post termina aquí pues queda algo central en el café es si, lleva azúcar o si usted se encuentra a régimen la elección correcta es la sacarina…
Un pedido normal puede ser un café descafeinado de sobre con agua y leche caliente con sacarina pero otro perfectamente usual es un café corto de café con leche fría y este comensal no quiere ni azúcar ni cualquier otro endulzante.
¿Comprenden ustedes porqué los españoles no se ponen de acuerdo en casi nada, ni siquiera a la hora de pedir un café?
Y no vamos a entrar en las lenguas cooficiales euskera, catalán y gallego donde además del batiburrillo o caos anterior se añade la posibilidad de expresarse en las anteriores lenguas globales:
Un cafellet si us plau o cafesnia bat. Si no lo entienden el Instituto Cervantes ofrece cursos en estas lenguas para cuando viajen por España…
Los portugueses mucho más inteligentes y prácticos que los hispanos llaman al café con leche “meia de leite” y al café cortado “pingo”. Un “pingo” es una “gota” en el caso del cortado, una gota de leche.

Los brasileiros denominan “pingo” a un dulce de leche.

Gracias por la comprensión, lo necesitaba.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: