Español en América

junio 8, 2016

Dar buena cuenta

Filed under: Humor y lengua,Política ficción — Mercedes @ 5:43 pm
Tags: ,

El diario digital de información financiera El Economista publica un artículo http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7620486/06/16/La-competitividad-clave-para-nuestro-futuro.html   del presidente español, Mariano Rajoy, en el que describe la fantástica gestión de sus cuatro últimos años de gobierno. Podemos estar o no de acuerdo con su actuación que el mismo describe en un ejercicio de egolatría.
No dudamos que en el desierto intelectual de España, Rajoy es un activo único, lo mejor que tenemos y, por supuesto, que él es el primero en creérselo.

Si su gestión de la deuda pública, el gasto incontenible y desbocado se encuentra al mismo nivel que sus artículos podemos decir que el último apague la luz. Que vengan Ciudadanos, el PSOE o incluso Podemos que a ese tenor es difícil hacerlo peor.

Los comentarios suelen ser más divertidos que la enjundia aburrida del autor. Uno de los críticos se refería a que el artículo podría estar escrito por un becario. A los pobres los desdeña todo el mundo, pero, en este caso no se merecen ser autores de este desaguisado.

La soberbia de Rajoy, un excelente activo español, le hace escribir sus artículos. Hecha la introducción, vayamos al grano.
Llama la atención el extraño empleo de las locuciones:

<Porque el hecho de que hayamos podido recuperar ya un millón y medio de los empleos que se perdieron en la larga travesía de la crisis económica da buena cuenta de la velocidad de crucero a la que hemos creado empleo en los dos últimos años. Pero aún no es suficiente>.

Rajoy interpreta la locución verbal <dar buena cuenta> como mostrar, exhibir o enseñar cuando significa más o menos lo contrario: dar por terminado, acabado o si hablamos de comida, la consumición total de esta.

Rajoy, pensará que nuestra humilde opinión no se encuentra a su altura. Por eso acudimos al DRAE que nos presenta su definición y una única acepción:

http://dle.rae.es/?id=BaAYElz

dar buena cuenta
1. loc. verb. Dar fin a algo o consumirlo. Dio buena cuenta de la comida.

Nuestro diccionario oficial no es ni mucho menos perfecto – como Rajoy – por esta razón solemos consultar los también académicos corpus CREA, CORDE y CORPES siglo XXI en los que aparecen de forma mayoritaria la interpretación del diccionario DRAE.

En nuestro blog, dedicado al léxico y su combinatoria escribíamos el 23 de agosto de 2012:
“Dar cuenta y darse cuenta” explicábamos estas locuciones:

https://espanolenamerica.wordpress.com/2012/08/23/dar-cuenta-y-darse-cuenta/ ,

agradecemos a Rajoy su inestimable ayuda en completar el trabajo con la locución dar buena cuenta.

Nos preocupa la salud económica de España, y es alarmante que Rajoy nos amenace con esa lapidaria frase: <Aún no es suficiente.> ¿Piensa sumirnos en más recortes, paro?

Con independencia de la posibilidad tangible de una larga caminata entre tinieblas, las incongruencias del estilo inconfundible de Rajoy nos permite aseverar que, además, es racista: la inmensa mayoría de políticos y gobernantes cuando se ponen a ejercer el duro y viejo oficio de escribano y conscientes de sus limitaciones, acuden a los servicios de un negro literario.
Rajoy, seguro de sí mismo, ególatra, prefiere dar buena cuenta de los negros y ni corto ni perezoso nos ofrece la calidad de su prosa.

Pero si las locuciones no son lo suyo, el texto ofrece muestras de su incapacidad de superar la reválida de primaria, en lo referente a la prueba de lengua española:

><A los españoles se les presenta el 26 de junio dos alternativas diametralmente opuestas de política económica. Cualquier zote vería la necesidad de añadir una ene en el verbo presenta.

Las reglas tácitas de la buena escritura en español nos prohíben los adverbios en <mente> y más aún cuando estos son de dimensión superlativa como <ampliamente>, <afortunadamente>, <definitivamente>, <diametralmente>, <simultáneamente>, <prácticamente> o <singularmente> que repite sin dar descanso al lector..

Vayamos por partes:
En qué quedamos, ¿hemos conseguido… que me encontré…?

Sea consecuente, aunque sólo sea desde el prisma de la escritura: si hemos conseguido…. También habrá que poner nos encontramos… ¿Siempre le traiciona su ego?
Si su forma de escribir no se corresponde con su cargo de Presidente de Gobierno la estructura del texto tampoco es coherente. Rajoy empieza su perorata:

<Si dirigirse a los lectores de un diario como el Economista es siempre un privilegio, hacerlo con motivo de su décimo aniversario es una gran satisfacción. El impulso emprendedor que caracterizó a los fundadores de este medio hoy se ve ampliamente reconocido en esta celebración.


Es un referente de la prensa económica y, singularmente, en su ámbito digital. Es además una oportunidad para poder explicar lo mucho que los españoles hemos conseguido, y lo mucho que aún nos queda por hacer.>

La frase en negrita debería, señor presidente haberla colocado en el párrafo anterior, porque hace alusión al diario ElEconomista.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: